carta que la Dra Caldicot envió al presidente del COI

Hola amigos, cuelgo aquí parte de un articulo que describe la forma en que el gobierno japones esta impidiendo que nuevos estudios médicos y/o científicos pongan de relieve lo que a todas luces ocurre en el país: que esta altamente contaminado. Concretamente la locura de albergar en dicho país unos juegos olímpicos es puesto en entredicho por la prestigiosa Dra. Hellen  Caldicot, a la cual espero dedicarle algún articulo en breve.

El articulo original titulado Unwelcome Science: Japan Ignores UN Rapporteur’s Call for Better Fukushima Health Measures 

………………………………

Tokio será la sede de los Juegos Olímpicos de Verano de 2020. Una preocupación principal del Comité Olímpico Internacional (COI), el organismo que organiza y supervisa los Juegos Olímpicos, en la concesión de los Juegos de Tokio era el estado de Fukushima y sus problemas actuales. El primer ministro de Japón, Shinzo Abe salió personalmente y entonces presidente del COI, Jacques aseguró Rogge que Fukushima estaba “en buenas manos”.

A medida que el New York Times Consejo Editorial dejó claro el 21 de marzo, el estado actual de la limpieza es “vergonzosa” – sin duda no en buenas manos. Y a medida que los científicos de dentro y fuera de Japón, nos dicen, no hay suficientes experimentos en curso para darnos una imagen clara de la situación ambiental, científico, o la salud en Japón, no importa nos aseguran que es seguro.

A principios de este año, Helen Caldicott, MD, envió una carta a Thomas Bach, el actual presidente del COI ( bio ), destacando ocho preocupaciones por la salud de nuestros atletas olímpicos enviados a Tokio en 2020.

El texto completo de la carta está impreso debajo y disponible en PDF . Como he impreso anteriormente, la mejor manera para hacer frente a Fukushima como una amenaza de seguridad para los Juegos Olímpicos será cuando las “manos seguras” incluyen los de Japón, el COI, y los expertos científicos y de ingeniería internacionales. Será este consorcio preocupa que evaluar y confirmar que todo lo que se puede hacer para mitigar la amenaza de Fukushima ha sido identificado y que la acción apropiada y oportuna ha sido tomada. Ese será el más respetado Medalla de oro de los juegos.

 

23 de enero 2014

Estimado Sr. Bach:

Me dirijo a usted como médico y pediatra que está bien versado en los efectos médicos de las radiaciones atómicas y los contaminantes radioactivos que han sido liberados en el medio ambiente de las plantas de energía nuclear de Fukushima Daiichi lisiados. (Mi CV se puede encontrar en helencaldicott.com )

Tengo una profunda preocupación por la salud y el bienestar de los atletas que han entrenado tan duro y tan largo para ser elegibles para competir en los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio.

TEPCO ha identificado más de 60 variedades de contaminantes radiactivos artificiales a partir de muestras de agua contaminada que se recogen en una base diaria. Muchos de estos contaminantes – por ejemplo, variedades radiactivos de cesio (Cs-137), de estroncio (Sr-90), y yodo (I-129) – no existen en el medio ambiente natural antes de la llegada de la fisión nuclear. Así, los niveles de fondo naturales de tales contaminantes radiactivos son cero, pero una vez liberados en el medio ambiente seguirán siendo potencialmente peligroso por siglos.

Mis preocupaciones son las siguientes:

1. Partes de sí Tokio están radiactivamente contaminados como resultado de las consecuencias del accidente de Fukushima Daiichi, hace casi tres años. Las muestras recogidas al azar en apartamentos, el musgo que crece en los techos y el suelo de las calles ha sido probado por diversos elementos radiactivos y se ha encontrado como muy radiactivo. Las referencias pueden estar disponibles bajo petición.

2. Esto significa que los atletas estarán sometidos a inhalación o ingestión de polvo radiactivo que emite alfa, beta y / o gamma, así como la exposición a la radiación gamma (como los rayos X) que emana de la contaminación en el suelo y en las calles.

3. Gran parte de los alimentos que se venden en Tokio está contaminado con contaminantes radiactivos, después de haber sido cultivado en la prefectura de Fukushima en el estímulo del gobierno japonés. (Es imposible probar u oler elementos radiactivos en los alimentos, y el seguimiento de cada artículo para ser consumidos no es práctico.)

4. Muchos de los peces capturados en la costa este de Japón llevan alguna carga de elementos radiactivos, de hecho, algunos están muy severamente contaminados. Este es un problema constante, durante casi tres años entre 300 y 400 toneladas de agua subterránea contaminados por la radiactividad ha estado llegando en el Océano Pacífico a diario por debajo de los reactores dañados.

5. Si los atletas consumen alimentos contaminados por la radiactividad o beben té radiactivamente contaminado u otros líquidos, algunos de ellos años después desarrollaran cáncer o leucemia. El tiempo de incubación para estas enfermedades esta entre cinco a ochenta años, dependiendo de los radionucleidos particulares y los órganos afectados.

6. El gobierno japonés está incinerando residuos radiactivos y algunas de las cenizas radioactivas resultantes están siendo objeto de dumping en la bahía de Tokio, donde se espera que los atletas remen y hagan ejercicio.

7. Otra preocupación importante es que de aquí a 2020, las emisiones adicionales de contaminantes radiactivos podrían producirse a partir de los reactores de Fukushima Daiichi. Los edificios de las unidades 3 y 4 están gravemente dañados por el terremoto original y explosiones posteriores, sino que también podrían colapsar en caso de sufrir otro terremoto superior a 7 en la escala de Richter. Si eso ocurre, hasta 10 veces más cesio radiactivo que fue lanzado en Chernóbil podría ser liberado en el aire. Tal evento podría agravar considerablemente los problemas de contaminación existentes en Tokio y plantean grandes peligros a los atletas.

8. En el sitio de Fukushima Daiichi, hay más de 1.000 enormes tanques de metal apresuradamente construidos que sostienen millones de galones de agua extremadamente radiactiva, con un adicional de 400 toneladas que se bombea hacia fuera de los reactores dañados en una base diaria. Algunos de estos tanques fueron puestos juntos por trabajadores sin experiencia y que se mantienen unidos con pernos inoxidables, selladores de goma, tubos de plástico y cinta adhesiva. Otro gran terremoto probablemente romperá muchos de estos tanques liberando así los volúmenes adicionales de agua altamente contaminada en el océano Pacífico, al norte de Tokio.

Es por estas razones que recomiendo encarecidamente que os animáis como Comité Olímpico Internacional a crear un equipo de evaluación independiente de expertos biomédicos, que no tienen ninguna relación financiera o de otro tipo con la industria de la energía nuclear o de sus organismos reguladores, para llevar a cabo una investigación diligente de todos áreas pertinentes para determinar el alcance de los problemas de salud radiogénicos antes de permitir a los ambiciosos planes de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 para proceder demasiado. Además, es imprescindible que el equipo de evaluación de entender e informar sobre el estado actual peligrosa de los reactores, los edificios de los alrededores, los problemas de flujo de aguas subterráneas subterráneas, así como los tanques de almacenamiento multitudinarios en la superficie llena de millones de galones de agua contaminada.

Atentamente, Helen Caldicott MBBS, FRACP

Midiendo contaminación radiactiva en alimentos

En anteriores artículos como en el que explicaba que la reacción nuclear artificial a la que sometemos el combustible nuclear en las “teteras atómicas” crea innumerables  fragmentos de la fisión dejaba claro que estos nuevos elementos radiactivos pueden escapar y ciertamente escapan del control al que son sometidos en las centrales nucleares.

Estos radioisotopos o nuevos elementos inestables y por ende radiactivos una vez liberados en el medio ambiente suelen terminar en la cadena alimentaria de algún ser vivo y recordemos que el hombre esta arriba del todo en lo que se refiere a cadenas alimentarias.

cad_alim_hombre

 

Siguiendo con este tema de los radioisotopos radiactivos en la comida que irán a parar a nuestro cuerpo de uno u otro modo…yo desde luego veo inevitable el tener que compartir nuestro espacio vital con estas substancias tan dañinas para nuestro ADN y que poco a poco terminaremos ingiriendo…

Radioisotopos y su querencia por ciertos órganos

Y aquí es donde se complica la cosa, ya que aunque nuestras instituciones deberían protegernos de estos indeseables elementos radiactivos que recordemos han ido a parar al medio ambiente por el uso indiscriminado de armas atómicas, aquellos famosos barriles que eran arrojados al mar, las modernas tuberías que emiten libremente gases radiactivos al aire o los accidentes como el de Fukushima…realmente se preocupan mas por el comercio que por la salud de sus ciudadanos.

En otra ocasión hablaremos del vergonzoso acuerdo entre la OMS (la agencia que vigila la salud de la humanidad) y la OIEA (la agencia que controla la seguridad nuclear a nivel mundial) y que en uno de sus artículos dice así:

Siempre que cualquiera de ambas organizaciones tenga el propósito de iniciar un programa o actividad relativo a una materia en que la otra organización esté o pueda estar fundamentalmente interesada, la primera consultará a la segunda a fin de resolver la cuestión de común acuerdo.

En el foro de burbuja.info y mas concretamente en el hilo donde se habla del desastre de Fukushima  ya hemos discutido en mas de una ocasión que los contadores geiger normales no son el instrumento mas adecuado para comprobar la presencia de dichas partículas calientes en nuestra comida, mucho menos si se trata de emisores en radiación alfa…que aunque nuestros amigos pronucleares nos digan que es inofensiva sabemos que una vez dentro del cuerpo y alojada dicha partícula emisora en radiación alfa en el lugar apropiado puede estar bombardenado células sanas durante años causando dios sabe que.

 

Los contadores geigers normales utilizan para detectar la radiación unos tubos llamados de geiger-muller y los de mayor calidad pueden llegar a medir radiación alfa. Dichos geigers son los del tipo “tubo GM pancake con ventana de mica“, como por ejemplo el Inspector, modelo Alerta Inspector con ventana de mica LND712 o el modelo superior EXP con ventana de mica LND7317

InspectorAlertv2

 

el PRM-9000

PRM-9000

 

o el Ludlum Model 2401-P (hay muchos mas, solo por citar algunos).

ludlum 2401-P

Cuando hablo de la pantalla de mica, vaya situada en el propio aparato de forma compacta o en un mango externo, hablo de esto:

ventana de mica

 

Luego tenemos aparatos relativamente mas caros como el gamma-scout tambien equipados con dicha ventana de mica…pero los tres anteriores son relativamente mejores calidad-precio.

gamma-scout

También los hay mas básicos que no hay que recomendar para hacer mediciones en los alimentos ya que están diseñados fundamentalmente para medir la radiación gamma del entorno. Uno de los mas populares y económicos es el Terra-P, aparato fabricado en serie por el desgraciado accidente de Chernobyl.

terra-p

Estos aparatos aunque son muy eficaces para determinar la radiación externa de los objetos o la radiación ambiental no lo son tanto para determinar una mínima presencia de contaminantes radiactivos en la comida , como bien podemos leer:

 

Desde Fukushima, se ha desarrollado un gran interés en la aplicación de control de alimentos y agua para la posible contaminación por radiación. Estas son las opciones:

 

-Confíe en las agencias gubernamentales, como la EPA (Environmental Protection Agency) y la FDA (Food and Drug Administration) en los EE.UU.,

-Adquirir el mismo equipo utilizado por las agencias y llevar a cabo sus propias pruebas. Estos incluyen los dispositivos especializados, como los analizadores multicanal para espectrometría gamma, etc, que son bastante completo y capaz de detectar niveles muy bajos de contaminantes, junto con isótopos que están presentes.

-Adquirir un detector de radiación personal que, aunque no es tan eficaz o completa como las alternativas anteriores, es fácilmente disponible para la persona común y fácil de usar.

En el campo de los detectores de radiación, los dos diseños más populares son los contadores de centelleo y contadores Geiger . Muchos contadores de centelleo son más sensibles en general, y capaz de detectar cierta radiación en mayores rangos. Estos dispositivos tienden a ser más caros que los contadores Geiger, y generalmente más grandes, más especializado, y menos compacta en el diseño.

El diseño más popular de detector de radiación es un contador Geiger , ya que es fácilmente disponible, fácil de usar, de diseño compacto, en muchos casos, y en una gama de precios asequibles. Y algunos modelos son muy sensibles. Así que para alguien que decide utilizar un contador Geiger para comprobar la comida y la bebida de la contaminación radiactiva, ciertos criterios se recomiendan:

Su tubo Geiger-Mueller (GM) debe ser de un tipo que también puede detectar Alfa radiación , en virtud de la incorporación de una ventana final de mica delgada .

 

El mayor diámetro de dicha ventana final de mica fina, la más eficiente, sensible, y completa será la prueba. Estos grandes se conocen como Pancake tubos GM, como en la línea de inspector de instrumentos.

 

El contador Geiger debe leer en un Digital pantalla , preferido sobre un medidor analógico, para la cuantificación de bajos niveles de radiación que pueden estar presentes.

 

El instrumento debe ofrecer un sistema automático Recuento Temporizado o temporizado Medición característica que es necesario revelar niveles menores de contaminación que una exploración momentánea podría perderse.

 

Pero comprobar de una manera rigurosa y “científica” dicha presencia de radionucleidos indeseables en nuestra comida es bien difícil como podemos leer en cualquier web de los fabricantes de dichos aparatos:

 

La medición precisa de la radiación en los alimentos requiere un analizador de múltiples canales y un horno especial de incineración la comida para concentrar la radiactividad. Nuestros instrumentos han sido utilizados con fines experimentales, educativas y de cribado en el control de los alimentos.

 

Medición de la radiación en los alimentos es difícil. La radiación de origen natural en los alimentos ricos en potasio (como los plátanos, cuando se seca en chips de plátano, y sustitutos de la sal) de potasio 40 se puede detectar fácilmente con el Inspector y (con menos sensibilidad) del Radalert 50. En el caso de las consecuencias de los ensayos nucleares o accidentes (como Chernobyl), que se busca sobre todo para estroncio 90, cesio 137, y, posiblemente, plutonio 239. De nuestros instrumentos, el Inspector es el mejor para esta aplicación debido a su mayor sensibilidad. La eficiencia del Inspector de Sr-90 y Cs-137 beta es bueno, y no detecta el Cs137 gamma. Se hace detectar Pu239, Pu239 pero puede tener efectos sobre la salud a concentraciones muy bajas, que pueden ser difíciles de detectar con cualquier instrumento.

 

Como veis un buen contador geiger como el PRM-8000 no bajara de los 500 euros y aun así no es suficientemente confiable para medir nuestra comida…¿qué podemos hacer entonces?

 

Las universidades para esos menesteres cuentan con equipos de laboratorio que frecuentemente son contadores de centelleo, son unos equipos caros, con un sistema informático y la necesidad de estar capacitado para su manejo…

contador de centelleo

 

…para que os hagáis una idea esos aparatos oscilan entre los 10000 dolares y el medio millón, sin contar su mantenimiento y el pago de alguien que sepa utilizarlo, claro…así que la cosa no es tan sencilla.

 

He encontrado un documento en ingles que nos explica paso a paso como construirnos nuestro contador de centelleo apto para medir insignificantes contaminaciones en los alimentos…eso si, el aparato básico cuesta esos 1000 dolares y lo demás debes fabricartelo tu…se trata de un GSB-1515 Gamma Spectrometry Bundle.

 

Es un aparato magnifico y que aunque no es tan preciso como un TRIATHLER de mas de 30.000 dolares

 

 

o tan bonito y “facil de usar” como el  Berthold Australia LB 200- Rapid food monitoring de unos 11.000 dolares

 

 

…cumple a la perfección su cometido ya que nos permitirá detectar unos pocos bequereles por kilogramo y lo que es mas importante utilizando el software que trae podremos saber con que radioisotopos nos enfrentamos…

 

El PDF es este de abajo, debemos darle las gracias a Peter Daley y la web TechnologyPals  que le da cobertura.

 

Como construir un laboratorio donde medir la contaminación radiactiva de los alimentos.PDF

Seria una maravilla que alguien lo tradujese al castellano, es un documento de un gran valor.

También ha colgado otro documento muy interesante que nos enseña a utilizar nuestros geigers de forma correcta y como construir un recipiente adecuado para medir la contaminación radiactiva mediante un geiger…aunque ya sabéis que la forma “correcta” y “científica” es la expuesta en el pdf anterior.

 CONTADOR GEIGER GUÍA PARA LAS PRUEBAS DE MEDIO AMBIENTE, PRODUCTOS Y ALIMENTOS PARA contaminación radiactiva!

Bueno, espero que este articulo os haya servido para entender un poco mejor la dificultad de poder medir de forma correcta los radioisotopos que se encuentran en nuestra comida y que como en el articulo donde hablaba de los cereales que importamos de Ucrania es imposible dejar de comer.

Intentare profundizar algo mas en todo esto en próximos artículos.

Geoingenieria admitida a tramite en el Parlamento Europeo

Me alegra mucho el haber recibido una carta de la plataforma Guardacielos donde se comunica que el Parlamento Europeo ha aceptado a tramite realizar una investigación sobre esas estelas persistentes que a veces dejan los aviones por encima de nuestras cabezas.

Ya realice un programa en formato Podcast contando con la presencia de Josefina Fraile, la portavoz de este grupo y que ha presentado otras conferencias en la misma UE para exponer todo este asunto.

http://www.ivoox.com/geoingenieria-o-como-riegan-encima-de_md_2859238_1.mp3″ Ir a descargar

Este colectivo lleva ya bastante adelantado y como hemos podido confirmar por fin el Parlamento Europeo ha admitido la petición (que puedes firmar aqui y  que ya ha sido firmada por miles de personas) documento presentado al Parlamento Europeo el 13 de Mayo de 2013.

Esta era su carta:

Si recibe este correo es porque en algún momento usted se ha interesado por nuestras actividades. Si no desea recibir ningún correo más por favor nos lo haga saber.
Como anunica el título me permito comunicarles una buena noticia: El Parlamento Europeo HA ADMITIDO A TRÁMITE nuestra petición para una investigación independiente de los hechos denunciados en el marco de programas de modificación del clima, como las fumigaciones clandestinas aéreas entre otras cosas.
Este es un triunfo de la sociedad civil y desde Guardacielos os agradecemos el apoyo recibido. Las firmas fueron enviadas el 28 de marzo, curiosamente el mismo día en el que recibimos la buena noticia.
Ahora nos toca jugar esta baza con inteligencia, vigilar el proceso muy de cerca, y aportar todo tipo de pruebas que puedan incluirse en la investigación.
Próximamente os haremos llegar una carta abierta a los candidatos a las elecciones europeas con el fin de conocer su posicionamiento sobre temas de tanta gravedad. El que lo desée puede remitírsela a unos y otros. Nostros se la remitiremos a todos y pondremos sus respuestas o falta de respuesta en nuestra web para que el votante pueda actuar en consecuencia.
De nuevo todo nuestro agradecimiento.
Cordialmente
Petición PE admitida
Así que todos podemos congratularnos de que una pequeña parte de la sociedad civil este viva y decida investigar por su cuenta. Y es que si leemos el ultimo articulo traducido en dicha web…

“Poseyendo el clima en 2025” 

Dedico este cita a dos grandes personas y a una sociedad civil que esta dormida: