El porvenir de España por Don Antonio García-Trevijano

Sigo estando bloqueado en Twitter desde el 9 de julio…Twitter puede pasar sin mi y yo aumentando seguidores sin ni siquiera aparecer por allí.

 


Emocionante…

Imprescindible…

Histórica…

Evocadora…

Esos son solo algunos de los adjetivos que me vienen a la mente tras escuchar la conferencia del Sr. Antonio García-Trevijano que fue pronunciada en el Ateneo de Madrid el día 2 de Julio de 2015.

Tan solo quiero comentar algún detalle, un detalle de esos que tienen poca importancia…

El titulo de la conferencia no revela ni mucho menos toda la sabiduría que nos trasmite el Sr. Antonio García-Trevijano aunque la verdad es que cualquier intervención suya es de agradecer por lo enriquecedora que resulta. Pero en este caso, de lo que menos habla el señor Trevijano es justamente de analizar lo que sin duda esta por venir y se centra en un exhaustivo análisis de la transición española, de la que él desde luego ha sido uno de los principales participes.

Incisivo, el señor Trevijano se muestra como el adalid de la verdad, esa que nunca han contado los medios pagados…deshaciendo innumerables nudos gordianos de graves mentiras que nos fueron repetidas hasta la saciedad y que ya son parte de nuestra historia popular. No es popular contar la verdad, no lo es…es horrible porque horripila…pero es tan solo la verdad y como tal debemos tomarla.

Aquí les dejo el enlace a dicha conferencia…realmente emocionante y eso que los 5 minutos de aplausos de ovación cerrada con que fue recibido el Sr. Antonio García-Trevijano en el Ateneo de Madrid no fueron incluidos.

RLC Antonio García-Trevijano. Conferencia en el Ateneo: “El porvenir de España”

Pero ojo, mucho ojo, con los Ateneos…siempre gustaron de contar “El porvenir de España“…

…yo no creo casual que el científico y economista Enrique Tierno, hijo del histórico alcalde de Madrid Enrique Tierno Galván, haya sido elegido como nuevo presidente del Ateneo de Madrid…

…los símbolos siempre hablaron por si solos…

…y hasta el ABC una vez fue de izquierdas.