Fraude del Certificado de Nacimiento

Por Ciruelo

Soy el creador de un blog llamado Educación libre y soberana y mis intereses, el porque creé el blog es por motivos personales, sacar la mayor cantidad de información posible, sobretodo del fraude legal (obviamente imposible saber todo de todo, pero de una gran parte, que se acerque lo máximo posible) y también por el motivo que no hay ningún otro blog en castellano que trate esta temática. Mucha de esta info esta relacionada con el contenido habitual de este blog ya que se basa en simbolismo, religión y creencias, pero creo que podré traer aqui una parte oculta de como funciona este mundo.

Un saludo. El Gran Maestro.


EL FRAUDE DEL CERTIFICADO DE NACIMIENTO:

*Este articulo y la información aqui contenida es aplicable a cualquiera que posea un certificado de nacimiento, registrado en un Registro publico con un numero correlativo, o numero de serie.

**Para comprobar el uso del Certificado de Nacimiento y su valor en dinero, puede comprobarlo en este enlace (instrucciones, introducir la letra/letras espacio y los números seguidos; también se puede comprobar mediante la introducción del DNI): Fidelity.com 

¿Como se valora en verdad el precio de un pais a la hora de pedir prestamos?

Re: Con el Certificado de Nacimiento, dicho certificado hace un registro de cada ciudadano cuando nace, y dicho registro se aporta en el futuro para valorar el numero de acciones de dicho pais, en un papel de “seguridad” (securities paper); cuantas mas acciones (=Shares) aporte un pais, mas crédito pueden pedir los países a los bancos; una vez pedido el préstamo y contraído la deuda, imposible de pagar, el siguiente en el fraude son los países que se ponen en valoración y en venta, por ejemplo: Republica de Colombia y de Portugal, que se registran como empresas en la SEC (Securities Exchange Comission=Comisión de Intercambio de Securities Americana).

El certificado de nacimiento es un papel en donde se determinan las expectativas de beneficio de un pais con cada ser humano que nace, por tanto los ciudadanos son usados como mercancías e intercambiados sus valores por los estados. Registros Civiles [Registro donde en la época romana se registraba a los Civiles, o personas que pagan impuestos al imperio], en Asientos, donde aparece el concepto póliza [concepto de seguros]) mediante este registro, el Estado espera recibir una determinada cantidad de ingresos y es a partir de aqui una de las formas de medir a los países en cuanto al mercado económico mundial, es decir Países=empresas que cotizan en bolsa (mejor dicho los Estados, que son personas…legales, o empresas, o corporaciones que gestionan los países) y por tanto dichos activos, los certificados se someten a derecho mercantil. Debido a su oscurantismo, los mismos progenitores de dicho nuevo niño (=esclavo estatal), colaboran con ello sin saberlo.

El Código Uniforme de Comercio (UCC), la Biblia legal del mundo de los negocios, es el sistema que armoniza la legislación sobre transacciones comerciales, en particular ventas, en todo Occidente. Su origen es el Derecho Romano, del que el Derecho Canónico vaticano es heredero directo. Los reglamentos establecidos por dicho Código (ojo, código, no ley, las leyes han de ser justas, si no no son leyes), están apoyados „por la Iglesia Católica Romana, algo que no hay que perder de vista para entender las complejas cuestiones que siguen.“ Ademas de por dicha ley, también esta englobada en lo que se llama Ley Marítima o Ley del Almirantazgo, que es la ley que mueve el mundo actualmente y que se aplica a los tribunales de arbitraje (malamente llamados tribunales de justicia, ya que lo que el juez hace es arbitrar, cada una de las partes cuenta un cuento, a ver quien gana, parece un partido de tenis, y esta basado en códigos normativos preestablecidos (como cuando haces un acuerdo verbal, o contrato verbal), no en la justicia.

„La trampa empieza con la normalización del término “persona” para designar a los seres humanos, en la medida en que “persona” no son sólo los hombres -si son pensados como tales-, sino también entidades que son reconocidas jurídicamente como sujetos legales de derechos y deberes. Así, el diccionario de la RAE define el término “persona” como “Organización de personas o de personas y de bienes a la que el derecho reconoce capacidad unitaria para ser sujeto de derechos y obligaciones, como las corporaciones, asociaciones, sociedades y fundaciones”. De ahí la distinción básica entre persona física y persona jurídica, que nace de la filosofía del Derecho de la “escuela de Salamanca” en el siglo XVI. No obstante, el tratamiento jurídico del término deriva de su codificación legal en el mundo anglosajón,“ del cual es principal referencia, el “Black’s Law Dictionary” o diccionario de derecho Black.

El origen del término “persona” viene en “el ámbito del teatro griego antiguo, en el que designaba la máscara que cubría a los actores, a través de la cual su voz era proyectada (“per-sonare”).“ Por tanto seria una mascara que finge ser lo que no es (un personaje), y en el ámbito jurídico, tiende a ser un sujeto (hombre, mujer) de derechos y de deberes.

Por tanto, una “Persona” (se suele definir como persona legal/moral para definir una corporación, o empresa, pero incluso persona “natural” seria también valido) es un duplicado legal del humano, reducido a la condición de “mercancía esclava” por la “cesión” -en la demencial codificación que del parto hace la Ley- que la madre realiza.

Al “romper aguas”, un ser humano es “botado” (nótese la singular coincidencia entre el “inaugurar un barco” y el “expulsar, arrojar, echar fuera” que viene a significar dicho verbo). Por su asimilación con una embarcación, el neonato está, desde ese momento, sujeto a la Ley Marítima en términos de “cosa”, de mera “materia” útil. ¿Por qué no se le aplica la Ley Terrestre? Porque la “tierra” es la “madre”, que al entregar por su mano al niño al personal del hospital está haciendo inadvertidamente una renuncia de lo que a partir de ese momento va a ser una propiedad pendiente de reclamación“. El certificado de nacimiento codifica la atribución de propiedad al estado, al ceder los padres voluntariamente a su hijo en vez de reclamarlo.

Cuando un barco atraca en un muelle debe certificar su carga ante las autoridades. Así, y de acuerdo con los protocolos establecidos por el Código Uniforme de Comercio, el capitán cumplimenta un “certificado de manifiesto” que recoge el contenido de un buque, la carga, la tripulación y los pasajeros. El certificado da cuenta de la identidad y el valor de los elementos de la nave. Cuando las personas nacen, salen del agua de su madre, deben tener, en aplicación de la Ley Marítima, un certificado de nacimiento, que es un certificado de manifiesto, ya que las personas se consideran un artículo propiedad de la corporación que es el Estado, son un “recurso humano”. “Recurso humano” significa “fuente de ingresos”, sencillamente. El nuevo esclavo es el depositario de una expectativa de beneficio que revertirá sobre el Estado, garantizando el pago de la deuda de aquél. El Estado, literalmente, empieza con ello a disponer de un dinero que aún no existe, pero que detrae no de la riqueza presente, sino de la estimada en el futuro. El certificado de nacimiento es un valor en bolsa sobre el cálculo de lo que el ser humano va a producir.

2 Parte:

Desde que los EE.UU se declararon en quiebra en 1933, todo el dinero nuevo ha de ser prestado a la existencia. Cada esclavo lo crea con su firma, es un bono. En aquél momento, todos los estados comenzaron a emitir un número de serie, titulada “certificados de depósito” para nacimientos y matrimonios con el fin de convertir a sus ciudadanos en garantía contra los préstamos y bonos municipales contratados con los bancos de la Reserva Federal. Esto simplemente significa que la capacidad del pueblo estadounidense y otros con el trabajo es pagar esa deuda. Con el fin de catalogar sus trabajadores, el gobierno necesitaba un sistema eficiente y metódico  de rastreo de su propiedad para ese fin.

„Los seres humanos de hoy en día son considerados simplemente como recursos, “recursos humanos”. Las personas son recursos del gobierno, sus certificados de nacimiento son una garantía en la Bolsa de Nueva York, por lo que todo certificado de nacimiento está impreso en papel moneda (o de seguridad), al igual que ocurre con los billetes de banco, bonos, cheques y pagarés. En la parte inferior del documento siempre se hará constar una serie de números, números rojos que son una clave de seguridad que garantiza el valor de cambio de la mercancía identificada -el “doble tú”, la “persona jurídica”- en la Bolsa de Valores Mundial. De aquí nace otro concepto macabro, que es el de “daño colateral” para designar la pérdida de vidas civiles en los conflictos neo-coloniales de las últimas décadas. En realidad son daños que se generan en la deuda del país.“

„La asignación de un valor monetario a los ciudadanos por parte del gobierno nació en los Estados Unidos el 14 de julio de 1862, cuando el presidente Lincoln ofreció un interés del 6% adicional en los bonos del Tesoro a los estados que liberaron a sus esclavos sobre la base de cada “cabeza” de ganado humano “liberada”. No deja de ser paradójico que el beneficio económico de la esclavitud abolida fuera compensando con otro beneficio económico que a la larga iba a traer una nueva forma de esclavitud para todo Occidente. Una vez que los bancos centrales son el prestatario de los gobiernos, urgidos a gastar cada vez mayores cantidades de dinero, solo la quiebra de los propietarios privados garantiza la aportación de capital. El gobierno trabaja contra los ciudadanos para facilitar que los bancos en cuyas manos está se conviertan en los propietarios de todos los bienes en todos los países“ mediante un fraude masivo que, la gente por desconocimiento o falta de interés, desconoce. „Ese es el plan real.“ trasvasar las riquezas publicas a manos privadas de corporaciones.

¿Fe de nacimiento o registro de la garantía de pago que es todo ciudadano para el Estado?

Dicho fraude tiene varias fases, la primera de todas es que en principio en Estados Unidos en el S XIX no había ninguna intención de hacer mas guerras, especialmente después de la de independencia de 1776, y la guerra Anglo-Americana de 1812, que resultaron de forma nefasta, pero como el gobierno de EEUU se negaba en redondo a facilitar la instalación de un banco central privado, a semejanza que muchos países europeos…lo mejor que podían hacer es crear una necesidad de financiación, y la mejor forma para eso, era la creación de una guerra. Para crear la guerra, enviaron a agentes al sur de Estados Unidos y entrenaron y financiaron una milicia, al cabo de una década aproximadamente, el Sur decide ir por libre y comienza la guerra, entonces el presidente Lincoln necesitaba financiación, como dicha financiación era a un interés muy alto (financiado por los mismos que crearon la guerra) Lincoln decidió imprimir papel moneda (libre de deuda), y financiar con el valor de las propiedades de los estados del norte y también aplico un impuesto a la renta de los ciudadanos.

Los estados del norte ganaron la guerra, pero tenían que reconstruir el pais, y también Lincoln fue asesinado para así poder meter, por la puerta de atrás, una ley sobre un banco privado.

Durante un tiempo, el Cartel Bancario manejo el sistema monetario Americano a su discreción, con bastantes bancarrotas provocadas (ya que ellos eran quienes guardaban el dinero, aunque no lo imprimían, si que guardaban gran parte de los valores, y manipulaban por detrás la bolsa de valores), y provocando desconfianza entre los americanos. Después de la bancarrota de 1907 siguieron con la siguiente parte del plan, y es mediante la manipulación (ilegal) de la constitución, ya que estaba prohibido poner un impuesto a la personas/renta, y durante la guerra civil fue una excepción) hicieron legal el impuesto a la renta, y de paso mediante el Acta de la Reserva Federal, hicieron que dicha institución privada, controlada por las 12 familias banqueras mas importantes, no solo controlase los mayores bancos, y la bolsa de valores, sino también imprimir el dinero de todo el pais, y para que aparentase que no era un banco central, lo llamaron Sistema de la Reserva Federal, que son 12 bancos, manejados por una junta, donde gobernaban los amigos o familiares de los banqueros, y cuya misión es emitir mas o menos papel moneda.

Después del acta de la reserva Federal, ocurrió la 1a Guerra Mundial, eso conllevo a que el mundo necesitaba producir bienes, y dinero, y por tanto ya que EEUU estaba todavía recuperándose del crash de 1907, fue un gran punto para poder recuperar la economía.

Después de la 1a Guerra Mundial, EEUU se convirtió en una superpotencia, todavía no tan importante como Inglaterra, pero iba por ese camino. Debido al exceso de producción, hubo mucho dinero, y hubo burbujas en la bolsa de valores, hasta que, el 10 de Octubre de 1929, los Banqueros de Wall Street provocaron el pánico, y la bolsa de valores cayo en picado, provocando el pánico masivo, la recesión, desempleo, suicidios, y también la incertidumbre; gracias a este movimiento maestro, el pais entro en barrena, y en 1933 se declaro en Bancarrota, y absorbido por la Corporación de los US, situada en Washington DC.

El origen de este fraude masivo, ocurrió en los E.E.U.U. Y se debe a que, después de la Guerra Civil Americana, el congreso de los EEUU tenia que conseguir financiación que no tenia, y tenia que idear un plan para solucionar eso y reconstruir el pais, con dinero que no tenían. Durante la guerra civil, se implemento el primer impuesto a la renta, a partir de una cantidad de ganancias, pero aun así fue insuficiente para reconstruir el pais, y tampoco era muy recomendable subir los impuestos, por tanto la idea fue entre otras, „mediante la conversión fraudulenta de certificados de nacimiento. Los médicos, que son franquicias del Estado, están obligados a firmar estos certificados. Los remitirán a la Secretaría de Estado en Sacramento, desde donde se extienden numerosas copias, siendo la más valiosa para el Gobierno la remitida al Departamento de Comercio en Washington, DC. El Departamento de Comercio de Washington creará nuevas copias certificadas y las enviará al Fondo Monetario Internacional en Bruselas, Bélgica.“ (esto a partir de la formación del fondo, después de la 2a Guerra mundial, pero anteriormente, desde 1865 hasta 1933 quienes en verdad controlaron America fueron los banqueros privados, mediante muchos trucos legales.

Mediante este sistema, „se garantiza el préstamo de estas enormes sumas de dinero a varios gobiernos de todo el mundo, incluido el Congreso de los Estados Unidos, y éstos utilizan como garantía estos certificados de nacimiento, que son tratados como partidas de patrimonio neto que vencen en el 18 cumpleaños de la persona cuyo nombre aparece en el certificado. El banco realiza un seguimiento de estos y utiliza el número que cualquier nación en particular tiene a su disposición, como garantía de la deuda internacional, como “unidades de ejecución” de la deuda internacional. Por lo tanto, los gobiernos están asegurando su deuda internacional haciéndola recaer en las personas y bienes de sus ciudadanos. Técnicamente se está efectuando una conversión fraudulenta de la partida de nacimiento porque nunca se informa a los inscriptores de lo que se está haciendo en realidad, máxime cuando se presenta la inscripción del recién nacido como una obligación, y faltar a ella acarrea una cuantiosa multa … una coacción en toda regla. Nunca te dijeron que estaban obteniendo un gravamen sobre tu persona y haciéndote responsable de una deuda con terceros. La coacción ejercida convierte la participación ignorante del ciudadano en lo que el derecho define como un “contrato inmoral”.“

EL FRAUDE DEL CERTIFICADO DE NACIMIENTO (3ª parte)

Desde 1921 el pueblo estadounidense ha aceptado el registro de los nacimientos y de los nombres de sus hijos con el gobierno del estado en el que nacen, a pesar de que no existe una ley federal que lo requiera. El estado presenta este trámite burocrático como prueba de que nacieron en los Estados Unidos, lo que les convierte en ciudadanos. Igualmente, asigna un número de seguro social a cada recién nacido.

El Estado alega un interés tan solícito en cada niño sujeto a su jurisdicción que implica, si lo considera necesario, anular la patria potestad y nombrar a un tutor (fiduciario) a los menores. El niño es un activo valioso, que, con la formación adecuada, puede aportar valiosos recursos proporcionados por su trabajo durante muchos años. El propio niño, cuando nace, es el activo del fideicomiso establecido por el acta de nacimiento y su número de seguro social es la numeración o inscripción de la confianza, que facilita el seguimiento de lo que sido certificado como propiedad del Estado. Todos los que tienen un certificado de nacimiento se consideran activos de los Estados Unidos de América en quiebra.

El gobierno federal, y por extensión todos los gobiernos de los países donde existe un banco central, quieren a los individuos etiquetados y rastreados. El hacerlo contra sus propias leyes y constituciones no es obstáculo para ellos. En E.E.U.U. la exigencia de un documento nacional de identidad es inconstitucional. Tampoco existe jurisdicción federal para legislar sobre los diversos estados, puesto que las normas de la corporación ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA solo afectan al Distrito de Columbia. Ellos no tienen una legislación para ordenar que se tenga una tarjeta de identificación, tarjeta sanitaria, etc, pero saben que la gente es ignorante de la ley, y por lo tanto se permiten allanar sus libertades mediante impuestos que ninguna ley obliga a pagar.

Para concluir, el certificado de nacimiento demuestra que usted es la propiedad nacional de los bancos internacionales. El certificado de nacimiento se convierte así en una forma de robo, el robo de la verdadera identidad del niño, reducido a la condición de servidor del Estado. Al colocar un sello de aprobación nacional a un niño, el Estado niega la libertad, los derechos y la dignidad inherente al ser humano. Usted no necesita una prueba de haber nacido, su respiración es suficiente prueba para estos hipócritas. Al requerir una licencia, el estado reclama el control total y la propiedad de su libertad y la propiedad.

Ahora pregúntese, ¿alguna vez, en toda su vida “, ha firmado” su nombre en MAYÚSCULAS? Por supuesto que no! ¿Siempre ha utilizado tanto mayúsculas y minúsculas para firmar su nombre? Sí. ¿Y por qué es eso? Porque eso es lo que te han enseñado desde que era niño. Debido a la regla estándar de la Ley que regula el uso de la gramática inglesa, la capitalización correcta de los nombres propios debe comenzar con una letra mayúscula y el resto del nombre debe ser escrito en letras mayúsculas pequeñas. En la Ley, esto permite a otros saber que son una entidad creada por Dios, y no una entidad creada por el hombre. Ahora bien, hay entidades creadas por el hombre, Corporaciones, por ejemplo. Las empresas que se conoce como “personas jurídicas”, creadas por el gobierno. Se crean en un pedazo de papel y son traídas a la existencia por el gobierno. Para diferenciar entre los creados por la Naturaleza y los creados por el gobierno, los nombres de estos últimos se escriben en mayúsculas. Esto permite a otros saber que esta entidad no tiene cuerpo, alma y espíritu, sino que se trata de una entidad ficticia creada con el propósito de obtener una ganancia.

Ahora bien, si nos fijamos en una licencia, certificado de nacimiento o tarjeta de identificación, vemos que el nombre que aparece en él ¡se escribe en letras mayúsculas!. Esto significa que la entidad es un siervo del gobierno, una entidad ficticia cuya existencia es meramente administrativa, y no real. La creación de ese ser fantasmal está reconocida en el mismo “Black’s Law Dictionary” bajo la figura del “straw man” (u “hombre de paja”): “Un tercero utilizado en algunas transacciones como cesionario temporal para permitir a las partes algo que de otra forma no es permitido”. Es decir, para permitir la usurpación de los bienes y propiedades del ser humano real bajo la figura de que aquél a quien se le expropian no es él, sino un “doble”. “Hecha la ley, hecha la trampa”, reza el refrán.

Es hora de responsabilizarnos de nuestra auténtica Identidad en todos los aspectos, ergo es indispensable conocer primero e integrar después, la demoledora y contundente evidencia de una larga y complicada serie de hechos “ilegítimos”, pero convertidos en “legales”, con alcance planetario, los cuales han permitido el dominio y control de la ingenua, cómoda e ignorante Humanidad, la cual prefiere seguir confiando en que es libre porque ignora la manipulación de que ha sido objeto.

CERTIFICADO DE NACIMIENTO, CERTIFICADO DE MUERTE

El certificado de nacimiento, un documento increíblemente absurdo en su esencia, puesto que da fe de algo que es obvio -que un ser humano nació vivo-, es, en realidad, la clave del régimen de esclavitud en que nos hallamos.

De hecho, es un certificado de la muerte, puesto que establece una propiedad sobre la persona, que queda registrada, documentada y sometida a una ficción jurídica -la ilusión de ser una entidad mercantil, una corporación sobre la que el Estado crea una expectativa de beneficio- que se mantiene hasta que se certifica el cese de su existencia.

Dicha corporación se crea con el mismo nombre que tenemos, pero para diferenciarlo de la persona natural se escribirá siempre CON LETRAS MAYÚSCULAS. La figura jurídica que rige esta duplicación se conoce como “capitis diminutio maxima”: las letras mayúsculas reducen a la persona al máximo, la sustituyen por una entidad muerta sometida al estado, carente de derechos y de propiedades. Esa identidad ficticia es un esclavo, que aceptas ser desde el momento en que entras en contrato con ELLOS (esclavitud por consentimiento). Solo mediante contrato se entra en la ficción legal que nos saca de la esfera de lo privado, donde somos seres genuinos, regidos por el derecho natural y dotados de derechos naturales, para arrojarnos a la de lo público, donde somos mercancías gobernadas por la Ley Marítima que rige el comercio.

“El Doble Tú” la PERSONA FICTICIA es creada usando nuestro certificado de nacimiento como MCO (Manufacturer’s Certificate of Origin, Certificado de Origen de Fabricante), y el país en el cual nacimos como el “puerto de entrada”. Esto le dio al gobierno ficticio una PERSONA ficticia (el “strawman” u “hombre de paja”) con quien tratar directamente.

Cada certificado de nacimiento se convierte en un bono o acción registrada en la bolsa de valores de Nueva York. El número de dicho registro es el número rojo impreso en dicho certificado, que nos convierte en propiedad de un banco.Cada persona es un respaldo o una garantía de que el gobierno pagará su deuda externa

La ficción de la persona jurídica, el “doble tú”, se confirma con cada acto administrativo, contrato o permiso que el titular de la ficción suscribe. Al firmar cualquier documento legal, en que la persona es identificada con su nombre escrito en LETRAS MAYÚSCULAS, se está haciendo renuncia de los derechos que nos asisten como seres naturales.

El ser humano genuino no es la “persona”. El término “persona” (originariamente, máscara a través de la cual resuena -per sonare- la voz de un actor teatral) remite a una representación, una ficción. El término es definido por el “Black law dictionary”o diccionario de leyes como “corporación, empresa, entidad muerta”. Solo la denominación “persona natural” nos remite a un ser vivo.

Al nacer un niño, el primer documento que el hospital extiende sobre él en el mundo anglosajón es el llamado “life birth record”, el certificado del ser vivo. En él quien da fe de que el niño nació es la madre, que facilita los datos del recién nacido. Ese documento inicial da lugar al Acta de Nacimiento o Partida de Nacimiento, en la que se opera el conjuro por el cual la persona natural es sustituida por la persona jurídica, el “hombre de paja” o corporación, registrada legalmente mediante un nombre y un número de registro, que identifican no a una persona natural, sino a una mercancía.

La aceptación del nombre implica el sometimiento al Sistema. Quien registra una propiedad a su nombre se convierte automáticamente en guardián de esa propiedad, no en propietario, pues el nombre no identifica a la persona natural sino a una corporación sometida a la Corona, verdadero titular. Es más, el uso de lo que llamas “tu” nombre -que no es tuyo- es de hecho un fraude, un uso de una propiedad ajena. Todo lo registrado con tu nombre pertenece en realidad al dueño de ese nombre. (…)

Fuente: Astillas de realidad/Certificado de nacimiento-2

Fuentes [1]: AstillasdeRealidad.FraudeCNac1, AstillasdeRealidad.FraudeCNac2,FAstillasdeRealidad.FraudeCNa3.

Fuente [2]: Astillas de realidad/Certificado de nacimiento-2

Recopilado en: https://elis100.wordpress.com/2014/10/22/fraude-del-certificado-de-nacimiento-articulo-largo/ y https://elis100.wordpress.com/2015/02/18/el-fraude-en-el-certificado-de-nacimiento-ii/


Legal disclaimer