Las cuentas claras y el chocolate espeso III

Este va a ser un articulo muy corto para simplemente volver a publicar el estado de cuentas de esa cuenta de apoyo que cree a finales de marzo de 2018 para recaudar fondos para mi defensa jurídica pero sobre todo para dejarle claro a los malos y a mi propia familia que no estoy solo.Sigue leyendo “Las cuentas claras y el chocolate espeso III”

Tu voto:

No permitan que maten al mensajero por favor

Mi abuela decía una frase que era: Cree el ladrón que todos son de su condición. Y es que parece que todavía mucha gente no se ha enterado que la búsqueda de la verdad fue mi única pretensión a la hora de involucrarme en esa maraña infernal, de la cual no diré el nombre queSigue leyendo “No permitan que maten al mensajero por favor”

Tu voto:

Las cuentas claras y el chocolate espeso II

Hola a todo el mundo…se que muchos de vosotros estáis preocupados por mi y más ahora cuando hay toda una campaña de desprestigio hacia mi persona. Desgraciadamente y hasta que no se termine de aclarar el tema judicial en el que me han involucrado por contar la verdad, por lo menos hasta donde yo heSigue leyendo “Las cuentas claras y el chocolate espeso II”

Tu voto:

Censura en Twitter, estado de cuentas y nuevo proyecto

Invitación a Amino donde de momento podrás seguir sin censura a unos cuantos buscadores Hola amigos que me seguís por este canal, como habréis podido comprobar he estado bastante desconectado de mi propio blog. Motivos laborales y el proyecto que más adelante os detallare me han impedido poder elaborar algún articulo de los míos. Lo primeroSigue leyendo “Censura en Twitter, estado de cuentas y nuevo proyecto”

Tu voto:

Las cuentas claras y el chocolate espeso

Recuerdo con cariño a mi abuela, una persona analfabeta pero que atesoraba mucha más sabiduría que algunos de los titulados y “masterificados” de hoy en día. Eso que se llama sabiduría popular salía por sus poros cada vez que hablaba. Y a veces soltaba la frase que da titulo a este articulo: Las cuentas claras ySigue leyendo “Las cuentas claras y el chocolate espeso”

Tu voto: