Beatriz Talegón nadar y salvar la ropa

Ayer parece que no fue el día de Beatriz Talegón y tras publicar este tuit le cayó la del pulpo…

Curiosamente y aunque Beatriz Talegón confundió las funciones de un presidente de Gobierno con las de alguien que a veces tiene tiempo para jugar al Candy Crash, nadie, pero es que nadie se pregunto que ocurre en un país donde los votos de “izquierda” y “derecha” se pueden barajar de esta forma tan impresentable.

Y es que el verbo barajar es el que mejor le pega a dos tahures como Rajoy y Sánchez a los que parece les dejemos libertad absoluta para hacer lo que quieran con los votos que muchos incautos regalan.

¿Llegaremos a ver una coalición PP-PSOE antes que llegar a celebrar nuevas elecciones por la ingobernabilidad a la que parece nos llevan los números?

Ciertamente faltan escaños en todas las quinielas que a priori parecen factibles…y recurrir a una coalición PP-PSOE haría que para muchos ciudadanos por fin desapareciesen  las caretas de falsedad que llevan muchos años puestas los partidos políticos. El, sí, los dos grandes partidos son iguales ganaría muchos mas adeptos.

Tienes mas de 62.000 seguidores Beatriz, ¿sabes lo que cuesta a alguien de la calle llegar a tener si quiera 1000 seguidores?

 

Le recuerdo sus palabras:

“Los socialistas se fueron del PSOE cuando ya no quedó ni solidaridad internacional, ni república, ni democracia, ni dignidad en el partido”.

Dudo bastante que vd no sepa la verdadera historia del PSOE en la transición española, yo he aportado algunos datos en “No voten. Todos quieren ocultar el caso Bar España” y debería saber que lo que llego tras el Congreso de Suresnes de socialista solo tenia el nombre.

Es vd una persona que dice buscar la verdad. Ahi tiene un gran desafio, nadie de su antiguo partido se atrevió a hincarle el diente…posiblemente se les hubiera atragantado.

El movimiento se demuestra andando y por muy buenas intenciones que tengamos no haremos nada si nos plegamos a los dictados de un partido que trata de ocultar por todos los medios casos tan terribles como este del bar España.