Segundo asalto: Gana Trump y yo vuelvo a ganar otra batalla judicial

Como muchos de vosotros ya conoceréis por seguirme desde hace tiempo y quizás otros por haber leido mi anterior articulo Primer asalto: La justicia declara mi inocencia estoy en medio de un proceso judicial del que espero mucho.

Espero que mi caso realmente sirva para cambiar el paradigma que permite que las elites hagan y deshagan a su antojo sin un control real de los poderes fácticos del Estado. Dichos poderes si que son aplicados con toda la contundencia necesaria en niveles más bajos de la sociedad. Recordemos quien fue a parar a la cárcel por el caso Alcasser.

Creo que el cambio presidencial de ultima hora en USA, que yo ya intuía hace unos días, nos va a traer vientos nuevos a todo este tema que yo vengo denunciando desde hace tiempo. Y espero que todos los que nos consideramos despiertos aprovechemos estos vientos para poner por fin la proa en dirección hacia la verdad.

Yo no veo normal que sigamos amparando arte como el que posee sin ningún pudor, Tony Podesta, el hermano del jefe de campaña de Hillary Clinton

…Ni ir a comer pizza y jugar al ping pong a un sitio donde se hagan “bromas fotográficas” de este tipo.

Me niego a ver normal que el 49 hombre mas relevante de Washington sea el propietario de una pizzeria donde los peces gordos van a jugar al ping pong con niños y gastarles bromas…o a compartir fotos de obras de arte pedófilas expuestas en museos. (Les aseguro que esa foto es sumamente desagradable sino eres un pedófilo)

El pájaro ya ha retirado la foto de instagram, el tal jimmycomet parece ser un amante del arte…les he puesto la foto autocensurada por mi pero pueden encontrar el original aqui.

Me resisto a creer que la sociedad aún no conozca que autodenominarse #chickenlover mientras te haces una foto con un bebe y un collar al cuello signifique ser un pedófilo.

Por no hablar que los locales de moda que se nombran en los #PodestaLeaks donde iban todos estos personajes de la elite utilizan una simbología claramente pedófila.

Así que espero que esta otra nueva victoria judicial sea el principio para que el fango empiece a secarse a la luz de la verdad. Una vez seco será removido y limpiado.

 

Pretenden los investigados XXX con su recurso, y con la oposición del Ministerio Fiscal y de la Acusación Privada, que se revoque la resolución que decretaba la prestación de fianza, y en su caso, el embargo de bienes de los recurrentes por la cantidad de 15.000 euros, cuya pretensión revocatoria ampara y funda en la inexistencia de los presupuestos del art. 589 LECRIM al no existir en la causa “fumus boni iuris” ya que no existe un previa denuncia ni querella de la persona presuntamente calumniada o injuriada, no apareciendo en los hechos denunciados ningún enlace en donde aparezca el recurrente, y asimismo por no existir tampoco “periculum in mora” dado que el recurrente tiene propiedades a su nombre, concretamente su domicilio, trabaja con nómina, declara sus impuestos y su solvencia es total por lo que su posibilidad de sustraerse a sus responsabilidades es inexistente, añadiendo que la cantidad intervenida por el fisco en el registro domiciliario está perfectamente declarada y no existe indicio alguno de delito contra la Hacienda Pública según informe de Agencia Tributaria que se adjunta.

 

En el presente caso, y aunque la instrucción sólo ha hecho que comenzar –tras la denuncia inicial se ha admitido a trámite la querella interpuesta por YY y su esposa-, aparecen esos indicios racionales de criminalidad en los investigados XXX, en cuanto que de la documentación aportada, en especial los informe de la EDITE de la Guardia Civil –y sin perjuicio del resultado del análisis de la documentación aprehendida-, se revelan hechos que pueden tener relevancia penal (injurias y calumnias con publicidad) al difundirse en foros, perfiles de redes sociales y webs la participación de YYY y su esposa ZZZ en una supuesta trama de pederastas con referencias expresas a su participación en abusos sexuales, violaciones, etc, y también tráfico de drogas, entre otros delitos. No hay dudas, pues, sobre la suficiencia de indicios incriminatorios que permiten fundamentar la intervención de los querellados en los hechos investigados y, por consiguiente, en la justificación del “fumus bonis iuris”.

 

 

concluyendo finalmente que no existen en aquella actuación indicios de fraude fiscal. Se trata de elementos que desaconsejan la adopción de medidas cautelares reales, sin que conozcamos, por no haberse alegado ni probado, que los investigados estén llevando a cabo alguna conducta dirigida a ocultar o distraer su patrimonio con el fin de evitar que, en el caso de que la sentencia que se dictare fuera condenatoria, pueda hacerse efectivo en sus bienes la hipotética condena civil resultante. Ante la ausencia de cualquier justificación de este presupuesto de “periculum in mora”, la consecuencia debe ser la de no adoptar ninguna medida cautelar real, y por ello el recurso debe ser estimado”.

Quizás empecemos a ver la luz, y la luz es para todos…Es hora de despertar.


Publicado con toda la intención del Universo un día 9 de noviembre (11) a las 11horas y 9 minutos.