Derecho Natural. Filosofía del Derecho Internacional y D.I. de Gentes.

Filosofía del derecho internacional: Suárez, Grocio y Epígonos

30-09-1997 Artículo, Revista Internacional de la Cruz Roja, por Sergio Moratiel Villa

La Revista publicó, en su número de septiembre-octubre de 1992, un artículo de Sergio Moratiel Villa titulado “Escuela española del nuevo derecho de gentes” [1 ] , texto en cuyos tres capítulos se reseña la importantísima contribución de teólogos —filósofos— juristas españoles al desarrollo del derecho internacional moderno: “El batallador ‘ora y labora’ de Las Casas”, “La mansa rebeldía de Vitoria”, “Suárez tiende la mano a Grocio”. El último de los capítulos de ese artículo de 1992 abre perspectivas para una prosecución de las investigaciones del autor en torno a la historia y a la filosofía del derecho internacional.

Algunos han acusado a Francisco Suárez , “príncipe de los juristas modernos”, de ser un gran antimonárquico, incluso de ser el primer regicida, por ser el primer “convicto y confeso republicano”.

Encuadró ontología, metafísica y teodicea del platonismo y del aristotelismo, del agustinismo y del tomismo en el derecho; hizo que, en jurisprudencia, el mundo de las ideas entrase en el mundo de las cosas; su explicación del derecho es válida para sus días y para todas las épocas.

Tratando cuestiones abstractas, desarrolló una filosofía del derecho aplicable a situaciones concretas.

Enseñó en la cátedra y consignó en su obra escrita que el derecho ha de ser la ciencia de la libertad; ciencia inexacta, pues, a caballo entre la in dividualidad (ego) y la colectividad (ens sociabilis), que no debe confundirse con la moral personal ni con la opinión pública. Hay, en todo ser humano normalmente constituido, una conciencia del derecho: los individuos son metafísicamente iguales, en la practica no; a cualidad igual corresponde cantidad mayor o menor, distinta proporción. El derecho es la ley del bien y del orden, de la razón y de la verdad que, por lo tanto, siempre se fundamenta en un juicio subjetivo de alguien que nunca es infalible.

Reúne la humanidad un conjunto de condiciones por las cuales el libre arbitrio de cada uno puede coexistir con el de los demás, de conformidad con una ley general de libertad. No perjudicando a nadie se aplica el derecho, se hace justicia dando a cada cual lo suyo. Derecho, justicia y orden no nacen, tanto en lo físico como en lo moral, de la igualdad sino de la proporcionalidad; se basan en las necesarias condiciones internas y externas para el desarrollo de la vida racional y social del hombre y de la humanidad.

Del mismo modo que no puede haber libertad sin inteligencia, tampoco cabe pensar que haya deberes sin derechos, innatos los unos y los otros. El deber es la norma de la inteligencia aplicada a la libertad; el derecho es la garantía y el refrendo que la libertad requiere. Por el deber, tendemos a un fin; por el derecho disponemos de medios para lograrlo. Cada persona tiene medios físicos e intelectuales para conservarse y perfeccionarse. La aplicación de su raciocinio a la libertad externa es la fuente del derecho que, por consiguiente, es connatural y se funda en la personalidad relacionada con los demás congéneres. Dado que los humanos son creadores, causas “segundas” libres y porque su personalidad se extiende a los efectos que producen, todos tienen derechos en virtud de sus facultades. De reconocer esa naturaleza, igual en todos, de resolver esa ecuación, de realizar esa equidad debe encargarse la justicia (equitativa, distributiva).

La libertad individual no se restringe por la asociación sino que en ella sedesarrolla. Lo que en derecho se prohíbe no es el uso de libertad sino su abuso. Los Estados, como los individuos, tienen ciertos derechos naturales innatos: vida, conservación, desarrollo, independencia, igualdad, defensa… Son sus derechos esenciales. También tienen derechos adquiridos por usos y costumbres, por pactos y convenios, por legislación internacional, etc. El Estado necesita, para conservarse, instituciones en armonía con su fin social. Por ejemplo, al derecho esencial de conservación debe acompañar el derecho de desarrollo, ya que sin éste mal puede preservarse aquél.

Las contribuciones de Suárez al derecho internacional son, tras la auroral exposición analítica de Vitoria, la dilucidación y la sistematización de los tipos generales y específicos de ley, de su origen, de su naturaleza, de sus varias formas y categorías: la ley natural en sus diferentes manifestaciones, la ley de los Estados como norma internacional, es decir, el derecho de las naciones [2 ] . Distinguió, más claramente que sus predecesores, entre el jus gentium como derecho internacional y el antiguo jus gentium derivado de la jurisprudencia romana; el moderno es “la ley que los varios pueblos y naciones han de observar en sus relaciones mutuas”. Concebía el derecho de las naciones como el que tiene una “base racional” consistente en el hecho de que el género humano está dividido en muchos diferentes pueblos y reinos y preserva, no obstante, cierta unidad, que no es meramente la de la especie, sino también una unidad, en cierto modo, moral y política, impuesta por el precepto natural del amor mutuo y de la misericordia. En su libro Delegibus , publicado el año 1612, explica que hay una ley natural que el ser humano conoce, no por una conciencia moral subjetiva, sino por la estructura humana, que armoniza con el plan divino. Aunque son los derechos del individuo los que deben prevalecer, existe la sociedad como un todo, distinto de la suma de los individuos. El fin social es la libre decisión de los individuos de ayudarse mutuamente y de formar una comunidad política; por ende, la soberanía reside en el pueblo. La autoridad nace al constituirse la sociedad, pero puede ser desobedecida y derrocada si no desempeña su cometido. En algunos casos, no es reconocible la estructura social objetiva y puede haber diferentes interpretaciones, usos y costumbres, cuya ordenación compete al derecho de gentes. La ordenación de las relaciones entre naciones compete al derecho internacional y a la “comunidad de todo el orbe”.

Suárez dejó cabal constancia de la existencia de una sociedad humana que transciende las fronteras de los Estados, de la necesidad de normas para tal sociedad, de la incapacidad de la razón para dar, con valor apodíctico, todas las normas requeridas, y del derecho de la sociedad humana para remediar esa deficiencia mediante la costumbre aplicada como ley, cuando tal costumbre se avenga con la naturaleza. Llegó a la conclusión de que el derecho internacional está en el punto de intersección del derecho natural y del derecho civil: las relaciones internacionales han de tener lugar según los criterios contenidos en el derecho internacional, ya que éste se deriva de “las necesidades comunes de los pueblos”. Por lo tanto, la comunidad de naciones es su base: los Estados no pueden existir en aislamiento. Recurre al concepto de interdependencia como fundamento también del derecho internacional y para garantizar paz, justicia, libertad, progreso, coexistencia.

El moderno derecho de gentes presupone la existencia en el mundo de grupos que ejerzan una soberanía territorial y que vivan formando una comunidad de naciones, cada una de las cuales con la propia ley interna o municipal y con autoridad no sometida a restricciones, salvo las estipuladas en el derecho de gentes. Este derecho ha de aplicarse, individual o colectivamente, no en virtud de un poder supremo, sino por voluntad de los miembros de la comunidad de naciones. Así, el derecho internacional es la legislación pública de la comunidad de grupos que ejercen las respectivas soberanía yautoridad territoriales.

Vitoria y Suárez llegaron por caminos diferentes a una meta común: la necesidad de una norma única y universal por la que se rijan las relaciones de los individuos en un Estado, de los Estados entre sí y en la comunidad mundial, integrada por individuos y por Estados.

Cuando a su legislación fecial los romanos llamaban derecho de gentes no querían decir que fuese una ley positiva establecida por consentimiento recíproco de los distintos pueblos conocidos; los no romanos quedaban al margen de la jurisdicción fecial romana. Para los romanos “jus gentium” era el derecho tanto público como privado de los pueblos civilizados; en sentido más restringido, era lalegislación romana aplicada a los pueblos extranjeros (bárbaros).

Suárez cita abundantemente a Vitoria. Uno y otro eran teólogos eminentes, pero también juristas y filósofos, hombres del renacimiento español, porque entonces la teología se entendía como ciencia global que estudiaba la totalidad de la conducta de todo ser humano. Para ellos, los deberes y las funciones de los teólogos se extendían a un amplio ámbito; no había argumento, tema, texto que fuese ajeno al objetivo y a la práctica de la teología. Tenían una más amplia visión, una más clara percepción de progreso, una más marcada proclividad a tratar temas de derecho que los propios profesionales del jurismo. Arrostraron incluso grandes peligros oponiéndose a las ambiciones de autoridad secular por parte de la jerarquía eclesiástica, abogando por cortapisas de la autoridad que detentaban soberanos laicos, formulando principios que soslayaban la ley divina y el derecho canón ico.

En la doctrina de Suárez es bien patente el interés, ya de cuño moderno, por la salvaguardia y la promoción de los derechos humanos. La libertad, la justicia, el desarrollo y la paz carecen de fundamento y corren gran peligro si no se reconocen la dignidad y los derechos iguales e inalienables de los miembros de la familia universal. Los Estados deben garantizar el omnímodo respeto de los derechos y de las libertades fundamentales.

Para Suárez, la ley natural inserta lo humano en el plan global de la creación. Su interés por lo general abstracto aplicable a lo particular concreto y su actitud crítica lo entroncan con la filosofía más moderna. Para él, la moralidad objetiva consiste en la conformidad o disconformidad que, por sus propias esencias, tienen los objetos de los actos humanos con la naturaleza racional. La moralidad subjetiva radica en los instintos. La naturaleza humana está encadenada a los tres enemigos del alma (mundo, demonio y carne) y a los siete pecados capitales. Salvo raras excepciones, no son las ideas las que determinan a la acción, sino los sentimientos. Las tendencias naturales, las pasiones y los deseos son los grandes motores y reguladores de la vida. Pero añade que las ideas están a menudo muy ligadas con sentimientos poderosos, con pulsiones e inclinaciones vivaces que impelen a su realización. La educación, los convenios voluntariamente concertados y el interés de la sociedad determinan las virtudes. Las leyes han venido aceptándose cada vez más. Según Suárez, la ley es “un precepto justo y estable suficientemente promulgado”. Su base es la ley eterna en sentido agustiniano. La ley natural es la ley divina preceptiva y la ley divina positiva, como consta en ambos Testamentos. En su vertiente moral no es sino una progresiva clarificación de la ley natural. Llega a decir que la ley cristiana no añade precepto positivo moral alguno al derecho natural.

Puede interesarnos todavía hoy su doctrina social: la sociedad es una comunidad de derecho natural; por ello, la autoridad civil —distinta de la potestadfamiliar— tiene su origen remoto en Dios, pero su sujeto inmediato es la “asociación” en cuanto tal.Se requiere un consenso popular, expreso o tácito, para constituir la sociedad civil, y hay que transferir la correspondiente soberanía popular a una forma concreta de régimen político. El consenso de Suárez se diferencia radicalmente del “contrato” de Rousseau por sus supuestos filosóficos y teológicos. Una vez constituida una forma concreta de régimen político, la comunidad no puede sustraer arbitrariamente la autoridad transmitida, sino sólo en casos extremos de tiranía o de anarquía social. El fin mismo de la sociedad civil, que es el bien común temporal, limita intrínsecamente la autoridad del Estado. Se sigue que es legítima la sublevación contra el tirano e incluso su muerte, ya que puede ser depuesto por los representantes de la comunidad que lo invistió.

De la unidad supranacional nace el derecho de gentes que, para Suárez, no es la parte del derecho natural por la que se rige el consorcio de los pueblos, sino un derecho positivo, principalmente de tipo consuetudinario y consensual, admitido por todos los pueblos como base de sus relaciones mutuas. La guerra justa entra en el ámbito del derecho de gentes.

Se ha dicho, tal vez con razón, que el derecho internacional se fundamenta sólo en opiniones generalmente aceptadas por naciones civilizadas, y que las consiguientes obligaciones se cumplen únicamente aplicando sanciones morales: miedo a la opinión pública, temor de las autoridades a provocar la hostilidad general y a incurrir en graves males si se violan normas generalmente observadas. Y tal sistema funciona, aunque no siempre.

Suárez desarrolló esta idea básica del derecho de gentes según Vitoria: la soberanía de cada Estado tiene su limitación por el hecho de estar integrado en una comunidad de naciones li gadas por solidaridad y por obligaciones recíprocas.

Como Vitoria defendía el “jus soli”, principio de nacionalidad por el lugar de nacimiento (patria y mundo no se oponen), Suárez defendía la igualdad de derechos para hombres y mujeres. A nadie escapa todo lo que eso tenía ya de modernidad, cuando todavía hoy en tantos lugares las mujeres se sienten discriminadas. La comunidad mundial tenía y tiene sus costumbres y prácticas jurídicas, pero la aplicabilidad de las leyes aún deja mucho que desear. No faltan los ejemplos.

  La rica herencia de Grocio

Rousseau y Voltaire critican a Grocio : Rousseau, en los primeros capítulos de su Contrato social , lo tacha de fárrago erudito como recolector de citas y autoridades; Voltaire lo tilda de abundoso compilador de citas con visos de argumentos.

El debate acerca de Grocio como fundador del derecho internacional se remonta, por lo menos, a comienzos del siglo XX, cuando Frederick Pollock dijo de Grocio que habíasentado las bases del derecho internacional moderno reelaborando la teoría de la ley natural. Muchos tratadistas minimizan hoy el papel de Grocio como modernista de la escuela laica. En resumidas cuentas, su contribución a la teoría de la ley natural se interpreta en la actualidad cada vez más como la de un ecléctico transmisor de doctrina, cuya labor de síntesis tiene más visos teológicos que laicos. En primer lugar, Grocio era, en fondo y forma, un erudito holandés inmerso en una época de firmes y conflictivas convicciones teológicas.

Ha sido muy criticado por basarse demasiado en la ley natural y no bastante en el derecho de gentes. Generaciones de estadistas y de diplomáticos, sobre todo protestantes, han acudido a la obra de Grocio citando ciertos pasajes, no siempre suyos, hasta la saciedad. Lo consultaron, por ejemplo, los “padres fundadores” de la gran república norteamericana: John Adams, Thomas Jefferson, James Madison, James Wilson y John Marshall.

De hecho, gran parte de la obra de Grocio no es sino un eco repetitivo de principios que, en España, eran lugares comunes ya durante generaciones, que pueden encontrarse no sólo en voluminosos incunables y en polvorientos volúmenes de los siglos XV, XVI y XVII,sino también en manuales, de esos mismos siglos, para la tropa, como el de Ayala. En la práctica, se aplicaban también sobre el terreno y asesores jurídicos, religiosos y oficiales de los ejércitos de España los tenían muy en cuenta para la conducción de operaciones militares. Derecho de gentes y derecho de la guerra no eran meros temas académicos, sino reglamentaciones meticulosamente aplicadas en todo el gran imperio español. Las operaciones bélicas de España se realizaban consultando a un “jurista”, a menudo un sencillo misionero, pero que conocía los principios de la guerra necesaria para el restablecimiento de la paz, de la justicia y del orden (cuando la fuerza triunfa en nombre del derecho, puede imponer el derecho). Ayala , en cuyo manual Grocio reconoce haberse inspirado no poco, era oficial y jurisconsulto del ejército de Felipe II en Flandes. Redactó un manual para uso del ejército. Belli , en quien también se inspiró Grocio, fue juez militar en los ejércitos de Carlos V y de Felipe II. No cabe duda de que todo el personal militar de mando conocía y debatía las cuestiones de índole humanitaria y de derecho internacional que en España eran ya tradicionales: 5° libro de las Etimologías de San Isidoro de Sevilla, San Raimundo de Peñafort, las 7 Partidas de Alfonso X el Sabio, Alfonso Tostado, Gonzalo de Villadiego, Juan López (el Johannes Lupus citado también por Grocio), Francisco Arias de Valderas, Alonso Cano, Domingo de Soto y tantos otros cultores del derecho de gentes.

Grocio dijo de Suárez que difícilmente tenía su igual en cuanto a agudeza entre filósofos y teólogos. Reconoció que Suárez fue el primero en afirmar que el derecho internacional está integrado no sólo por simples principios de justicia aplicables a las relaciones entre Estados, sino también por los usos largo tiempo practicados en tales relaciones por los europeos, desde entonces denominado derecho consuetudinario.

Los familiarizados con las grandes contribuciones de Suárez se han extrañadosiempre de la actitud de Grocio con respecto a él. Así, asombraba a Sir Robert Phillimore, hace más de siglo y medio, que Grocio no se hubiera percatado de las habilísimas disertaciones de Suárez sobre derecho natural, público e internacional.

Durante demasiado tiempo ya, ha sido habitual, para tratadistas en su mayoría protestantes, considerar a Grocio como el “único fundador” del derecho internacional moderno, o verlo como una resplandeciente luminaria en la tenebrosidad de la jurisprudencia, seguida tal vez, pero de lejos, por unos pocos satélites menores, apenas dignos de consideración. La influencia que ha tenido Grocio es, sin duda, ingente. Esto es universalmente conocido e incesantemente reiterado. Pero se oculta, a veces, que su gran obra debe no poco a numerosos insignes precursores: Irnerius, Bartolus, Baldus, Tertuliano, San Agustín, San Isidoro, Santo Tomás, Legnano, Bonet, Martinus Laudensis, Henricus de Gorkum, Juan López, Wilhelm Matthaei, Francisco Arias, Vitoria, Soto, Vázquez de Menchaca, Suárez, Pierino Belli, Baltasar Ayala, Alberico Gentili y un largo etc. El hecho es que, desde la Reforma, los prejuicios tanto de protestantes como de católicos han sido tamaños que les han impedido formar una desapasionada opinión, aunque algunos —muy pocos, entre ellos Grocio— hayan conocido muchas de las obras del otro bando. Se puede decir que, aunque hay poco de original, en la obra de Grocio, se e ncuentra todo lo que de valor existía en la época de su autor. En su De jure belli ac pacis se recopila mucha materia que no está, y nunca ha estado —el autor era también teólogo, negociante, jurisconsulto, historiador, estadista, patriota que fue exiliado, huyó de prisión dejando en su lugar a su mujer— en el apropiado ámbito del derecho internacional. Ese libro contiene casi todo el derecho internacional que existía en 1625 (de 1680 a 1780, hubo 30 ediciones en latín, 9 en francés, 4 en alemán, 3 en inglés —ninguna en español porque no hacía falta; bastaban sus fuentes).

Hace ya muchos años, se descubrió algo muy interesante sobre el largo tiempo perdido comentario al tratado De jure praedae de Grocio, cuyo manuscrito se encontró en 1864 y se publicó 4 años después. Lo publicó G. Hamaker; el profesor Jan Kosters, examinando unaglosa que contiene, fue el primero en comprobar que es un resumen de la hoy ya famosa distinción de Suárez entre el derecho de gentes tradicional, la legislación positiva y el derecho consuetudinario. Pero Grocio escribió su comentario en 1604 y Suárez no publicó De legibus hasta 1612. ¿Cómo, pues, puede contener un “resumen” la distinción hecha en obra posterior? Hamaker y, después, Kosters examinaron el “resumen” con más atención y vieron, como hemos visto muchos, en facsímil, que una hoja está marcada como para insertar en cierto lugar. Cotejando los textos, se ve claramente que la inserción, aunque escrita a mano por Grocio, difiere del resto del manuscrito (letra más pequeña, rasgos más firmes). No se puede menos de concluir que la hoja así insertada no fue escrita en 1604, sino mucho más tarde…

Grocio cita a Vitoria en los Prolegómenos de su opus magnum De jure belli ac pacis; también en Mare Liberum del año 1609, que es, en realidad, un cap ítulo de una obra escrita, como vimos, el año 1604, De jure praedae , en la que Grocio se refiere al profesor salmantino especialmente tratando el tema de las características de unacomunidad política, que ha de tener consejo propio y propia autoridad. Aunque Grocio no publicó De jure praedae (excepto el capítulo 12, desgajado y editado con el título de Mare Liberum en 1609), pensó sin duda largo tiempo en desarrollarlo como tratado sobre el derecho de gentes. Ahora sabemos que incorporó gran parte del mismo, tanto del espíritu como de la letra, en su célebre De jure belli ac pacis de 1625.

Cuando, en 1612, apareció De legibus de Suárez, seguramente Grocio leyó la obra con interés e hizo un resumen de la importante distinción suareciana, insertando en el apropiado lugar de su todavía no publicado manuscrito lo esencial de tal distinción. Pero siendo así, ¿por qué Grocio no reconoce su deuda para con Suárez, como lo hace, en sus Prolegómenos, para con otros autores? A Suárez sólo hace 4 referencias pasajeras en sendas notas. Por evidencia interna, no cabe duda de que Suárez influyó no sólo en la concepción del derecho de gentes, sino también en las explicaciones grocianas sobre el derecho natural. Grocio estuvo en Inglaterra y fue recibido en audiencia más de una vez por Jacobo I. Cuando publicó su De jure belli ac pacis , vivía exiliado en París dependiendo de la hospitalidad de Luis XIII y de una un tanto irregular pensión del tesoro real. En su apurada situación de paniaguado, evitó referirse a “controversias de nuestro tiempo”, y es muy posible que, por tales motivos, considerase poco juicioso citar más ampliamente a Suárez, cuyos escritos “políticos” habían suscitado la ira de monarcas reinantes (Jacobo I, Luis XIII, María de Medicis). Como fuere, conocía Grocio muy bien la obra De legibus , pues de lo contrario no la habría citado. Dada la semejanza de conceptos en los escritos de ambos, es difícil admitir que Grocio no cargó la mano en los de Suárez.

En cuanto a Ayala , se ve que no lo leyó o mintió, pues se equivoca rotundamente cuando de él dice Grocio que no trató la cuestión de la justicia e injusticia de la guerra (el 2° capítulo del Manual de Ayala versa sobre este tema en 34 páginas).

El derecho de gentes comenzó a tomar, con los escritores de la Escuela Española, un aspecto moderno. A la antigua concepción de la ley común para muchos pueblos añadieron el nuevo concepto de derecho entre Estados distintos. La teoría de la igualdad natural de los seres humanos era moneda corriente, pero todavía esperaba al innovador atrevido que reflejase esto en el derecho internacional. Vitoria lo hizo. Grocio presenta un debate menos global acerca de la ley natural que Suárez antes que él, o que Pufendorf, después. Su objetivo primero era formular normas para la sociedad internacional, ese gran sistema del conglomerado de comunidades (muchas normas se inferían del derecho municipal, de la comparación de la sociedad con el organismo humano y de la reglamentación relativa al duelo en muchos lugares).

En las obras de Vitoria, Suárez, Vázquez de Menchaca, Ayala —los más conocidos de los jurisconsultos de la Escuela Española— hay declaraciones explícitas según las cualeslos Estados tienen derechos iguales en virtud de normas que las naciones estipulan en tratados. Pero no aceptaron, sin más, el concepto común de la ley natural. Esto está claro, ante todo, en las intervenciones de Las Casas. Vitoria se refiere a la ley natural fundada en la razón: “en un principio, todo era común”. Distinguieron sus autores el ideal jus naturale y el positivo jus gentium según la tradición generalizada (Santo Tomás).Suárez hizo ampliamente similar distinción y pudo, así, adaptar el inmutable jus naturale a la vida práctica de la humanidad. Grocio hizo otro tanto, ni más ni menos. Se encontró una nueva aplicación de este concepto (igualdad de los Estados) tras la Reforma; había decaído la vieja teoría del superior común, a causa de la incapacidad tanto del emperador como del papa para imponer una obediencia universal. La noción de sociedad de Estados había desalojado la de imperio universal. Era tarea de los publicistas adelantados encontrar la explicación de tal sociedad, sus miembros, su legislación…

Ha habido, desde entonces, no poca confusión (y algunos abusos) por lo que atañe a la “igualdad de Estados”, ya que algunos se han creído “más iguales” que otros. Grocio denunció los desmanes y las tropelías que en toda la Cristiandad perpetraban los señores de la guerra, “abusos de los cuales hasta las naciones bárbaras se habrían tenido que avergonzar”; se recurría a las armas por fútiles razones, y a menudo sin razón. Se prescindía de todo el respeto debido a las leyes divinas y humanas, como si los contendientes estuviesen autorizados para cometer toda suerte de crímenes sin retención. Grocio, el más seguido, en Europa central, de todos los tratadistas del derecho de gentes, el “milagro de Holanda”, como lo calificó Enrique IV de Francia, vio cómo se aplicaban “sus” principios principales, en 1648, cuando se firmó la Paz de Westfalia, que dio al traste con la teoría medioeval de las relaciones internacionales y abrió paso, según muchos autores protestantes, al moderno sistema estatal. Las ideas transmitidas por Grocio modificaron la ideología mesoeuropea; fuera del sistema grociano quedaban, sin embargo, grandes partes del mundo: Rusia (hasta Pedro el Grande), Turquía, Asia, África, España, Portugal, América Lat ina y Oceanía. Por lo demás, unos 200 Estados en la Europa de los obispos y de los pequeños príncipes protestantes habían aireado el sagrado principio de “cujus regio ejus religio”. Pero, casi dos siglos antes, se había dado forma al moderno sistema de la sociedad de naciones, cuando un Estado socialmente moderno se puso en contacto y entró en conflicto con pueblos no cristianos, “infieles”, y se planteó con urgencia la cuestión de la guerra, de su legalidad, de su justificación.

Los precursores españoles de Grocio habían proclamado ya la total igualdad de los Estados soberanos ante la ley. La igualdad de los Estados es un irrefutable corolario de su concepción de la parigual soberanía del rey de España y de los caciques en América, así como de la independencia territorial. Incluso tan tarde como en 1937, Mussolini dijo que las leyes de la guerra no eran aplicables al conflicto en Etiopía “porque los etíopes están fuera de la Cristiandad”.

Presentar teorías y opiniones que difieren de las impresas y propaladas en Occidente, sobre todo en el Occidente de mayorías protestantes, es ardua tarea que se topa todavía con prejuicios bien anclados en las aguas revueltas de una cierta leyenda negra. Desafortunadamente, aún no se han realizado los debidos esfuerzos concertados para analizar teorías y opiniones que han tenido y tienen su vigencia en países menos desarrollados acerca de varios aspectos del derecho internacional. Hay actualmente cerca de 200 Estados Partes en la ONU. A medida que aumenta la “familia de las naciones”, debería desarrollarse el derecho internacional abriendo más sus perspectivas y mejorando su aplicación. Con esta intención se fundó, en 1947, la Comisión de Derecho Internacional como órgano auxiliar de la Asamblea General de la ONU.

Se debe a la Escuela de teólogos, filósofos y jurisconsultos españoles de finales del siglo XV y de los siglos XVI y XVII una definición explícita de un derecho de gentesfundado , a la vez, en el reconocimiento de una independencia de las naciones —contra el imperialismo y la teocracia— y en la garantía de las libertades individuales. El Estado no es un fin en sí; es un medio para lograr la perfección de la humanidad. Por encima de los Estados, una ley general de los seres humanos, superior a la de los Estados, se alza y, por mediación del Estado, agrupa, religa a los individuos. El principal mérito de Vitoria y de Suárez es la insistencia con que afirmaron —antes y mejor que Grocio— que las naciones están obligadas por ley natural, independiente de Dios y basada en la propia naturaleza del ser humano. Un mérito de Grocio es haber transcrito en un tratado jurídico la expresión “derecho natural” y precisamente como subtítulo: “libri tres, in quibus naturae et gentium item juris publici praecipua explicantur”. Como se ve, se engloban tres derechos: natural, internacional y público. Y no se diga que se emprende, así, un camino nuevo, el del derecho natural racionalista, de estilo cartesiano y kantiano, que discurre en paralelo con el camino seguido por el derecho de tipo intelectualista de la Escuela Española, de cuño agustiniano-tomista: tan racionalista es Vitoria, que toma muy en consideración la realidad histórica que lo rodea, como intelectualistas son Kant y Hobbes, que muy poco o nada tienen en cuenta la realidad de su época. La finalidad de la obra de Grocio, como la de las de Kant y Hobbes, era desarrollar un derecho de gentes, que sus autores sabían ya muy adelantado y que después desarrollarían aun más Pufendorf, Wolff y De Vattel, sin pretensiones de elaborar un derecho internacional distinto. Por lo demás, los tres elogian a Suárez como a uno de los adelantados en “la historia de la teoría política”.

Ni el derecho internacional basado sólo en la ley de la naturaleza (naturalistas) ni el que se funda sólo en la costumbre y en los convenios (positivistas) contiene en exclusiva toda la verdad jurídica. El consentimiento no es la base de todo el derec ho internacional. El reconocimiento, en el artículo 38, del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, de que ésta ha de aplicar principios generales de derecho y tener en cuenta la enseñanza de eminentes publicistas demuestra que las costumbres y los convenios no son la base exclusiva del derecho internacional. En la Carta de las Naciones Unidas también es perceptible la influencia de los naturalistas (Vitoria, Suárez, Grocio), ya que se reconoce la igualdad entre las naciones y el derecho inherente de legítima defensa.

Todo el derecho internacional humanitario comtemporáneo de La Haya, de Ginebra y de la ONU cabe en los módulos trazados por la pléyade de autores (católicos) de la llamada Escuela Española de Derecho Internacional. Grocio, es uno de ellos (aunque no católico)…

  Epílogo

Rousseau veía a su utopista contemporáneo el abate de Saint-Pierre como una mariposa nocturna atraída por la luz: “Este raro espécimen, ornamento de su época y desu estirpe, el único hombre, tal vez, en toda la historia de la humanidad cuya sola pasión haya sido la pasión por lo racional, sólo ha ido, sin embargo, de error en error…, porque ha querido hacer que todos los seres humanos sean como él, en lugar de tomarlos como son y como desean seguir siendo” [3].

Bueno es que haya tratados, convenios, legislación, usos y costumbres; pero de poco sirven si no se aplican. Un muy imperfecto derecho de gentes nos queda como herencia de las tribus caldeas, persas, hebreas (inviolabilidad de emisarios, ley de Talión), de los griegos (entierro de muertos), de los romanos (jus gentium, ley fecial, vae victis), de los indúes (inaccesibles escritos de 4.000 años antes de Jesucristo, época védica, relaciones intertribales, respeto debido a emisarios, castas, pequeños reinos, prohibición de causar daños innecesarios, trato debido a los prisioneros de guerra, treguas), de los papas y monarcas de la Edad Media, de Machiavelo, etc. Pero, por ejemplo, los hebreos (como los tártaros) incumplían casi todas las normas de humanidad: la conquista precedía al incendio de ciudades, a la matanza o a la esclavitud de mujeres y de niños, a la deportación de hombres, justificándolo todo con la ley de Moisés, los Salmos y los Profetas; los griegos eran bárbaroscon los “bárbaros”, aunque ya para ellos había principios de humanidad (sustitución de esclavitud o de muerte por rescates). El jus gentium romano era una legislación civil válida solamente para con las tribus italiotas, con muchas discriminaciones; el derecho de gentes, el derecho natural y el derecho fecial (por el que se intimaba la guerra, se firmaba la paz y, en general, se negociaba) eran muy confusos. Los árabes hacían su guerra santa incurriendo, a veces, en acciones menos santas. La diplomacia de Machiavelo se inspiraba en los horrores cometidos por el “parangón de príncipes”, César Borgia. Entre católicos y protestantes, crímenes como los perpetrados por Catalina de Medicis en Francia, los inquisidores en España, el duque de Alba en Flandes, Tilly y Wallenstein en Alemania son ejemplos cabales del “haz lo que digo, pero no hagas como yo hago”.

Grocio escribió su tratado “Jus praedae” para justificar la guerra en las Indias. Sus afirmaciones en “Mare Liberum” son mucho más explícitas (y mucho más belicistas) que todo lo escrito en De jure belli ac pacis (título copiado de Cicerón, Oratio pro Balbo , capítulo 6: “universum denique jus belli ac pacis” [4 ] ), en cuyas páginas el material relativo al derecho internacional y al derecho humanitario está como enterrado bajo los muchísimos elementos acumulados por su sorprendente erudición. Al parecer, dijo, poco antes de morir en naufragio: “por haber emprendido mucho, he logrado poco”.

Antes que Grocio, también trataron el tem a de “guerra y paz” tres italianos: Giovanni da Legnano, Pierino Belli y Alberico Gentili. Pero, si alguien tuviera la veleidad de afirmar que hay una vieja “escuela italiana” de derecho internacional, fácilmente podría ser contradicho alegando que sobre esos autores se proyecta la aplastante sombra de las figuras de primer plano de la “moderna” Escuela Española de Derecho Internacional.

Como se sabe, el infierno está embaldosado de buenas intenciones. No habían bastado legislaciones, proclamas, carteles y tratados, cuando tuvo lugar la batalla deSolferino. Allí, Dunant reinventó el humanitarismo de siempre y propuso, poco después, en su libro “Recuerdo de Solferino”, principios y normas que se incorporarán en el derecho internacional humanitario de los Convenios de Ginebra, de sus Protocolos adicionales y de la Convención de la ONU relativa a prohibiciones o restricciones de armas excesivamente crueles o de efectos indiscriminados (el concepto histórico de “derechos humanos” es la respuesta de civilización al eterno problema de la dignidad humana). ¡Asombrosa y estupenda andadura la del derecho internacional (moderno) y la del derecho humanitario, o la del derecho internacional humanitario que, en el lapso apenas de tres generaciones —padre Montesinos, padre Vitoria, padre Suárez— hizo más progresos que en todos los siglos anteriores, maduró y vive ya, desde entonces, su vida de adulto!

  Sergio Moratiel Villa ha cursado estudios superiores en España, Italia, Suiza y en los Estados Unidos y es doctor en Filología. Ha impartido eseñanzas, especialmente en Filología y Literatura Comparada, en colegios de Madrid y en la Universidad de Lausana. Ha publicado, en periódicos y revistas, varios artículos y, en editoriales españolas, tres libros, sobre todo de crítica literaria. Es, desde 1971, traductor-revisor en el CICR.

  Notas:

  1.   RICR , n° 113, septiembre-octubre de 1992, pp. 440-458.

  2. Véase mi artículo, “Escuela española del nuevo derecho de gentes”, en RICR , n° 113, de septiembre-octubre de 1992, en el que escribí, p. 456, “Vitoria particularizando, Suárez generalizando, sentaron las bases de la filosofía de todo derecho”.

  3. Confesiones, libro IX, p. 97, Ediciones Castalia, Madrid, 1913.

  4. Es también Cicerón el primero que se refiere a “jus bellicum, fidesque jurisjurandi”, en De Officiis , libro III, capítulo XXIX, formulación emparentada con “pacta sunt servanda”.

 

DERECHO INTERNACIONAL DE GENTES POR FRANCISCO DE VITORIA

Francisco de Vitoria no sólo pasó a la historia por ser el fundador de la Escuela de Salamanca en el siglo XVI, escuela que inició los primeros estudios sobre ciencia económica moderna. Su aportación al derecho público fue reunida en su obra De potestate civili, que establecía las bases teóricas del Derecho Internacional de gentes, por lo que es considerado el fundador junto con Hugo Grocio.

Fue uno de los primeros pensadores en proponer una comunidad de todos los pueblos fundada en el derecho natural del hombre, por lo que es reconocido como el precursor de la idea de la Organización de las Naciones Unidas.

Sus tesis sobre la defensa de los Derechos Humanos de los indígenas durante la conquista del Nuevo Mundo sentaron las bases de las Leyes de Indias.

 
ESTATUA DE FRANCISCO DE VITORIA FRENTE A LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA


Francisco de Vitoria fue un fraile dominico, catedrático de teología y de filosofía moral en la Universidad de Salamanca y un humanista con gran relevancia internacional. Aunque nacido en Vitoria, en 1483, creció en Burgos y recibió desde niño una buena formación humanística.

En 1504, ingresó en la Orden de los dominicos, que ejerció gran influencia en su época y en años posteriores. Estudió en el convento de San Pablo de Burgos, que había sido elevado en el siglo XV a la categoría de Estudio General, completando sus estudios clásicos.

Desde 1508 a 1523, estudió y enseñó artes y teología en París, donde los dominicos poseían el Colegio de Saint Jacques, adscrito a la Universidad de la Sorbona, siendo discípulo de Pedro Crockaert y Juan Freyner. Durante su estancia en la capital francesa recibió la influencia de corrientes de pensamiento como el Nominalismo, el Tomismo y, gracias a que entabló amistad con Luís Vives, el Humanismo erasmista. Opinaba que la teología era una ciencia prácticamente omnicomprensiva, pues a su luz podía estudiarse todo.

Regresó a España en 1523 como profesor de teología en el Colegio de San Gregorio de Valladolid, donde comenzaron sus inquietudes americanistas, hasta que en 1526 obtuvo la cátedra de teología de Salamanca, un cargo que desempeñó hasta su muerte.

 
UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

Durante los años que permaneció en la Universidad de Salamanca los catedráticos solían realizar una conferencia al final del curso académico que resumía las enseñanzas impartidas en las aulas. Estas conferencias o lecciones fueron recogidas por sus alumnos y por secretarios en el libro Relecciones Teológicas, basándose en las tesis iusnaturalistas, constituyó uno de los pilares del nacimiento del Derecho de Gentes. De ahí proviene el nombre de “relecciones”, es decir, de relecturas. Esta obra sintetizaba los valores humanos individuales y sociales, iluminándolos con su sabiduría práctica teológica, jurídica y humanística, y buscando una fundamentación sólida en los principios de la misma naturaleza racional, que dieran a su doctrina perpetuidad y universalidad, a lo largo del tiempo y para todo el orbe.

Fomentó el sistema de lecturas al considerarlo la mejor forma de compenetración entre profesor y alumno. Numerosos teólogos, juristas y universitarios recibieron la influencia de sus enseñanzas y métodos pedagógicos. Destacó por sus aportaciones jurídicas, por sus estudios teológicos y por sus innovaciones a los aspectos morales de la economía. Melchor Cano, Domingo Báñez, Domingo de Soto, Mancio de Hábeas Christi, Alonso de Veracruz, Diego de Covarrubias, Martín Pérez de Ayala, Francisco Suárez, Martín de Ledesma, Jerónimo de Loaísa, Vicente de Valverde y Bartolomé Carranza, fueron sus discípulos, algunos de los cuales formaron la llamada Escuela de Salamanca.

En Salamanca introdujo la Summa Theologiae de Tomás de Aquino como el libro de texto básico en teología, en sustitución de Las Sentencias de Pedro Lombardo. Además, renovó la enseñanza de la teología, dándole una proyección hacia los problemas del hombre como persona y como miembro de una sociedad nacional y universal. Como la Universidad de Salamanca era una de las más prestigiosas de España y Europa, el Tomismo fue pronto adoptado por otras.

UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

La concepción vitoriana se basa en la doctrina cristiana, en la noción del Derecho Natural y del Derecho Romano, y en la Filosofía Moral de Séneca y Cicerón, también en Aristóteles. Pero no se dedicó a reproducir las ideas del pensamiento pagano y cristiano, sino que los relacionó con los problemas reales de su época. Su obra se desarrolló en torno a la dignidad y problemas morales de la condición humana. Fue especialmente influyente por sus aportaciones jurídicas, aunque también tuvieron gran repercusión sus estudios sobre teología y sobre aspectos morales de la economía.

Y, efectivamente, fue el fundador de la Escuela económica de Salamanca, una variante muy influyente de la escolástica que se convirtió en la primera escuela macroeconómica fundada en Occidente y que teorizó sobre la economía desde un punto de vista moral. Se trata de una escuela iusnaturalista (o del Derecho Natural) de gran influencia en el pensamiento político europeo y en el mundo universitario y gubernamental hispanoamericano. Este Iusnaturalismo católico fue muy distinto del de la mayor parte de los pensadores de la segunda mitad del siglo XVII y del siglo XVIII. El Iusnaturalismo positivo-voluntarista del Siglo de las Luces, establecía que la determinación del legislador era motivo suficiente para aprobar las leyes según la voluntad libre del hombre. En cambio, el iusnaturalismo de Vitoria y de su escuela no se apoyaba en la voluntad, sino en el propio ser del hombre, en su dignidad como persona o individuo inteligente y libre, imagen y semejanza de Dios. Este concepto del hombre con sus derechos originarios en su misma naturaleza es universal, aplicable a todos los pueblos del orbe.

La doctrina católica de su tiempo tenía el afán de lucro de los comerciantes por pecado, y los comerciantes se dirigieron a él para solventar sus dudas pues, o dejaban el comercio o se condenaban, lo que le indujo a tratar temas económicos. Según Vitoria el orden natural se basa en la libertad de circulación de personas, bienes e ideas. De esta manera los hombres pueden conocerse entre sí e incrementar sus sentimientos de hermandad. Esto implica que los comerciantes no son moralmente reprobables, sino que llevan a cabo un servicio importante para el bienestar general.

Según Francisco de Vitoria: “Si los bienes se poseyeran en común serían los hombres malvados e incluso los avaros y ladrones quienes más se beneficiarían. Sacarían más y pondrían menos en el granero de la comunidad.”

 
RETRATO DE FRANCISCO DE VITORIA

Su aportación al derecho público interno se resume en De potestate civili (Sobre el poder civil), donde se establecen las bases teóricas del Derecho Internacional Moderno, del cual es considerado el fundador junto con Hugo Grocio. Fue uno de los primeros en proponer la idea de una comunidad de todos los pueblos fundada en el derecho natural, y no basar las relaciones internacionales simplemente en el uso de la fuerza. Mientras que Nicolás Maquiavelo consideraba al Estado como un conjunto moralmente autónomo y que, por tanto, no podía ser juzgado según normas externas, Vitoria exponía que la actuación de un Estado en el mundo tiene límites morales.

Fue uno de los primeros en proponer una organización internacional base al derecho natural, formada por representantes de todos los pueblos y países, y con el objetivo de debatir sobre conflictos y evitar guerras entre los mismos.
Por ello es considerado como el precursor de la idea de la Organización de las Naciones Unidas, un siglo antes que William Peen. La diferencia estuvo en el hecho de que Vitoria la concebía en clave imperial y Penn como una federación de naciones.

En esta obra, De potestate civil, analizó la problemática del poder regio y su relación con la comunidad o República, estableciendo una diferencia específica entre potestad y autoridad, matizando en este contexto que la comunidad otorga la autoridad al rey, pero no el poder. El hecho de que el poder sea de origen divino no significa que el soberano pueda utilizarlo con plena libertad de mando, ya que el poder legislativo permanece en poder la comunidad. Por mucho poder ejecutivo de que disponga el rey, este no deja de ser un miembro más de la república, a cuyo derecho está sometido.

Para Vitoria, “la república no puede subsistir sin Derecho Natural, y dicha ley fue constituida para ser utilidad”. Por lo tanto, a todo rey que gobernase como un tirano “la República podría deponerlo, pues aunque la República le ofreciera su autoridad, permanece inherente el Derecho Natural a defenderse; y si no pudiera hacerlo de otro modo, puede rechazar al rey”. Continuó con que “el rey no puede por ninguna causa dar una ley para que se mate a inocentes, ni siquiera contra los infieles, porque esto está contra el precepto de Derecho Natural. Los que lo hacen son homicidas. Sólo Dios es señor de la vida y de la muerte”. Y concluyó con que el fin de la ley es la felicidad de la res publica.

También analizó las fuentes y los límites de los poderes civil y eclesiástico, rechazando ideas medievales como eran las jerarquías feudales y la supremacía universal del emperador o del papa: el poder civil está sujeto a la autoridad espiritual del papado, pero no a su poder temporal; distinguió entre orden natural y sobrenatural, y se preocupó del ser humano como persona racional, libre, moral y responsable, con derecho a la vida, a la integridad física y a la propiedad.

RETRATO DE FRANCISCO DE VITORIA

Se preocupó por los Derechos Humanos de los indios. Su obra De indis (Sobre los indios), escrita en 1538, recoge las relecciones en las que expresaba su postura ante el modo en que los colonizadores estaban efectuando la conquista en el Nuevo Mundo. En ella afirmó que los indios no son seres inferiores, sino que poseen los mismos derechos que cualquier ser humano y son dueños de las tierras descubiertas por los colonizadores: “Por todo lo dicho queda claro que cuando los españoles se embarcaron hacia las tierras de los bárbaros, no llevaban consigo el derecho a ocuparlas.”

En contra de los regímenes autoritarios típicos del Renacimiento, difundidos por Maquiavelo, Vitoria se atrevió a promover que el dominio de un país extranjero sobre un país subdesarrollado debe utilizase para mejorarlo y no dañarlo, protegiéndolo y promocionándolo en todas las manifestaciones del espíritu y en su progreso material.

Para Vitoria, toda colonización es por naturaleza temporal, y debe esforzarse por prepararse para preparar lo más pronto posible la emancipación del país colonizado mediante un gobierno propio, en conformidad con la voluntad del pueblo. Ni el emperador ni el papa eran dueños de la Tierra, por lo tanto no pueden exigir a las gentes de ultramar que se sometan a su dictado. El hecho de que sean bárbaros y no profesen el Cristianismo no es motivo para hacerles la guerra ni apoderarse de su bienes. Este es el inicio del Derecho Internacional de Gentes.

Frente a la tesis de John Wycliff y la secta de los waldenses, quienes postulaban que aquellos que vivían en pecado mortal perdían los derechos civiles y la potestad sobre las cosas, Vitoria reivindicó el derecho de los incrédulos a regirse por sus propias leyes y costumbres. El desconocimiento de la doctrina cristiana por parte de los indios no es pecado y no puede por ello ser utilizado como pretexto para combatirles: “Si los bárbaros no han cometido ningún delito, no hay razón para hacerles la guerra”. Pero también cuando los bárbaros, después de haber sido instruidos en la doctrina de Cristo, la rechazan, no es lícito “declararles la guerra y despojarles de sus bienes”. Negaba también el derecho del papa a combatir a los indios por sodomía, adulterio, idolatría y otros pecados, ya que los cristianos también los cometían. Los indios tampoco estaban obligados a reconocer al emperador y al papa como soberanos.
Estas ideas se concretaron en la elaboración de siete Justos Títulos, cuya finalidad era la de justificar la conquista de la Monarquía española en América, y que fueron recogidos en las leyes de conquista durante el reinado de Felipe II. También desarrolló otros siete Ilegítimos Títulos con los que renegó de los derechos de conquista concedidos a los Reyes Católicos. Vitoria partía del derecho natural, del derecho de todos los hombres por su propia naturaleza. Ese derecho por origen debe regir el mundo, y una ley del ius gentium debía regir la guerra.

LECCIONES DE FRANCISCO DE VITORIA, CÁTEDRA DE DERECHO

Estos siete Justos Títulos fueron:

1- La propagación de la religión cristiana en América por los colonizadores.

2- La protección de los naturales convertidos al cristianismo cuando sean perseguidos por otros pueblos paganos.

3- Si los indios ya son cristianos, el Papa puede darles como señor cristiano a los Reyes Católicos.

4- Cuando hay delitos contra-natura, los españoles están obligados a intervenir.

5- Los indios libremente toman como rey al rey de España.

6- En las guerras indias, si los españoles actúan como aliados de unos u otros, también participan de los beneficios.

7- No podía ser afirmado con certeza, pero sí traerse a discusión. La consideración de los indios con su atraso, rústicos, discapacitados… deben ser protegidos.

Y los siete Ilegítimos Títulos pueden resumirse de esta manera:

1- El emperador no es dueño del mundo.

2- El Papa tampoco es dueño del mundo.

3- La conquista de América no es legítima porque estaba habitada por gentes.

4- Ante la negativa de los indios a recibir la fe católica sólo será pecado cuando han tenido oportunidad de conocerla.

5- Los pecados no autorizan a intervenir en sociedades infieles.

6- El requerimiento que se hace a los indios no es voluntariamente aceptado.

7- Dios no ha donado los indios a los españoles.

 
ESTATUA DE FRANCISCO DE VITORIA EN LA CIUDAD DE VITORIA

Vitoria fue muy respetado por su valía intelectual hasta el punto de ser consultor del emperador Carlos I. Sus ideas y las de Bartolomé de las Casas fueron cuestiones del debate efectuado en las Cortes, por la cuales se promulgaron las Leyes de Indias de 1542, que ponían a los indios bajo la protección de la Corona.

Después de su muerte en 1546, el propio Las Casas y varios de sus discípulos como Cano, Soto, o Bartolomé de Carranza protagonizaron la Junta de Valladolid de 1550. En aquel debate, conocido como la Polémica de los naturales, las ideas de Vitoria se utilizaron contra las de Juan Ginés de Sepúlveda. Los seguidores de Vitoria defendían sus siete títulos ilegítimos y sus otros siete legítimos para la conquista de América.

Vitoria consideró como título seguro la elección voluntaria del Derecho de Conquista, la deposición de un tirano, y la incapacidad de los indios para gobernarse. Pero Las Casas tuvo otras orientaciones, no siendo las Bulas Alejandrinas suficientes para conceder el dominio sobre las Indias.

Por otra parte, en el pensamiento de los juristas y teólogos se abrió camino la idea del pacto o la libre elección, uno de los títulos de Vitoria, que encontraba oposición real en los intereses obtenidos, volviéndose a la idea de la validez de los títulos pontificios por parte de algunos humanistas como en el citado Sepúlveda.

Fue uno de los precursores teóricos del concepto de guerra justa. Mientras Lutero afirmaba que “a los cristianos les es lícito hacer la guerra”, Vitoria analizó los límites del uso de la fuerza para dirimir las disputas entre pueblos en su obra De iure belli (Sobre el derecho de guerra). Su idea principal se basaba en que la única guerra justa y legítima es aquella que se hace para la autodefensa contra agresiones tanto a la comunidad como a individuos. Es decir, la única causa para comenzar una guerra de forma justa era respondiendo proporcionadamente a una injuria. Pero todos los conflictos bélicos son siempre “terribles y crueles”, tanto si son ofensivos como defensivos.

Como en las tierras del Nuevo Mundo, los indígenas ya formaban comunidades políticamente organizadas, sólo se las podía declarar la guerra en caso de negar a otros pueblos vecinos el derecho concedido por el orden natural, como impedir el desarrollo del comercio, la predicación del evangelio y las relaciones diplomáticas.

Según Vitoria, el rey tiene la obligación de proteger a la comunidad ante posibles agresiones de elementos tanto interiores como exteriores, pero bajo ningún concepto puede considerarse lítica la proclamación de una guerra simplemente por interés particular, para extender su dominio a otros territorios o por motivos religiosos. El dominico lo dejó bien claro: “Las diferencias de religión no pueden ser motivo de una guerra justa”.

El objeto de la guerra no es tampoco la venganza sobre el vencido, sino la consecución de la paz, ya que “no es lícito obrar mal, tampoco para evitar males mayores”. El objetivo del rey no es “la destrucción de los adversarios, sino la consecución de la paz por la que lucha”, por lo que debe obrar con “moderación y humildad cristiana”.

Como gran católico que era, combatió el Protestantismo y acusó a Lutero de “hereje impío”, entre otras cosas por haber leído la Biblia sola grammatica y haber prescindido de las enseñanzas de la Patrística y la Escolástica.

Por último, fue el fundador de una escuela de importantes teólogos, principalmente dominicos, que tuvieron una importancia decisiva en el Concilio de Trento.

 
CONCILIO DE TRENTO

Estos escritos tuvieron una enorme repercusión tanto en España como en el extranjero, hasta el punto en que los profesores Anthony Pagden y Jeremy Lawrance, de las Universidades de Cambridge y de Manchester, le califican de “master of masters” y de haber sido “uno de los teóricos políticos más influyentes del siglo XVI en la Europa católica”.

El gran maestro de Escuela de Salamanca expuso su doctrina en una etapa de la historia en la que imperaba en el contexto internacional la ley del más fuerte, empezando por la política imperialista de Carlos V. Su defensa de los pueblos débiles y oprimidos, su condena a las guerras y su reivindicación de la paz y la justicia como fundamentos de la convivencia internacional constituyen no sólo una anticipación, sino en parte también una superación del anti-imperialismo promovido por los teóricos socialistas y comunistas de las últimas décadas del siglo XIX y primeras del XX.

Mientras que el ateo Carlos Marx interpretaba en su libro Miseria de la Filosofía la esclavitud de los negros en América como un signo de progreso, unos siglos antes, en el XVI, el dominico Francisco de Vitoria había defendido el derecho natural de los indígenas americanos a la libertad y la autodeterminación.

Lenin escribió en su famoso libro El imperialismo, último estadio del Capitalismo, pero cuando conquistó el poder impuso una dictadura de hierro sobre Rusia, faltando con ello a la “moderación y la humildad” que Vitoria había recomendado a los gobernantes victoriosos.

Kautsky y otros destacados teóricos socialistas habían alzado durante años su voz contra el imperialismo y el belicismo. Pero en agosto de 1918, el partido socialdemócrata alemán decidió apoyar con sus votos y sus junkers prusianos la guerra imperialista del Káiser, una actitud que Vitoria no hubiera aprobado nunca.

Con todo merecimiento el gran teólogo y humanista Francisco de Vitoria ha pasado a la historia como el fundador del Derecho Internacional de Gentes. Hay protestantes que han pretendido adjudicar este logro al holandés Grocio o al alemán Pufendorf. Pero también hay protestantes honestos, como el jurista estadounidense James Brown Scott, expresidente del Instituto de derecho Internacional de Ginebra que declaró: “Yo, James Brow Scott, anglosajón y protestante, declaro que el verdadero fundador de la escuela moderna del Derecho Internacional es fray Francisco de Vitoria, español, católico y monje dominico”.

Desde 1927, en homenaje a su labor se instauró la cátedra Francisco de Vitoria, en la Universidad de Salamanca.

http://spainillustrated.blogspot.com.es/2012/11/derecho-internacional-por-francisco-de.html

http://revistaseug.ugr.es/index.php/acfs/article/viewFile/539/629

http://revistaseug.ugr.es/index.php/acfs/article/view/539

Entender la Jurisdicción.

NOTA: Jurisdicción: dicción= lenguaje, juris= jurídico. En otros idiomas, como el aleman: Rechtsprache: Sprache=lengua, rechts=de derecho.

Tema anónimo: * Impuesto sobre la renta todo basado en firmar un juramento / afirmación … * Importancia de aprender un oficio … En toda la historia ha habido solo una protesta exitosa contra un impuesto sobre la renta. A esa luz se comprende poco, principalmente porque los restos de los grupos de protesta aún existen, pero ya no desean parecer ser “antigubernamentales”. No hablan mucho sobre estas raíces. Pocos incluso los conocen. Necesitamos retroceder en el tiempo unos 400 años para encontrar este éxito. Tuvo éxito solo porque el término / ‘jurisdicción’ / todavía se entendía bien en ese momento como “juramento hablado”. ‘Juris’ /, en el significado latino original, es / ‘juramento’. ‘Diction’, / como todos saben, quiere decir /’spoken.’/ La protesta obviamente no sucedió aquí en los Estados Unidos. Ocurrió en Inglaterra. Dado que los orígenes de nuestra ley se rastrean allí, la mayoría de los hechos relevantes en este asunto siguen siendo aplicables en esta nación. Esto es lo que sucedió: la Biblia acaba de ser publicada. Para ese momento, solo las iglesias y la nobleza tenían copias debido al costo extremadamente alto del papel. Contrariamente a lo que le han enseñado, no fue la invención del tipo móvil lo que llevó a imprimir este y otros libros. Ese concepto había existido por mucho tiempo. Simplemente no tenía aplicación.
  
La impresión desperdicia algo de papel. Hasta que cayeron los precios del papel, era más barato escribir libros a mano que imprimirlos con tipos móviles. Las versiones escritas a mano eran escandalosamente costosas, y solo podían ser adquiridas por aquellos con una riqueza extrema: iglesias, coronas y la nobleza.
 
La riqueza de la nobleza era atribuible al feudalismo. / ‘Feud’ / es inglés antiguo para / ‘juramento’. / La nobleza mantuvo la tierra debajo de la corona. Pero la tierra no mejorada, en sí misma, salvo para los cazadores / recolectores, es bastante inútil. La tierra es útil para la agricultura. Así que así es como la nobleza hizo su riqueza. No, no empujaron un arado. Tenían sirvientes para hacerlo. La nobleza no vendería sus tierras ni las arrendarían. Lo alquilaron ¿Alguna vez ha pagado la renta sin un contrato de arrendamiento? Entonces sabrá que si el propietario subió el alquiler, no tenía ningún recurso legal. Puedes mudarte o pagar. Pero, ¿y si no pudieras mudarte? Entonces tendrías una idea de lo que era el feudalismo.
 
Resultado de imagen de jurisdicción
Un inquilino no era un hombre libre. Era un sirviente del / (tierra) / señor, el noble. Para tener acceso a la tierra para cultivarla, el noble requirió que el inquilino se arrodillara ante él, sombrero en mano, hiciera un juramento de lealtad y lealtad y besara su anillo / (extendiendo ese juramento en ese último acto a los herederos de su patrimonio) ./ Ese juramento estableció una servidumbre. El inquilino luego puso su arado en los campos. El alquiler fue una variable. En buenos años de crecimiento fue muy alto, en años malos cayó. El inquilino era un agricultor de subsistencia, manteniendo solo el producto suficiente de sus labores para solo sostenerlo a él y su familia. El alquiler fue en realidad un / ‘impuesto a la renta’. / El noble podría haber exigido el 100% de la productividad de su sirviente excepto. . . bajo la ley común, un sirviente era similar al ganado. Él tenía que ser alimentado. No bien alimentado, solo alimentado, lo mismo que un caballo o una vaca. Y, como un caballo o una vaca, uno generalmente lo encuentra en su beneficio para mantenerlo alimentado, eso para que la criatura sea productiva. Por lo tanto, al inquilino se le permitió conservar parte de su propia productividad.
 
Liken a una / ‘deducciones personales y dependientes.’ / Los hombres libres del reino, principalmente los comerciantes, no estaban juramentados ni comprometidos. Ellos lo sabían. Les enseñaron a sus hijos el oficio, así que también serían libres cuando crecieran. De vez en cuando contrataban a un aprendiz bajo un contrato jurado de contrato de su padre. Sus padres hicieron algunas monedas. Pero el niño era el mayor beneficiario. Él aprendería un oficio. Él nunca necesitaría convertirse en un granjero arrendatario. Él mantendría lo que ganó. Solo fue aprendiz durante un período de años, la mayoría típicamente alrededor de siete. Los comerciantes no necesitaban adolescentes; necesitaban a alguien lo suficientemente fuerte como para jalar su propio peso. No enfrentaron a menores de 13 años. Para los 21 años ya habría aprendido lo suficiente como para practicar la nave. Ahí fue cuando expiró el contrato. Luego lo llamaron “oficial”. / ¿Había hecho un viaje? No. Pero, si pronuncias esa palabra, es * / “Jur-nee-man”. / * Era un / ‘hombre’ / anteriormente / (“nee”) /, obligado por juramento / (‘jur’ ) /. Luego iría a trabajar para un / ‘maestro’ (artesano) /. Se estableció la paga, pero podría pedir más si sentía que valía más. Y él era libre de renunciar. Bastante normal, ¿eh? Sí, en esta sociedad esa es la norma. Pero hace 400 años, estos hombres fueron las excepciones, no la regla. En algún momento, si el oficial era bueno en el oficio, el mercado lo reconocería como un “maestro” / / (artesano) / y la gente le rogaría que llevara a sus hijos como aprendices, para que pudieran aprender de él. él, conviértase en jornalero, ¡y conserve lo que ganó cuando se manumitió a los 21 años!
 
El juramento del inquilino corrió de por vida. El juramento del padre del aprendiz corrió solo por un período de años. Aún así, los juramentos eran importantes en ambos lados. De hecho, los comerciantes en un punto establecieron gremios / (significa ‘oro’) / como protección contra el potencial del gobierno que intenta atarlos a las servidumbres mediante juramentos obligatorios. Cuando un aprendiz se convertía en oficial, solo se le permitía ser miembro del gremio jurando un juramento secreto al gremio. Literalmente juró ‘servir oro’. / Solo oro. ¡Juró que solo trabajaría por un salario! Una vez juramentado, cualquier otro juramento de servidumbre sería un perjurio de ese juramento. Se obligó a sí mismo de por vida a nunca ser un sirviente, salvo el amo muy benévolo: ¡oro! / (Por cierto, la Orden de Masones Libres y Aceptados es un remanente de uno de estos gremios. Su juramento es un secreto. Les encantaría hacerte pensar que la ‘G’ en el medio de su logo significa ‘Dios’. La verdad obvia es que significa ‘ORO’ – [algunos dicen ‘Generación’]] / Luego, la Biblia vino a imprimir.
 Resultado de imagen de jurisdicción
El mercado para esta época no era el rico. Ya tenían una copia manuscrita. Tampoco fueron los inquilinos. Eran demasiado pobres para hacer esta compra. El mercado era el de los comerciantes, y el libro seguía siendo tan costoso que se necesitó el ahorro de vida combinado de los hermanos para comprar una Biblia familiar. La otra razón por la que los comerciantes eran el mercado era que a ellos también se les enseñaría a leer como parte de su aprendizaje. Como contratistas, ¡tenían que saber cómo hacer eso! Aparte de las familias de los súper ricos / (y los sacerdotes) / nadie más sabía leer. Estos hombres quedaron impresionados cuando leyeron el mandamiento de Jesús en contra de jurar juramentos / (Mateo 5: 33-37) /. Esto era nuevo para ellos. Durante más de un milenio habían estado confiando en que la iglesia, originalmente solo la Iglesia de Roma, pero ahora también la Iglesia de Inglaterra, les había estado diciendo todo lo que necesitaban saber en ese libro. Entonces se dieron cuenta de que Jesús dijo / (Mateo 5:34) /, * / “No juren en nada …” / * / ‘juramentos’. / Hable acerca de una revelación. Imagine ver una conspiración revelada que se remonta a más de 1000 años. Sin juramentos no habría habido inquilinos, trabajando por la nobleza y recibiendo a cambio una mera subsistencia.
Resultado de imagen de jurisdicción
Toda la sociedad se basaba en juramentos; toda la sociedad RECLAMÓ que era cristiano, ¡sin embargo, violó un mandato muy simple de Cristo! Y los comerciantes también lo habían hecho exigiendo contratos jurados de contrato para aprendices y dando sus propios juramentos a los gremios. ¡No tenían manera de saber que eso estaba prohibido por Jesús! Estaban enojados. / ‘Livid’ / podría ser un término mejor. Los gobiernos lo habían visto venir. ¿Qué podrían hacer? ¿Prohibir el libro? La impresión simplemente habría pasado a la clandestinidad y la milenaria conspiración se evidenciaría aún más en esa prohibición. Se les ocurrió un mejor plan. Usted lo llama el /’Reformation.’/ En una muestra de unanimidad sin precedentes, los gobiernos de Europa adoptaron un tratado. Este tratado le permitiría a cualquiera el derecho estatal de fundar una iglesia. Se consideró un derecho estatal, allí mismo. La iglesia recibiría una carta. Solo tenía que hacer una cosa muy simple para obtener esa carta. Debía aceptar los términos del tratado. Enterrado en esas disposiciones, la mayoría de las cuales eran totalmente inocuas, era una declaración de que la iglesia nunca se opondría a jurar los juramentos legales. Jesús dijo: * / “Ninguno.” / * Todas las iglesias dijeron / (y todavía dicen) /, * / “Ninguna, excepto …” / * ¿Quién crees que era / (es) / correcto? ¡Los comerciantes se enojaron aún más! Ya habían dejado la Iglesia de Inglaterra. Pero con cada nueva / ‘reformada’ / iglesia que todavía se opone a las claras palabras de Cristo, no había iglesia para que se unieran, o encontraran. Ejercieron el derecho de reunión para discutir la Biblia. Algunos de ellos lo predicaron en las esquinas de las calles, utilizando su derecho a la libertad de expresión. Pero no pudieron establecer una iglesia, que siguiera las palabras de Jesús, porque eso habría requerido asentimiento a ese tratado que se oponía a lo que Jesús había ordenado. Para mostrar su disgusto absoluto con aquellos que habían guardado este secreto por tanto tiempo, se negaron a darle ningún respeto a nadie en la iglesia o al estado. Era costumbre quitarse el sombrero cuando se encontraba con un sacerdote u oficial. Empezaron a usar sombreros negros grandes y feos, solo para que el más miope de estos supuestos “superiores” no se perdiera el hecho de que el sombrero permanecía sobre sus cabezas. En aquel entonces, el término / ‘usted’ / era inglés formal, reservado para su uso al hablar con un superior. / ‘Thee’ / era el pronombre familiar, usado entre familiares y amigos. Así que llamaron a estos funcionarios solo por el pronombre familiar / ‘thee’ / o por sus nombres cristianos, / ‘George, Peter, Robert, etc.’ / Llamamos a estos folk / ‘Quakers’. / Ese fue un apodo que le dio un juez. Uno de ellos le había dicho al juez que sería mejor * / “Terremoto ante el Señor, Dios Todopoderoso”. * * El juez, en una muestra de irreverente falta de respeto, respondió: * / “Aquí eres el cuáquero”. * * Ellos encontraron eso es bastante gracioso, ya que es un nombre inapropiado total / (como pronto verás) /, y el apodo está atascado.
Con las enormes pérdidas de membresía de la Iglesia Anglicana, especialmente de hombres que habían sido más caritativos con ella en el pasado, la iglesia estaba técnicamente en bancarrota. No fueron solo las pérdidas de los cuáqueros. Otras personas se estaban yendo para unirse a las nuevas / ‘Iglesias Reformadas’. En otros lugares de Europa, la Iglesia Romana había acumulado recursos suficientes para capear esta tormenta. La Iglesia Anglicana, mucho más nueva, no. Pero la Iglesia Anglicana, como agencia del Estado, no puede ir a la quiebra. Se convierte en deber del Estado apoyarlo en tiempos difíciles. El Parlamento lo hizo. Se promulgó un impuesto para ese fin. Un buen impuesto religioso, y según los estándares actuales, un impuesto muy bajo, un diezmo / (10%) /. Pero cometió un error mortal en eso. Los cuáqueros, principalmente como comerciantes, reconocieron este impuesto sobre la renta como un impuesto / ‘sin jurisdicción’ / al menos hasta donde llegaron. Como hombres no juramentados ni liberados, señalaron que no tenían que pagarlo ni darles una devolución. Ausentes sus juramentos estableciendo esta servidumbre, no había / ‘no jurisdicción’. / Y tenían razón. A pesar de que las leyes establecen que es un delito negarse deliberadamente a devolver dinero y pagar este impuesto, NINGUNO fue acusado o arrestado. Eso causó que el resto de la sociedad lo notara. Otra gente que había pensado que los cuáqueros eran / “extremistas” / de repente comenzó a escucharlos. Como siempre, el dinero habla. Estos tipos mantenían todo lo que ganaban, mientras que el resto de la sociedad sin juramento, pensando que este impuesto les era aplicable, bueno; estaban fuera del 10%. El movimiento cuáquero se expandió significativamente, esa prueba una vez hecha en el mercado. La membresía en la Iglesia Anglicana cayó aún más, al igual que la caridad hacia ella. Los impuestos no fueron suficientes para compensar estas pérdidas adicionales.
 Resultado de imagen de jurisdicción
El diezmo / (ingreso) / impuesto era en realidad contraproducente para el objetivo de apoyar a la iglesia. Los miembros del gobierno y los hombres de la iglesia estaban asustados. Si este movimiento continuara expandiéndose al ritmo actual, nadie en la próxima generación haría un juramento. ¿Quién entonces cultivaría las tierras de la nobleza? Oh, seguramente alguien lo haría, pero no como un sirviente trabajando para la subsistencia. La tierra tendría que ser arrendada bajo un contrato, con el pago para ese uso establecido en el mercado, no en el capricho unilateral del noble. La riqueza de la nobleza, sus ingresos, estaba a punto de reducirse en gran medida. Y la Iglesia de Inglaterra, qué activos poseía, tendría que ser vendida, con lo que quedaba de esa iglesia muy reducido en poder y riqueza. Pero mucho peor fue la disminución del respeto exigido por los sacerdotes y los funcionarios. Siempre habían tenido una posición de superioridad en la sociedad. ¿Qué harían cuando toda la sociedad los tratara solo como iguales? Comenzaron a usar el término “anarquía”. Pero Inglaterra era una monarquía, no una anarquía. Y esa fue la solución definitiva al problema, o eso pensaban los gobiernos. Hay un aspecto de una monarquía que los estadounidenses encuentran algo incomprensible, o al menos lo hicimos hace dos siglos. Una corona tiene derecho divino, o al menos eso dice. Una expresión del derecho divino de una corona es el poder de gobernar por demanda. Una corona puede emitir comandos. El rey dice: * / “jump.” / * Todos saltan. ¿Por qué saltan? Sencillo. Ir es un crimen NO saltar. Para / ‘voluntariamente fallar (hey, hay un par de términos familiares) para obedecer un comando de la corona’ / se considera una traición, alta traición. La corona británica emitió un Comando de la Corona para poner fin al movimiento de objeción fiscal. ¿La Corona ordenó que todos paguen el impuesto a las ganancias? No, eso no fue posible. Realmente no existía / ‘jurisdicción’. / Y eso no habría hecho nada para curar la falta de respeto. La corona fue una mejor. ¡Ordenó que cada hombre jure lealtad a la corona! Maldita cosa cristiana que hacer, ¿eh? ¡Literalmente! Un pequeño puñado de los objetores de impuestos obedeció. La mayoría se negó. Era una simple cuestión de blanco y negro. Jesús dijo / (Mateo 5:34) /: / * “no juren en ninguna manera”. * Optaron por obedecerlo por la corona. Eso los llevó rápidamente a la corte, enfrentando la acusación de alta traición. Un oficial tomaría el estrado de los testigos, jurando que no tenía constancia del juramento de lealtad del acusado. Entonces, el acusado fue llamado a testificar, ya que no había derecho a negarse a testificar contra uno mismo. Se negó a aceptar el juramento administrado.
 Resultado de imagen de jurisdiction
Esa negativa en el registro, la corte instantáneamente lo juzgó culpable. Tomó todos los 10 minutos. Esa conveniencia era esencial, ya que había otro par de cientos de acusados ​​esperando ser juzgados ese día por sus propias traiciones contra la corona. En poco tiempo, las cárceles alcanzaron su capacidad, más. Pero no estaban llenos como los imaginarías. Los hombres que habían rechazado los juramentos no estaban allí. Sus hijos fueron. Hubo un / ‘Stand-in’ / ley que permite eso. No había un sistema de bienestar social. La esposa y los hijos de un hombre casado en prisión existían en la caridad de la iglesia y los vecinos, o dejaron de existir, muriendo de hambre. Era típico que un hombre condenado por un delito menor tuviera a uno de sus hijos para él por 30 o 90 días. De esa manera podría seguir ganándose la vida, manteniendo el pan sobre la mesa, sin que la familia tenga que depender de la caridad. Sin embargo, a un hombre condenado por crímenes más atroces le resultaría generalmente imposible convencer a su esposa para que permita que sus hijos cumplan su condena. La familia preferiría existir en caridad en lugar de volver a verlo en la sociedad. Pero en este caso, la familia no tenía opción. La familia no tenía iglesia Los vecinos estaban todos en la misma situación. La caridad no existía para ellos. La familia estaba destinada a la inanición rápida a menos que uno de los niños se hiciera cargo del sostén de la familia. Desafortunadamente, la elección racional de qué niño debería cumplir el tiempo se basaba en qué niño era el menos productivo para las ganancias familiares. Eso significaba casi el más joven, generalmente una hija. Por lo tanto, las prisiones de Inglaterra se llenaron de mujeres adolescentes, cumpliendo las cadenas perpetuas de sus padres. Esas vidas serían cortas. No había calor en las cárceles. Estaban plagados de tuberculosis y otras enfermedades mortales. Un hombre fuerte puede durar varios años. Una niña pequeña midió su tiempo restante en la tierra en meses. Fue el holocausto cristiano, un verdadero sacrificio de los corderos sin mancha. / (Y, debemos señalar, completamente ignorado en prácticamente todos los textos de historia que cubren esta época, no sea que la corona, el gobierno y la iglesia se avergüencen debidamente.) / A pesar de la alta tasa de mortalidad, las cárceles aún se desbordaron. Había poco temor de que las hijas fueran violadas o murieran por la brutalidad de otros prisioneros. Los otros prisioneros, los verdaderos criminales, habían sido liberados para hacer espacio.
 Resultado de imagen de jurisdicción
La liberación temprana se basaba en la severidad del crimen. La alta traición fue el mayor crimen. Los asesinos, los ladrones, los pirómanos, los violadores, etc., habían sido liberados. Eso tuvo un efecto muy profundo en el comercio. Se detuvo. Había salteadores de caminos en todos los caminos. Matones y atracadores gobernaban las calles de la ciudad. Los sujetos jurados de la corona se sentaron detrás de puertas atornilladas, en casas frías y oscuras, preguntándose cómo podrían existir cuando se acabaran la comida y el agua. Finalmente se atrevieron a salir para asistir a las reuniones para abordar la situación. En esas reuniones discutieron métodos para derrocar la corona a la que habían jurado. Llamar a ese perjurio. Llama a esa sedición. Llámalo por cualquier nombre, iban a poner sus palabras en acción, y pronto, o morir por inanición o la espada de un matón. Aquí deberíamos notar que el caos / (y casi anarquía: “sin corona”) / llegó a ser, no como el resultado de la negativa a jurar, sino como el resultado directo de la exigencia gubernamental de que la gente los jure. Los seguidores de las palabras de Jesús no trajeron ese caos, los que ignoraron ese mandato de Cristo lo trajeron. La corona pronto vio la caligrafía revolucionaria en la pared y ordenó la liberación de los niños y la recuperación de los verdaderos delincuentes, antes de que el gobierno fuera destituido por la fuerza de las armas. A los tribunales se les ocurrió el extraño concepto de una “afirmación en lugar de un juramento”. Los cuáqueros lo aceptaron como una victoria. Dado lo que habían pasado, eso era comprensible. Sin embargo, Jesús también prohibió las afirmaciones / (Mateo 5: 36,37) /, llamando a la práctica un juramento * / “por tu cabeza”. / * Es curioso que pudiera prever el concepto legal de una afirmación 1600 años antes de que llegara a ser. ¡Una gran profecía! Cuando las colonias se abrieron a la migración, los cuáqueros huyeron de Europa en tropel, tratando de poner la mayor distancia posible entre ellos y las coronas. Tenían un miedo muy racional a una repetición de la situación. Eso puso a muchos de ellos aquí en los Estados Unidos de América, lo suficiente como para que tuvieran una gran influencia en la política. Podrían haber bloqueado la ratificación de la Constitución si se hubieran opuesto a ella. Algunas de sus demandas se incorporaron en ella, al igual que algunas de sus concesiones, en equilibrio con esas demandas. Su influencia más obvia que se encuentra en la Constitución es la definición de traición, el único crimen definido en ese documento. La traición aquí es la mitad de lo que se puede cometer bajo una corona. En los Estados Unidos, la traición solo puede surgir de una / (abierta) / ACCIÓN. La negativa a realizar una acción bajo el mando del gobierno no es una traición, por lo tanto, NO ES UN DELITO. Puede encontrar eso reafirmado en la Carta de Derechos, donde la jurisdicción territorial de los tribunales para juzgar un acto criminal se limita al lugar en el que el crimen debe haberse COMPROMETIDO. Un rechazo o falla no es un acto / ‘cometido’ / – es lo opuesto, un acto / ‘omitido’. / En esta nación / ‘no hacer nada’ / no puede ser criminal, incluso cuando alguien reclama el poder de mandarlo a usted alguna cosa. Con ese concepto en su lugar, el nuevo gobierno habría durado unos tres años. Verán, si no fuera un crimen dejar de hacer algo, entonces los oficiales de ese gobierno no habrían hecho NADA, salvo para sacar su paga. Esa verdad forzó a los cuáqueros a una concesión. Cualquiera que tenga un trabajo en el gobierno necesitaría ser jurado / (o afirmado) / para apoyar la Constitución. Esa Constitución permitió al Congreso promulgar leyes necesarias y apropiadas para controlar los poderes conferidos a estas personas. Esas leyes establecerían sus deberes. Si tal funcionario / ‘falla’ / para realizar sus deberes legales, demostraría en esa omisión que su juramento fue falso. Jurar un falso juramento es una ACCIÓN. Por lo tanto, los castigos por fallas existirían bajo el concepto de perjurio, no de traición. Pero eso solo se refería a las personas bajo juramento de oficio, que estaban en el cargo solo por sus juramentos. Y esa sigue siendo la situación. Es solo que el gobierno ha ocultado muy inteligentemente ese hecho para que el hombre promedio le pague una renta, un impuesto sobre la renta. Como probablemente sepa, el primer uso del impuesto a la renta aquí llegó mucho antes de la 16ª enmienda. Ese impuesto casi fue abolido por una decisión del Tribunal Supremo de finales del siglo XIX. El problema era que el impuesto no se distribuía y no se podía repartir; que debido al hecho de que se basaba en los ingresos de cada persona que lo gana, en lugar de un total inicial, dividido y repartido a los diversos Estados de acuerdo con el censo. Pero el impuesto a la renta no fue absolutamente abolido. La corte enumeró una excepción solitaria. Los ingresos de los funcionarios federales, derivados como un beneficio de la oficina, podrían ser tan gravados.
Resultado de imagen de jurisdicción
Podrías llamarlo a / ‘kick back’ / o incluso a / ‘return’. / Esencialmente, el tribunal dijo que lo que el Congreso da, puede demandar de regreso. Como eso no sería un ingreso derivado dentro de un Estado, la regla de distribución no se aplicaba. ¿Tener sentido? Ahora, ningún tribunal puede simplemente tomar decisiones. La función de un tribunal es responder a las preguntas que se le formulan. Y para hacer una pregunta, una persona necesita / ‘de pie’. / El peticionario tiene que demostrar que se ha producido una acción que le afecta, por lo tanto, darle esa posición. Para que el Tribunal Supremo aborde la cuestión de los ingresos de los oficiales demuestra que el peticionario era tal. De lo contrario, la pregunta no podría haber surgido. El Congreso estaba gravando sus beneficios de oficina. Pero el Congreso TAMBIÉN estaba gravando sus ingresos externos, que provenían de fuentes dentro de un Estado. Podría haber sido interés, dividendos, renta, regalías e incluso pensión alimenticia. Si tuviera un trabajo secundario, podría haber sido incluso comisiones o salario. Esas formas de ingreso no pueden ser gravadas. Sin embargo, el Congreso podría gravar sus ingresos con los beneficios que obtuvo al ser un oficial. Esa decisión judicial fue el final de todos los impuestos a la renta. La razón es bastante obvia. En lugar de gravar los beneficios derivados de la oficina, ¡es mucho más fácil simplemente reducir los beneficios por adelantado! Ahorra tiempo. Ahorra papel El dinero se queda en el Tesoro en lugar de salir, y luego regresa hasta 15 o 16 meses después. Entonces, a pesar de que los beneficios de la oficina podrían haber sido gravados, según el fallo de la Corte, ese impuesto fue retirado por el Congreso. Hay dos formas de superar un fallo de la Corte Suprema. El primero es hacer que la corte se invierta a sí misma. Ese es un concepto muy extraño en la ley. En realidad, es una imposibilidad por ley. La única forma en que una corte puede cambiar una decisión anterior es si los estatutos o la Constitución cambian, que cambia las premisas sobre las cuales se derivó su conclusión previa en la ley. Debido a que el fallo del Tribunal Supremo casi abolió el impuesto sobre la renta, el segundo método, una Enmienda a la Constitución, se utilizó para superar la decisión previa. Esa fue la 16ª Enmienda. La Enmienda 16 permite que el Congreso grava los ingresos de cualquier fuente derivada, independientemente de la distribución. ¿De quién son los ingresos? Oye, no dice / (ni tampoco las estatuas promulgadas debajo) /. La Corte Suprema ha declarado que esta Enmienda le otorgó al Congreso / ‘no nuevos poderes’. / Eso es absolutamente cierto. El Congreso siempre tuvo el poder de gravar los ingresos, pero solo los ingresos de los funcionarios y solo sus ingresos se derivaron de un beneficio de la oficina. Todo lo que hizo el 16 fue extender ese PODER EXISTENTE a los ingresos de los oficiales / (como beneficios de la oficina) / a sus ingresos de otras fuentes / (de cualquier fuente derivada) ./ La 16a Enmienda y los estatutos promulgados bajo ella no tienen que decir cuyos ingresos están sujetos a este impuesto. El Tribunal Supremo ya había dicho eso: oficiales. Eso es lógico. Si podría ser un delito que un hombre libre / “voluntariamente falle” / presente o pague este impuesto, ese delito solo podría existir como una traición por definición monárquica. En esta nación, un crimen de fracaso solo puede existir bajo la amplia categoría de perjurio. Período, sin excepción. Por lo tanto, el truco empleado por el gobierno es hacer que reclames que eres un oficial de ese gobierno. Sí, estás diciendo: “Hombre, nunca sería tan tonto como para reclamar eso”. Apuesto a que $ 100 puedo demostrar que lo hiciste y que te verás obligado a aceptar. ¿Firmó alguna vez un formulario de impuestos, un W-4, un 1040? ¡Entonces lo hiciste! Mire la letra pequeña en la parte inferior de los formularios de impuestos que una vez firmó. Usted declaró que era / ‘verdad’ / que estaba / ‘bajo pena de perjurio’. /¿Eres tú? ¿Lo estabas? El perjurio es un delito grave. Para cometer un perjurio debes FIRST estar bajo juramento / (o afirmación) /. Tú lo sabes. Es de conocimiento general. Entonces, para ser castigado por un perjurio necesitarías estar bajo juramento, ¿verdad? Derecha. No hay otra manera, a menos que pretendas estar bajo juramento. Pretender estar bajo juramento es un perjurio automáticamente. No habría juramento. Por lo tanto, es un juramento FALSO.
 
El perjurio se basa en hacer un falso juramento. Entonces, reclamar estar / ‘bajo pena de perjurio’ / es reclamar que está bajo juramento. Esa afirmación podría ser verdadera, podría ser falsa. Pero si es falso, y usted hizo esa afirmación falsa de manera consciente y voluntaria, entonces usted cometió un perjurio simplemente al hacer esa afirmación. Usted ha leído la Constitución. ¿Cuántas veces puede ser procesado y penalizado por un solo acto criminal? ¿Una vez? ¿Te escuché bien? ¿Dijiste una vez? ¿sólo una vez? Bien por usted. Sabes que ni siquiera puedes ser puesto en peligro de penalización / (prueba) / por segunda vez. El término / ‘penalties’ / es plural. Más de uno. Oops. ¿No acabas de decir que solo puedes ser juzgado una vez, penalizado una vez, por una sola acción criminal? Seguro que lo hiciste. Y eso casi siempre sería cierto. Hay una excepción solitaria. Un funcionario o empleado federal puede ser juzgado dos veces, dos veces penalizado. La segunda pena, que resulta de una condena de juicio político, es la pérdida de los beneficios de la oficina, de por vida. Los oficiales federales están bajo juramento, un juramento de oficina. Es por eso que los llama funcionarios públicos. Ese juramento establece la jurisdicción / (juramento hablado), / lo que les permite ser penalizado, dos veces, por perjurio / (especialmente por un perjurio de juramento oficial) /. Usted ha sido engañado para que firme formularios de impuestos bajo la cláusula de perjurio. No está bajo juramento permitiendo la comisión de perjurio. No puede ser penalizado dos veces por un solo acto criminal, ni siquiera por perjurio. Aún así, debido a que confiaba en que el gobierno no trataría de engañarlo, firmó un formulario de impuesto a la renta, pretendiendo que había jurisdicción / (juramento) / donde no había ninguno. Una vez que firme el primer formulario, el gobierno siempre creerá que usted es un funcionario público. ¡Deja de firmar esos formularios mientras sigues teniendo ingresos y se te cobrará con / ‘falta intencionada de archivo’ / un delito de no hacer nada cuando se te ordena hacer algo! Inicialmente, los formularios del impuesto a la renta debían ser JURADOS / (o confirmados) / ante un notario.
 Resultado de imagen de jurisdiction
Un criminal llamado Sullivan llevó ese asunto hasta el Tribunal Supremo. Argumentó que si enumeraba sus ingresos de actividades delictivas, esa información sería luego utilizada en su contra con un cargo penal. Si él no lo listó, entonces juró que el formulario era “verdadero, correcto y completo”, podría ser acusado y condenado por perjurio. Él estaba condenado si lo hiciera, maldito si no lo hiciera. La Corte Suprema solo pudo estar de acuerdo. Decidió que una persona podría negarse a proporcionar cualquier información en ese formulario, tomando una excepción individual a cada línea, y declarando en ese espacio que se negó a proporcionar testimonio contra sí mismo. Eso debería haber sido el final del impuesto a la renta.
 
En unos pocos años, todos se habrían negado a proporcionar respuestas sobre / / ‘bruto’ / y / ‘ingreso neto’ / líneas, forzando una respuesta NO en el / ‘impuesto a pagar’ / línea, también. Por supuesto, esa decisión se basaba en el uso del juramento ante notario, lo que hacía que las respuestas tuvieran la calidad de /’testimony.’/ El Congreso ordenó INSTANTÁNEAMENTE que se cambiaran los formularios. En lugar del juramento notariado, los formularios contendrían una declaración de que fueron hechos y firmados / ‘Bajo pena de perjurio’. / La resolución anterior del Tribunal Supremo quedó obsoleta.
 
El Congreso había cambiado la premisa sobre la cual había llegado a su conclusión. La veracidad de la información en el formulario ya no descansaba en un juramento ante notario. Se basaba en el juramento de los contribuyentes. Y, como muchos manifestantes fiscales en la década de 1970 y principios de 1980 descubrieron rápidamente, el fallo de la Corte Suprema para Sullivan no tenía relevancia actual. * _ Nunca ha habido un juicio penal en ningún asunto bajo impuestos federales sin un formulario de impuestos FIRMADO en evidencia ante el tribunal _. * El tribunal toma nota de la firma debajo de la cláusula de perjurio y asume que la posición del acusado es la de un federal funcionario, una persona bajo juramento que puede ser doblemente penalizado por un solo acto criminal de perjurio / (a ​​su juramento oficial) /. El tribunal tiene jurisdicción para juzgar a dicha persona por un “fallo”. / Esa jurisdicción surge bajo el concepto de perjurio, no de traición. Sin embargo, el tribunal está en una posición extraña aquí. Si el acusado debe comparecer como testigo, bajo juramento o afirmación para decir la verdad, y luego decir verazmente que no está bajo juramento y no es un funcionario o empleado federal, esa declaración contradiría la declaración firmada en el formulario de impuestos. , ya en evidencia y hecho bajo demanda de juramento. Esa contradicción daría lugar a un perjurio técnico. Bajo los estatutos federales, el perjurio en el tribunal se comete cuando una persona voluntariamente hace dos declaraciones, ambas bajo juramento, que se contradicen entre sí. La cláusula de perjurio afirma que el testigo es una persona federal. ¡Si él dice sinceramente lo contrario desde el estrado de los testigos, entonces el juez está obligado a acusarlo de cometer un perjurio! En su subsiguiente juicio por perjurio, las dos declaraciones contradictorias * / “Estoy bajo pena de perjurio” / * y * / “No soy un funcionario o empleado federal” / * serían la única evidencia de la comisión del perjurio. Como el empleo federal es una cuestión de registro público, se evidenciará la verdad de la última declaración.
 
Eso probaría que la cláusula de perjurio era una declaración FALSA. No podemos tener esa prueba en el registro, ¿verdad? Aproximadamente ahora usted está pensando en algunos juicios por protestas impositivas por “fallas voluntarias” / cuando el acusado tomó el estrado de los testigos y atestiguó, con toda verdad, que no era una persona federal. Este escritor ha estudiado algunos de estos casos. Los de Irwin Schiff y F. Tupper Saussy vienen a la mente. Y tienes razón; le dijeron al tribunal que no eran personas federales. Desafortunadamente, no le dijeron al tribunal eso mientras estaban bajo juramento. Un fenómeno muy curioso ocurre en / ‘fracaso deliberado’ / juicios donde el acusado ha publicado el hecho, en libros o boletines informativos, de que no es una persona federal. El juez se vuelve muy distraído, al menos eso es seguramente lo que trataría de reclamar si surgiera alguna vez el problema. Se olvida de jurar al demandado antes de tomar el estrado.El acusado dice la verdad desde el estrado de los testigos, pero lo hace sin juramento. Como él no está bajo juramento, nada de lo que dice puede constituir un perjurio técnica como una contradicción a la ‘cláusula de perjurio’ los / / en los formularios de impuestos que ya están en pruebas. La corte casi siempre juzgará culpable por su falta de presentación. Sistema inteligente. Y todo comienza cuando una persona que no es un agente federal o empleado firma su primera declaración de impuestos, alegando falsamente que está bajo juramento, que si perjurado puede llevarle una dualidad de sanciones. Todavía es un asunto de jurisdicción / (juramento hablado) /. Eso no ha cambiado en más de 400 años. La única diferencia es que en esta nación, no tenemos monarca capaz de mandar a la acción. En los Estados Unidos de América, que tiene que ser voluntario para establecer la jurisdicción. Una vez que lo hace,a continuación, usted está sujeto a las órdenes relativas a los deberes de su oficina. Por lo tanto el impuesto sobre la renta es / ‘voluntaria’, / al principio, pero / ‘obligatoria’ / una vez que usted es voluntario. Usted es voluntario cuando se registra su primera declaración de impuestos, probablemente un Formulario W-4 y probablemente en alrededor de 15 años de edad Usted se inscribe voluntariamente una declaración falsa, una declaración falsa que afirma que está sujeto a la jurisdicción. Gotcha!Ah, y cuando el fiscal entra en sus formularios de impuestos anteriores firmados en evidencia en una omisión intencional de presentar juicio, siempre decirle a la corte que esas formas evidencia de que se sabía que era su deber de hacer y presentar las declaraciones correspondientes. ¡DEBER! Un hombre libre no tiene ningún deber. Un hombre libre no debe nada al gobierno federal, ya que no recibe nada de ella. Sin embargo, un funcionario federal tiene un deber. Él recibe algo de ese gobierno – los beneficios de la oficina. Además de un retorno de algunos de esos beneficios, el Congreso también puede exigirle que pagar un impuesto sobre sus otras formas de ingresos, ahora bajo la 16 ª Enmienda, de cualquier fuente que se pueden derivar. Si ese fuera siempre debe entenderse, a las filas de los agentes federales reales, jurados disminuiría en gran medida. Y las filas de los agentes federales pretendidos / (incluido usted) / desaparecerían a cero.Todavía es el mismo sistema que lo era hace 400 años, con las modificaciones apropiadas, por lo que no se da cuenta de inmediato.
 
Sí, se trata de una cuestión de competencia. Una cuestión de juramento hablado. Es muy probable que, como estudiante de la Constitución, se han preguntado sobre la Enmienda 14. Usted se ha preguntado que son personas / ‘sujetas a la jurisdicción’ / de los Estados Unidos, y como alternativa, que no lo son. Esto se explica fácilmente, de nuevo en la perspectiva histórica adecuada. El propósito declarado del 14 fue conferir derechos civiles a los antiguos esclavos. Se necesitaba un método para convertirlos de mueble a los seres civiles completos. El Tribunal Supremo había emitido fallos que impidieron que se produzcan. Por lo tanto, una enmienda era necesaria. Pero tuvieron que pasar un poco más de la enmienda.
 
Los antiguos esclavos tendrían que realizar un acto,sujetándose al / ‘jurisdicción’ / de los Estados Unidos. Ahora usted debe darse cuenta de que un juramento es la forma en que fue / se lleva a cabo. Después de las batallas de la rebelión habían cesado, los esclavos manumitidos eran libres, pero sin derechos. Ellos no tenían ningún derecho electoral – que no podían votar. Los gobiernos de los estados del sur eran bastante molesto por lo que había ocurrido en los años anteriores, y que no estaban a punto de extender franquicias electorales a los antiguos esclavos. El gobierno federal encontró una manera de forzar eso. Se ordenó que los votantes tuvieron que ser / ‘registrado’. / Y ordenó que para convertirse en un votante registrado, había que hacer un juramento de fidelidad a la Constitución. Los blancos, por lo general, no estaban dispuestos a hacer eso. También se peeved que la excusa para todas las batallas era una no escrita, supuesta,premisa constitucional, de que un / ‘Estado no tiene derecho a la separación.’ / Los antiguos esclavos no tenían ningún problema de jurar fidelidad a la Constitución. La gran mayoría de ellos no tenía la más mínima idea de lo que era un juramento, ni siquiera sabe lo que fue la constitución! Grandes registro de votantes tuvieron lugar. En un giro histórico impar, éstos fueron patrocinados en gran medida por los cuáqueros que ofrecieron su ayuda. Por lo tanto, la mayoría de los juramentos administrados fueron administrados por los cuáqueros! Cada esclavo anterior fue juramentado, tomando lo que en realidad era un juramento de cargo. La franquicia electoral existía entonces casi exclusivamente entre los antiguos esclavos, con los blancos en el Sur se negaron por unanimidad que el juramento y se les niega su derecho al voto. Durante un tiempo, muchos de los gobiernos de los estados del sur estaban formados por nadie más que los antiguos esclavos.Los antiguos esclavos se convirtieron jure / (bajo juramento) / funcionarios federales, / ‘sujeta a la jurisdicción de los Estados Unidos’ / por ese juramento. Eran funcionarios no compensada, recibiendo ningún beneficio de su cargo, excepto lo que entonces se extendió bajo la Enmienda 14. Hubo una breve charla de proporcionar una compensación en forma de 40 acres y una mula, pero que rápidamente se desvaneció. Jurisdicción sobre una persona sólo existe por juramento. Siempre tiene, siempre lo hará. Para un tribunal sea competente, alguien tiene que llevar una carga o petición bajo juramento. En un caso criminal, la carga se envía bajo los juramentos del gran jurado / (acusación) / o bajo el juramento del cargo de un (información) / federal / oficial. Incluso antes de que una orden puede ser emitida, alguien tiene que jurar existe una causa probable. En caso de que más tarde se descubrió que no había causa probable,esa persona debe ser acusada de un perjurio. Es todo acerca de los juramentos. Y el delito por el cual la inmunidad, incluso / la ‘inmunidad soberana’, / no puede extenderse es … perjurio.
 
Usted debe entender /’jurisdiction.’/ Ese plazo sólo es comprensible cuando uno entiende la historia detrás de él. Saben lo que / ‘jurisdicción’ / significa. No reclamó VOLUNTARIAMENTE que eras / ‘bajo pena de falso’ / de los formularios de impuestos que firmó. Es posible que haya hecho voluntariamente, pero seguramente lo hizo por ignorancia! No te diste cuenta de la importación y las implicaciones de dicha cláusula. Fue, francamente, un error./ Ese plazo sólo es comprensible cuando uno entiende la historia detrás de él. Saben lo que / ‘jurisdicción’ / significa. No reclamó VOLUNTARIAMENTE que eras / ‘bajo pena de falso’ / de los formularios de impuestos que firmó. Es posible que haya hecho voluntariamente, pero seguramente lo hizo por ignorancia! No te diste cuenta de la importación y las implicaciones de dicha cláusula. Fue, francamente, un error./ Ese plazo sólo es comprensible cuando uno entiende la historia detrás de él. Saben lo que / ‘jurisdicción’ / significa.
 
No reclamó VOLUNTARIAMENTE que eras / ‘bajo pena de falso’ / de los formularios de impuestos que firmó. Es posible que haya hecho voluntariamente, pero seguramente lo hizo por ignorancia! No te diste cuenta de la importación y las implicaciones de dicha cláusula. Fue, francamente, un error. Uno grande.Un mudo. Aun así, era solamente un error. La obstinación se basa en la intención. Usted no tenía intención de afirmar que usted tenía menos de un juramento de la oficina, un falso testimonio de lo que podría llevar a sanciones duales. Usted simplemente no dio ningún pensamiento esas palabras. ¿Qué se hace cuando se descubre que ha cometido un error? Como un hombre honesto, le dice a los que pueden haber sido afectados por un error, pedir disculpas a ellos, y por lo general usted promete ser más cuidadoso en el futuro, que como una demostración de que, como todos nosotros, aprender por sus errores. Que realmente debería dejar caer el Secretario del Tesoro de los Estados Unidos una carta breve, cc al Comisionado de Impuestos Internos. Explique que nunca se dio cuenta de que la letra pequeña en la parte inferior de todas las formas de impuestos significaba que estaban reclamando ser / ‘bajo juramento’ / a de perjurio, que podría ser / ‘dos ​​veces’/ Penalizado. Explica que nunca han hecho un juramento tales y que por razones de conciencia, nunca. Usted ha hecho este error en cada formulario de impuestos que nunca hubiera firmado. Pero ahora que usted entiende las palabras, que sin duda no cometer el mismo error! Ese será el final de cualquier posibilidad de que alguna vez se le cobrará con / ‘omisión intencional de presentar. / Demasiado simple? No, sólo es tan simple, ya que se supone que es. Jurisdicción / (juramento hablado) / es un asunto muy simple. O se está sujeto a la jurisdicción por tener realmente un juramento, o que no lo son. Si no está bajo juramento y abolir todas las pretensiones, de manera fraudulenta que nos ha facilitado en el que el gobierno asume que usted estaba bajo juramento, a continuación, la jurisdicción falla y se convierta en un hombre libre. Un hombre libre no puede ser obligado a realizar actos y amenazado con una multa,Ciertamente no dos sanciones, en caso de que no lo hacen. Eso constituiría una acusación de traición por parte de la definición abolida aquí. Es una cuestión de historia. la historia europea, historia de Estados Unidos y, por último, la historia de su vida. Los dos primeros pueden estar ocultos de usted, por lo que las partes de ellos difíciles de descubrir. Pero la última historia que sabe. Si usted sabe que usted nunca ha hecho un juramento de su cargo, y ahora entender cómo que la verdad se adapta a las otras historias, a continuación, usted es libre. La verdad hace eso.Si usted sabe que usted nunca ha hecho un juramento de su cargo, y ahora entender cómo que la verdad se adapta a las otras historias, a continuación, usted es libre. La verdad hace eso.Si usted sabe que usted nunca ha hecho un juramento de su cargo, y ahora entender cómo que la verdad se adapta a las otras historias, a continuación, usted es libre. La verdad hace eso. Es curioso cómo funciona eso.Jesucristo era que la Verdad. Su orden que sus seguidores: / * “Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios …” * // (Mateo 05:34). / Ese fue el método por el cual los hombres sean libres. Israel era una sociedad feudal. Tenía una corona; que tenía los propietarios; tenían los arrendatarios obligados por juramento a ellos. Jesús les asusta tonto. ¿Quién iba a cultivar esas tierras en la próxima generación, cuando todas las personas que se negaron a jurar? ¿Sonar una campana?Y lo que hizo el gobierno a Jesús? Se trató de obtener la jurisdicción sobre el falso juramento de un testigo, que lo acusa de / ‘sedición’ / para el fuera de contexto, la declaración alegórica que Él / ‘derribar el templo’ // (un edificio del gobierno) /. En ese ensayo, Jesús se puso en silencio, rechazando el juramento administrado. / (Mateo 27:14). / Eso fue inaudito! El juez llegó a ser tan frustrado que plantea una pregunta con trampa y trató de obtener la jurisdicción de Jesús al que acusa de sedición; Pilato les dijo: / * “Entonces dijo Pilato: ¿No oyes cuántas cosas testifican contra ti?” * / / (Mateo 27: 13 /). Pilato no pudo obtener un juramento / jurisdicción obligado sobre Jesucristo, como Él respondió así: “Y él le respondió ni una palabra, de tal manera que el gobernador se maravillaba mucho” / * * / / (Mateo 27:14) / No / ‘tomar’ / el juramento conjurado. Se fue con su altavoz, el juez! Que unían el juez a la verdad. El juez también había dicho falsamente que Jesús era el hombre / (culpable de sedición) /? No, no en voz alta, todavía no. Pero en su corazón que había dicho. Eso es lo que este ensayo se trata. Jesús arrojó que la falsedad de vuelta a donde pertenecía, así como el juramento. En esas pocas palabras, / * “Y Pilato le preguntó: ¿Eres tú el Rey de los Judios Y él respondiendo, le dijo, _Thou dices it._?” * // (Marcos 15: 2). / Jesús puso el juramento, y el perjurio de ella, de nuevo en el juez, donde pertenecía. El tribunal no podía conseguir jurisdicción. Israel fue ocupada por Roma en ese momento. La corte envía entonces a Jesús ante el gobernador marciales, Poncio Pilato, con la esperanza de que el poder marcial le podría obligar a someterse a la jurisdicción.Pero Pilato tenía nada en contra de Jesús. Vio correctamente el cargo como una cuestión política, carente de cualquier acto criminal real. Probablemente, Pilato ofreció “protección de Roma. Jesús el / / Derecho romano extiende sólo a los sujetos jurados. Todo lo que Jesús tendría que hacer es hacer un juramento a César, entonces Pilato podría protegerlo. De lo contrario, Jesús fue, probablemente, va a aparecer muerto a manos de / ‘persona o personas desconocidas’ /, que sería realmente a manos del gobierno civil, bajo la falsa acusación de sedición. Pilato administró el juramento a César. Jesús se puso de silencio, de nuevo se niega jurisdicción. Pilato /*”..marvelled en gran medida. “* / Él nunca antes había conocido a un hombre que prefería vivir libre o morir. Bajo la ley romana la indagatoria fue considerado impuro – la / ‘grandes masas sin lavar. / La élite habían jurado César.Cuando un funcionario equivocadamente extendió la ley a una persona que no jurada / ‘fracaso de la jurisdicción’ / requerido que el funcionario realice un acto simbólico. Para limpiar a sí mismo y la ley, él / ‘lavarse las manos.’ / Pilato lo hizo. Bajo la ley romana, la ley a la que fue jurado, que tenía que hacerlo. La ley, ni el derecho romano ni la ley de Israel, podría obtener jurisdicción sobre Jesús. La ley no pudo matarlo, ni podría prevenir que el asesinato. Jesús fue entregado a una turba, exigiendo su muerte. ¿Cómo fue que para el caos? Jesús fue condenado a muerte porque se negó a prestar juramento. Pero la ley no podía hacer eso. Sólo una turba pudiera hacerlo, poniendo en libertad un verdadero delincuente en el proceso. Por lo tanto, Jesús probó el defecto de la ley – al menos la ley en ese momento – la ley no tiene capacidad de tocar a un hombre verdaderamente libre. Una turba puede, pero el resultado de esto es el caos,no orden. En cada situación en la que un gobierno intenta obligar a un juramento, o no protege a un hombre de conciencia que se niega, el resultado es el caos. Ese gobierno se ha revelado incapaz de poderes reclamados como resultado, con el único propósito de cualquier gobierno debe ser para defender al pueblo estableciéndola – todas aquellas personas – y no porque se le deben ese gobierno ninguna tasa o la lealtad, sino por el contrario razón, debido a que el gobierno le debe a la gente con su deber y la lealtad ante la ley. Esta nación estuvo cerca de ese concepto durante bastantes décadas. Entonces los de la oficina federal se dieron cuenta de que podían engañar a toda la gente, una parte del tiempo. Que / ‘una parte del tiempo’ / juramentos considerados y jurisdicción. Estábamos / (y siguen siendo) / una nación cristiana, al menos la gran mayoría de nosotros mismos afirman ser cristianos.Sin embargo, somos guiados por los eclesiásticos que todavía sostienen los términos de dicho tratado europeo. Ellos todavía profesan que es cristiana a un juramento, siempre que se trata de un / ‘juramento lícito.’ / Estamos engañados. Como engañado como el inquilino en 1300, pero más aún, por ahora tenemos las palabras de Jesús a leer por nosotros mismos. Jesús dijo: / * “Pero os digo: No juréis en ninguna manera: ni por el cielo, porque es el trono de Dios …” * // (Mateo 05:34) /, es decir, / ‘jurar juramentos,’ / extendiéndose que incluso a los juramentos que no nombrar a Dios. Si sus seguidores obedecían ese comando, los miembros sin escrúpulos de la sociedad en ese día tendrían que rápidamente se dieron cuenta de que podían presentar falsas demandas contra los seguidores de Jesús, se adapta a que no podían responder / (bajo juramento) /. Por lo tanto, Jesús emitió una orden secundaria, ordenando a sus seguidores a vender todo lo que tenían,haciéndose lo que hoy llamamos / ‘prueba de juicio.’ / Poseían sólo su camisa y un abrigo. Si fueron demandados por su camisa, que iban a ofrecer a establecerse fuera de la corte / (sin juramento) / dando el demandante su capa. Eso no era una metáfora. Jesús quiso decir esas palabras en el sentido literal! Es bastante interesante que la mayoría de los manifestantes de impuestos son cristianos y que ya se han hecho la prueba prácticamente juicio, tal vez sin darse cuenta obedecer a uno de los mandatos de Jesús de un instinto de autoconservación. ¿Nos sentimos algo aquí? Es necesario tomar el paso final. Debe jurar juramentos. Ese es el penúltimo paso en la auto-preservación, y en obediencia a los mandatos de Cristo. Es todo una cuestión de / ‘jurisdicción’ / / (juramento hablado) /, que un cristiano no puede cumplir. Los cristianos deben ser hombres libres. Su fe,deber y la lealtad pueden ir a nadie en la tierra. No podemos servir a dos señores. Nadie puede.Como cristianos nuestra fe y lealtad no se apoya en un juramento. Nuestra fe y lealtad surgen de forma natural. Estos son los derechos debidos por un niño a su padre. Como hijos de Dios, debemos ser fieles a Él, nuestro Padre, y nuestro hermano mayor, el heredero de la finca. Eso es cierto. En cuanto a qué tipo de una sociedad sin intención de Jesús juramentos o incluso afirmaciones, este escritor honestamente no puede imaginar. Ciertamente, habría sido / (sin corona) / anarquía. ¿Sería también ha habido caos? Mi instinto inicial es encontrar que conduciría al caos. Al igual que los cuáqueros en 1786, no puedo imaginar un gobierno funcional sin el uso de juramentos. Sin embargo, cada vez que un gobierno intenta utilizar juramentos como un dispositivo para obligar a las servidumbres, el resultado es el caos. La historia demuestra que. La Edad Media estaban a oscuras, sólo porque la sociedad era feudal,no para avanzar hacia la iluminación, ya que fueron juramentados en servidumbres, sin querer violar la orden de Jesús. Cuando la corona británica trató de obligar a los juramentos de lealtad, el caos sin duda resultó. Y la propia muerte de Jesús se produjo sólo en el caos derivado por su negativa a un juramento obligado y un juramento ofrecido. El actual Código de Impuestos Internos es lo más cercano al caos legislado que nunca podría ser imaginado. No hay dos personas que comienzan con idénticas premisas se llega a la misma conclusión en el marco del IRC. No es que el caos? Por lo tanto, en todos los casos donde el gobierno intenta utilizar juramentos de obligar a un pueblo, el resultado ha sido un caos. Por lo tanto, este escritor se ve obligado a la conclusión de que Jesús tenía razón. Nos debe evitar a toda costa juramentos, salvar nuestras propias almas, y precisamente por esa razón. Todavía,qué sistema de interacción social Jesús previó, sin juramentos, se me escapa. ¿Cómo podemos tratar con asesinos, ladrones, violadores, etc. presentes en la sociedad sin que alguien traer una queja, reclamación jurada, ante un jurado / (un panel de jurados hombres) /, para castigarlos por estas acciones criminales contra los miembros civiles de esa sociedad? Tal vez, el lector, puede imaginar lo que Jesús tenía en mente. Incluso si usted no puede, usted todavía tiene que obedecer sus órdenes. Eso hará libres. En cuanto a dónde vamos a partir de allí, así, dado que no ha habido nunca una sociedad, civil ni de guerra, que funcionó sin juramentos, supongo que no vamos a ver cómo va a funcionar hasta que llegue. Mientras tanto, el primer paso en el proceso está aboliendo sus reclamaciones anteriores FALSO de estar bajo juramento / (de la oficina) / de los formularios de impuestos sobre la renta. Que reclamó la jurisdicción / ‘.’/ Sólo se puede revertir al afirmar que la verdad. Se trabajó hace 400 años. Seguirá siendo el trabajo. Es la única cosa que va a trabajar. La historia se puede repetir, pero esta vez sin la pena de traición extendido a usted / (o sus hijas) /. Puede causar. Conocer y contar esta verdad y se hará libres. HONESTAMENTE. Decirle al gobierno, a continuación, explicar a todos los cristianos ya sabes. La mayoría de ellos le odio por ese poco de honestidad. Ser amable con ellos de todos modos. Una vez que ven que usted está guardando lo que gana, el mercado va a obligarlos a darse cuenta de que usted no es el extremista que pensaron originalmente! Si sólo el 2% de la población estadounidense entender lo que está escrito aquí, los impuestos sobre la renta será abolida – que por miedo a que el conocimiento se expandirá. El gobierno va a tener miedo tonto.¿Y si nadie en la próxima generación sería un juramento? Entonces no habría ningún criado! No, el impuesto sobre la renta será abolida mucho antes de que le puede pasar. Esto es sólo el dinero. El poder viene por tener un pueblo ignorante para gobernar. Un gobierno siempre optará por el poder. De esa manera, en dos o tres generaciones, perdió el conocimiento a lo oscuro / ‘entre líneas’ / de la historia, pueden correr el mismo juego del dinero. Pasar este ensayo a sus amigos cristianos. Pero guardar una copia. * Will a sus nietos *. Algún día, ellos también necesitarán probablemente este conocimiento.perdió el conocimiento a lo oscuro / ‘entre líneas’ / de la historia, pueden correr el mismo juego del dinero. Pasar este ensayo a sus amigos cristianos. Pero guardar una copia. * Will a sus nietos *. Algún día, ellos también necesitarán probablemente este conocimiento.perdió el conocimiento a lo oscuro / ‘entre líneas’ / de la historia, pueden correr el mismo juego del dinero. Pasar este ensayo a sus amigos cristianos. Pero guardar una copia. * Will a sus nietos *. Algún día, ellos también necesitarán probablemente este conocimiento. Enseña bien a tus hijos.Se honesto; di la verdad. Eso hará libres – y va a asustar al gobierno tonta. ————————————————– ———————- * Alimento para el pensamiento: * * / “el mundo se ejecuta en la iniciativa de alrededor del 5% de la población, el resto necesita órdenes. / * / * el consenso del otro 95% sobre el tema de la relación de uno con: la administración – bancos – agencias de impuestos – tribunales y corporaciones (todos los reinos separados) es defectuoso en que tales abstracciones inertes se les ha concedido la superioridad sobre los seres vivos *. / / * los gobiernos son artificios mentales transitorios creados por los pocos inteligente con el propósito de vivir de los esfuerzos del confiando muchos -. una generalización, sí, pero también la verdad “* / Top <#> Inicio Educación Diversión Familiar / Hechos religión / Filosofía Citas famosas de la Ley del Nuevo Orden Mundial, impuestos, armas, dinero soberanía Salud

http://allcreatorsgifts.blogspot.com.es/2013/06/understanding-jurisdiction.html

https://analisis05.wordpress.com/2018/01/09/entender-la-jurisdiccion/


 

LEX DIVINA, LEX NATURALIS, LEX HUMANA

Leyes que actúan sobre nosotros

Durante miles de años, los gobernantes del mundo han ocultado los secretos de las leyes para que puedan manejar mejor a las masas humanas. Las leyes son regulaciones muy importantes que normalmente deberían conocer todos los ciudadanos.

El hecho de que las leyes no se enseñan en las escuelas, el hecho de que muchas de las leyes se elaboran y contrabandean, el hecho de que a menudo se formulan en un lenguaje difícil de descifrar, el hecho de que no se presentan y se explican a través de medios públicos de Información debe hacer responsable a cualquier ciudadano.

Muchas leyes, ya sea en forma de tratados internacionales, en forma de una constitución, en forma de leyes orgánicas o ordinarias o en forma de leyes no escritas (las leyes no escritas son procedimientos, reglas y comportamientos tolerados por el sistema) son profundamente injusto e incluso absurdo. Santo Tomás de Aquino. Aprox. 1225, Aquino, reino de Sicilia – D. 7 de marzo de 1274, el monasterio monasterio, el estado papal, hoy municipio del municipio, Italia) dijo:

“Lex iniusta non est lex”.

Esta expresión latina explica que una ley injusta, tan ilegítima, no es una ley. Hay muchos trabajos filosóficos, legales e incluso religiosos que tratan el tema con referencia a cómo establecer una ley. Todos estos trabajos, que en la mayoría de ellos están escritos por los “expertos” del sistema, sugieren que la legitimidad de una ley sería muy difícil, si no imposible, de encontrar. Esto no es verdad y veremos en las siguientes categorías que la legitimidad de una ley es bastante simple de encontrar, tan simple que cualquier ciudadano puede encontrarla.

¡Atención! No se trata de una ley de constitucionalidad porque incluso las leyes constitucionales pueden ser ilegítimas. Constitucionalidad una ley generalmente es determinada por una autoridad que sirve al sistema. Esto es incluso gracioso porque esta autoridad solo declarará leyes constitucionales que concuerden con el sistema actual. En Rumanía, por ejemplo, el tribunal constitucional de Rumanía (CCR) establece una ley. Se extiende a través de todos los entornos posibles que el ccr sea una autoridad independiente sobre cualquier otra autoridad pública, aunque eso no es cierto porque los “jueces” del ccr son nombrados por la cámara de diputados, el Senado y el presidente de Rumania, entonces ellos son nombrados por políticos que en realidad son portavoces de la oligarquía, son portavoces de la elite de los banqueros.

Como vemos, ni siquiera la constitucionalidad de las leyes se hace objetivamente, sino que se usa para favorecer a la clase de clase.

La legitimidad, sin embargo, es un criterio que está por encima de la constitucionalidad, es un criterio que determina si una ley es justa o no. En cualquier país del mundo no hay autoridad para determinar si una ley es justa o legítima.

Las preguntas que se ponen en el marco del justeţei, a saber, la legitimidad, son:

¿Los políticos tienen la libertad del loco, que es libertad para promulgar cualquier tipo de ley?

¿En qué principios, en qué criterios desarrollan los políticos estas leyes?

¿Con qué derecho se desarrollan los políticos, una clase privilegiada, leyes que afectan a millones de ciudadanos?

¿Cómo puede ver si una ley es legítima o no?

Para determinar la justicia de una ley, necesitamos saber que hay tres tipos de leyes: Lex Divine (leyes divinas), Lex Naturalis (leyes de la naturaleza) y lex humana (leyes formuladas por personas). Lex divina son leyes eternas y tienen una prioridad máxima. Lex naturalis son leyes de la naturaleza, podemos llamarlas leyes cósmicas porque actúan en todo el universo y existen leyes de segundo nivel. Lex humana son leyes creadas por el hombre, y yo soy el tercer rango. Las leyes humanas (Lex Humana) son legítimas, es decir, justas, solo si son totalmente consistentes con las leyes y la naturaleza divinas.

Pero tomémoslo de a uno por vez.

Lex Divine: regulaciones de primer orden

Antes de pasar a la enunciación y la breve explicación de las leyes divinas, se deben hacer algunas aclaraciones.

1. Las leyes divinas no son invención de nadie. Se implementan, en forma de energía divina, en nuestra conciencia, de cada ser humano. En la mera lectura de las leyes divinas, cualquier hombre se dará cuenta, intuitivo o consciente, de que son 100% justos. Se da cuenta de esto porque puede compararlos con los que ya existen en su espíritu y alma.

2. Existe la suposición de que Dios castiga a la persona que viola las leyes divinas. Esto no es verdad. Dios no castigó, castigó ni castigó a nadie. Es cierto, sin embargo, que la violación de las leyes divinas atrae consecuencias para esa persona.

Dios nos dio nuestra propia voluntad. Es por eso que podemos decidir qué camino tomar. Al mismo tiempo, debido a que las decisiones nos pertenecen, también debemos asumir sus consecuencias. Este fenómeno lo entendemos mejor si tomamos en cuenta el método de operación de la ley de causa y efecto, la ley cósmica que siempre funciona, y en todos los casos.

Esta ley se puede explicar de manera concisa:

“Cada pensamiento, cada palabra, cada acto es en realidad una vibración que, emitida y transmitida al cosmos, se refleja y dirige a la persona de la que partió”.

Así, los pensamientos, las palabras y las acciones negativas regresan, tarde o temprano, al ser humano que los produjo, en la forma de desórdenes mentales y emocionales, en forma de sufrimiento y enfermedad, en forma de destino extraño y muerte en el sufrimiento .

Las leyes divinas, formuladas sucintamente, son las siguientes:

1. Violencia no violenta, verbal y física

La violencia mental es el estado mental en el que alguien tiene pensamientos negativos hacia sí mismo o hacia otras personas. La violencia verbal se manifiesta en palabras.

Antes de hablar, debemos usar la razón para formular ideas, y debemos endulzarlas con la savia del amor, para que podamos devolverlas de manera que no le hagamos daño a nadie.

La violencia física suele ser el monopolio del estado y, a menudo, se usa de manera abusiva y más a menudo contra ciudadanos pacíficos. Sin embargo, las autoridades necesitan utilizar personas así como sus equipos para desescalada de la situación, porque la violencia conduce a una espiral de violencia, que en definitiva es difícil de controlar y la próxima vez nunca se sabe cuándo y dónde explotará.

2. Verdad

En resumen, esta ley divina se puede hacer:

” ¡Solo di la verdad! Si le hace daño a alguien, cállate! “

En la sociedad estrictamente materialista, las personas son educadas de tal manera que ganan dinero sin considerar las consecuencias de sus acciones. Incluso se permite mentir, manipular, estafar para ganar dinero. Se aplica a la doctrina maquiavélica ligeramente modificada: “el dinero justifica los medios”. incluso algunos psicólogos instan a la gente a decir mentiras para vender sus productos o salvar una situación. Esto es muy serio Una sociedad en la que la mentira no solo es tolerada sino alentada, nunca tendrá futuro.

3. ¡No hagas lo que no te pertenece!

Alguien se da cuenta de que esta ley es justa. Se trata de personas y grupos de personas como el estado. Últimamente, el estado se reserva el derecho de reducir los salarios, las pensiones, la ayuda por desempleo y la ayuda social. Esta acción también cae bajo esta ley, y las personas que la iniciaron y la implementaron tendrán que enfrentar las consecuencias. La ley de causa y efecto es una ley que actúa con seguridad y sin excepción.

4. ¡Manténgase equilibrado en todo lo que hace!

Estar equilibrado en todo lo que haces, significa ser sabio y sopesar cuidadosamente cada pensamiento, cada palabra y cada acción.

5. ¡Nunca quieres poseer cosas que no te utilicen!

El hombre materialista tiene deseos infinitos, y es por eso que a menudo compra cosas que, después de que las tiene por un tiempo, no le prestan ninguna atención. Esta mentalidad denontă superficialidad en pensamiento y voluntad débil, no podrá resistir deseos, incluso si no es necesario. Es por eso que, antes de actuar y obtener algo, tenemos que pensar si realmente nos está utilizando o si estamos fascinados por el aura de algo que no nos pertenece.

6. Limpieza corporal y alma

Casi todas las personas están de acuerdo con la higiene corporal. Pocos, sin embargo, saben que igualmente importante para nosotros es la higiene espiritual, es decir, quemar pensamientos, deseos, emociones e imágenes interiores mediante el uso de técnicas espirituales.

7. Satisfacción contigo y el mundo exterior

El contentamiento es una señal de que el individuo está en contacto directo con el alma y, a través de él, está en contacto y con Dios, ya que la verdadera gratitud proviene únicamente de nuestro interior, por lo tanto del alma, de Dios.

8. ¡Enfoca y completa tu trabajo lo mejor!

Una cosa bien hecha trae gracias. Es por eso que debemos ser capaces de enfocarnos para poder hacer nuestro mejor trabajo. Mientras hacemos algo, no tenemos que pensar en los frutos del trabajo que hemos realizado, sino hacerlo solo para Dios. Por lo tanto, nuestras obras se realizan.

9. Estudiar ciencia espiritual y académica

Para alcanzar la conciencia divina debemos estudiar la ciencia espiritual y clásica, pero también meditar para recibir, pero la capacidad de comprender su esencia.
El estudio de las ciencias naturales y espirituales es muy importante para nuestro desarrollo espiritual, por lo tanto, para alcanzar la conciencia divina. Todo lo que estudiamos debe ser entendido en el nivel más profundo. La capacidad de comprender la esencia de todos los fenómenos y cosas, solo viene a través de la meditación. Por eso es importante meditar diariamente.

10. Adora todo Dios

Completamente esta ley divina se formula así: “adoren todos los pensamientos, todas las palabras y todas sus acciones a Dios sin esperar ninguna recompensa”. Al adorar pensamientos, palabras y hechos solamente y solo a Dios, obtienen una dimensión divina. se está volviendo más limpio, más puro y más.

Lex Naturalis: normas de segundo orden

Lex Naturalis (ley de la naturaleza, es decir, las leyes de la naturaleza) consiste en un sistema de leyes que están determinadas por el universo en el que vivimos. Estas leyes pueden denominarse leyes cósmicas porque actúan en todo el universo. Hay muchas leyes cósmicas. Su tratamiento, en su totalidad y complejidad, es muy barroco y lo realizan las Ciencias de la Naturaleza: Física, Biología, Química, Psicología, etc. La mayoría de las personas entienden intuitivamente muchas de estas leyes de la naturaleza. Por ejemplo, algunos de ellos entenderemos mejor de qué se trata.

Las leyes de la naturaleza dicen que las necesidades mínimas del hombre, para sobrevivir, son aire, agua, comida y refugio. Si estas necesidades no se satisfacen, entonces el hombre sufre, se enferma e incluso puede morir. Tome un ejemplo de aire y agua. El hombre solo puede durar de 3 a 5 minutos. Sin agua, puede sobrevivir un máximo de 3 días y es cuando no hay actividad física para sudar. En el caso de altas temperaturas, en áreas de áreas o durante los veranos de verano, la falta de agua puede conducir a la muerte incluso después de un día sin una hidratación adecuada.

De acuerdo con los escritos anteriormente, las leyes que permiten la contaminación del aire y el agua son claramente leyes, porque su falta conduce al sufrimiento y la muerte, lo que viola la ley divina que dice que no tienes derecho a lastimar a nadie. Además, la contaminación del aire y el agua viola la ley natural que dice que el aire y el agua son necesidades vitales de los seres, por lo que el aire y el agua siempre deben mantenerse limpios.

Además, incluso el hecho de que el agua cuesta dinero que es una ley no escrita es una ley ilegítima. El adoctrinamiento, que se ha hecho lentamente a lo largo de los años, es muy fuerte. Muchas personas creen que vender agua por dinero sería natural y natural.

Si viajamos en el tiempo, unos cientos de años, y le decimos a un campesino que el agua costará dinero, este campesino, que sabe que el agua siempre ha sido gratis, podría calificar esa información como algo loco.

Este ejemplo nos dice que el adoctrinamiento lento de los humanos puede detemina como un hecho natural, como la abstracción del agua potable, para ser considerado algo antinatural. Hay, sobre el agua, tendencias en lo más loco. Por lo tanto, en el estado federal de Oregón, un ciudadano fue multado con $ 1.500 y sentenciado a 30 días de prisión por recolectar agua de lluvia en su tierra privada.

También hay una tendencia a que toda el agua en el mundo sea privatizada. Desde 2012 hay negociaciones secretas bajo el pacto de ttip (asociación transatlántica de comercio e inversión) a través de las cuales el agua se privatizará, por lo que pasará a la propiedad privada de los ciudadanos, lo que tendrá efectos desastrosos para la mayoría de los ciudadanos. La privatización del agua también viola las leyes de Dios y la naturaleza, por lo que es ilegítima.

Pero, ¿qué significa la privatización?

La privatización es el proceso por el cual los bienes públicos se enumeran en propiedad privada de ciudadanos o grupos de ciudadanos. La noción de “privado” proviene del latín “privación” que significa “robar”, por lo que los bienes privados son en esencia, a través del proceso de privatización, bienes robados. Expresado brevemente: La privatización es un saqueo.

Aquí hemos ejemplificado las leyes de la naturaleza con la ayuda de la ley que dice que el agua es un elemento vital. Sin embargo, esta lógica puede extenderse a otras necesidades vitales del hombre, como la necesidad de aire, comida, ropa, refugio y redes sociales. Para que las necesidades vitales del hombre estén satisfechas, deberían ser libres.

En una sociedad donde prevalece la división del trabajo, también en una empresa donde el intercambio de productos se hace principalmente a través del dinero, se puede dar a cada cetăţenan un ingreso básico incondicional para satisfacer estas necesidades. Al observar el ingreso básico incondicional, también proviene de la lógica de las leyes divinas y las leyes de la naturaleza.

Puede obtener más información sobre ingresos básicos incondicionales en el siguiente enlace:

Renta básica: derecho humano fundamental

Lex Humana: regulaciones de terceros

Lex humana contiene leyes humanas. Estas son las leyes de orden tres. Las leyes humanas son imperfectas. Son legítimos solo si son totalmente consistentes con las leyes y la naturaleza divinas. Las leyes hechas por los humanos, a diferencia de las leyes divinas y las de la naturaleza que actúan directamente sobre los seres humanos, no pueden aplicarse directamente a los ciudadanos. Se aplican indirectamente a través de una identidad burocrática ficticia formada por el certificado de nacimiento.

El certificado de nacimiento es una identidad burocrática ficticia y contiene el nombre, apellido, fecha de nacimiento y otros datos. El ser humano no tiene nada que ver con su certificado de nacimiento o la identidad ficticia creada por este documento. Si cambia su nombre, por ejemplo, no morirá, y la identidad ficticia en los registros del sistema continuará después del fallecimiento de la persona registrada en este documento. Como puede ver muy bien, el ser humano no tiene nada en común con la identidad burocrática ficticia creada por el sistema. El sistema crea esta identidad burocrática ficticia y sugiere a los ciudadanos que existe un vínculo entre esta identidad y cierta persona. Esto es falso. No hay conexión.

Las leyes creadas por el hombre solo pueden aplicarse si existe un vínculo entre la identidad burocrática ficticia y el ser humano. Este enlace no existe, como se muestra arriba.

Estas leyes, en principio, no son válidas para los seres humanos. Debido a que es bueno tener algunas reglas de conducta claras y escritas en la sociedad, los ciudadanos estamos realmente comprometidos con las autoridades del estado y aceptamos el vínculo entre la identidad burocrática ficticia y nueva, pero con la única condición de que las leyes desarrolladas por los cuerpos del estado están en pleno cumplimiento con las leyes y la naturaleza divinas.

El artículo 69, párrafo 2, de la constitución rumana que protege a los políticos que mienten a los votantes es ilegítimo porque viola la ley divina de la veracidad y la ley de la naturaleza que dice que las autoridades públicas deben ser responsables y no pueden mentir a los ciudadanos.

Constitución de Rumania

Estado de los diputados y senadores
Mandato representativo

Artículo 69

(2) cualquier mandato imperativo es nulo.

Traducido al idioma de la gente de la oración “cualquier mandato imperativo es nulo” significa que el mandato de los diputados y senadores, obtenido después de las elecciones, no es obligatorio. Expresado en otras palabras, eso significa que los políticos pueden mentir a los votantes. Además, este artículo protege a los políticos que mienten a los votantes. El resultado: las promesas electorales, incluso las hechas por escrito, siempre pueden ser violadas por el político electo sin que se lo haga responsable. El Contrato Electoral está cancelado de facto por este artículo.

Se puede hacer un Memorando en el que se enumeran todas las leyes que no son legítimas con la solicitud de derogación.

Mikhail Ispan

Fuente: http://www.facebook.com/ghighitu70/posts/10213437486044664

http://colectia-foc-in-agora.blogspot.com.es/p/blog-page_57.html

https://analisis05.wordpress.com/2018/03/10/lex-divina-lex-naturalis-lex-humana/

Como se entra en contrato jurisdiccional.

NOTAS: Para un juicio o recibir una multa, hace falta que haya un contrato jurisdiccional, y la mejor forma es hacer un contrato para entrar en jurisdicción. Jurisdicción: dicción= lenguaje, juris= jurídico. En otros idiomas, como el aleman: Rechtsprache: Sprache=lengua, rechts=de derecho.

El punto de Entrada Jurisdiccional- “Etiqueta-me” esto.

NOTA: Como se gana jurisdicción sobre los imbeciles o ciudadanos, personas, corporaciones o franquicias estatales.

Publicado: jueves, 21 de abril de 2011 en Born Without Money

Los banqueros obtienen su jurisdicción sobre las personas en virtud de la cláusula de tierra adquirida del Artículo 4, Sección 3, Cláusula 2 de la Constitución, a través de la ETIQUETA / NOMBRE que se firmó / fijó, que no poseemos, pero hizo uso de, que luego nos unió a lo que determinaron como habitante, permitiendo a los banqueros / IRS / Estados Unidos, establecer una conexión de tierra a propiedad a través de la etiqueta antes mencionada, en donde la Constitución en el Artículo 4, Sección 3, y la Cláusula 2 declaran …

“El Congreso tendrá Poder para disponer y hacer todas las Reglas y Reglamentos necesarios respecto del Territorio u otra Propiedad perteneciente a los Estados Unidos ; y nada en esta Constitución se interpretará de manera que prejuzgue cualquier Afirmación de los Estados Unidos, o de cualquier Estado en particular “.

Como sabemos que la tierra es propiedad, la tierra se puede adquirir de una manera tan simple como esta; cuando se le pregunta: “¿Cuál es la dirección o cuál es su dirección?” Lo que en realidad se está preguntando es: “¿Dónde está ubicada la tierra con la que está conectado o asociado?”. Si da una dirección, digamos 12345 Land Street, y luego se le pregunta si vive allí, o si se le pide SU NOMBRE, que en realidad es la ETIQUETA, entonces se puede establecer una conexión, y usted es en realidad el que permitió que se establezca la conexión, aunque en la ignorancia, pero aún así una conexión, y ahora sin saberlo se ha convertido en sujeto de una jurisdicción extranjera a través de una estratagema muy engañosa porque, usted consintió en que se establezca una conexión con el mismo cuerpo en el que vive, y así es como lo adquieren. un poco más de tierra o propiedad, porque el cuerpo es la tierra y la propiedad que acabas de etiquetar usando su “Etiqueta”, y simplemente se lo entregas sin calificar el intento o el propósito.

Entonces, las palabras ” otra propiedad ” son la clave de esta debacle. Énfasis en la palabra “otro”. No dice “respetando el territorio y la propiedad que pertenece a los Estados Unidos”, sino “u OTRA propiedad”, que es una pista de que la propiedad a la que se refiere en realidad no lo hace, ni nunca lo hizo, naturalmente, pertenecen a los Estados Unidos.

PROPIEDAD: 4. El derecho exclusivo de poseer, disfrutar y disponer de una cosa; propiedad. En el principio del mundo, el Creador le dio al hombre dominio sobre la tierra, sobre los peces del mar y las aves del aire, y sobre todo ser viviente. Esta es la base de la propiedad del hombre en la tierra y en todas sus producciones.

6. Lo que posee; aquello a lo que una persona tiene el título legal, ya sea en su poder o no.

En esta definición, “propiedad” está directamente conectada con la tierra y el dominio del hombre sobre ella, y esta es razón suficiente para explicar por qué la propiedad no puede pertenecer naturalmente a los Estados Unidos. Entonces, los Estados Unidos reclaman Propiedad como Propietario, pero Estados Unidos no es el Heredero de ninguna Propiedad en base a la definición mencionada anteriormente, que sigue de acuerdo con Génesis capítulo uno (1); de lo contrario, Génesis capítulo uno (1) es una mentira. Entonces, la persona SÓLO tiene el título legal, pero no hay ninguna indicación en esta definición de que al tener el título legal, la persona es el propietario. El título legal solo denota quién tiene responsabilidades fiduciarias; Nada más y nada menos.

Ahora, sacando la frase del medio de la definición número seis (6) de arriba, tenemos, “Lo que poseemos, ya sea que esté en su posesión o no”. Es interesante cómo la frase del medio puede complicar el significado, ¿no es así? Ninguna propiedad se compara con la persona, y los Estados Unidos no son más que una persona, ¿sí? Por otra parte, los Estados Unidos han reclamado la propiedad por tener títulos legales, sin embargo, al ser una ficción / persona, como lo es Estados Unidos, ¿cómo puede disfrutar alguna vez de su uso? Además, ¿por qué esta persona / ficción haría un reclamo de propiedad en primer lugar? Volveré a esta pregunta en un momento.

Por ahora, ¿de qué otra manera concluimos el reclamo de los Estados Unidos sino con la intención y el propósito de ser a la vez frívolo y fraudulento para beneficiar a la persona por sobre el Heredero? Para la persona, Estados Unidos no es el Heredero, y nunca puede ser el Heredero, sino que es el servidor del Heredero debidamente creado, designado y comisionado, y por lo tanto debe realizar deberes específicos en relación con la propiedad. Quizás es por eso que está escrito, “Pero aquellos labradores dijeron entre sí, ‘Este es el heredero; ven, vamos a matarlo, y la herencia será nuestra “, Marcos 12: 7. Por lo tanto, considere que la respuesta a esta pregunta se debe a que somos el problema que causó que esto nos sobreviniera porque adoptamos una disposición adversarial en contra de la verdadera intención y el propósito para el cual fue dada, y esto permitió tales eventos de esclavitud. para ser perpetuado a través de nuestra ignorancia e inacción.

Entonces, ¿por qué la persona / Estados Unidos / ficción haría un reclamo de propiedad en primer lugar? Para la respuesta a esto, consideremos las principales instrucciones de funcionamiento; las órdenes permanentes tituladas el Código Lieber, que se hicieron necesarias porque nosotros, como coherederos, no amamos a nuestros vecinos, sino que estábamos en guerra con ellos, por lo tanto, esto abrió la puerta para permitir que la propiedad sea quitada, o más precisamente , en suspenso … observe cómo en el Artículo 38 y el Artículo 31 respectivamente del Código Lieber se revela que Estados Unidos no es el verdadero Propietario, sino que solo mantiene la Propiedad Pública y todos los activos en suspenso hasta que la conquista se complete, como se indica a continuación. …

“La propiedad privada, a menos que sea confiscada por crímenes o por ofensas del propietario, puede ser confiscada solo por necesidad militar, para el apoyo u otro beneficio del ejército o de los Estados Unidos. Si el propietario no ha huido, el comandante hará que se entreguen los recibos, lo que puede servir al propietario de la propiedad para obtener una indemnización “.

Si Estados Unidos es el verdadero propietario, entonces estaría apoderándose de su propia propiedad, ¿no es así? ¿Eso tiene sentido? ¡Por supuesto no! Además, ¿por qué los Estados Unidos estarían emitiendo recibos por sus propios bienes que ha incautado? Eso sería un poco loco, ¿sí? La respuesta es, porque no es su propiedad, pero solo mantendrá esa Propiedad en suspenso hasta que se complete la conquista, lo que significa que todos los niños que peleaban han detenido sus luchas internas, y ya no necesitan Gobernadores y Tutores como un resultado, porque han llegado a su sentido y han detenido todas las acciones hostiles beligerantes, que afectan negativamente la paz de la guerra pública, aunque física, económica o cualquier tipo de guerra.

Un ejército victorioso se apropia de todo el dinero público, confisca toda la propiedad mueble pública hasta una nueva dirección por parte de su gobierno, y secuestra para su propio beneficio o el de su gobierno todos los ingresos de bienes inmuebles que pertenecen al gobierno o nación hostil. El título de dichos bienes inmuebles permanece en suspenso durante la ocupación militar, y hasta que la conquista se complete.

La conquista solo puede completarse cuando honramos el regalo que una vez se les dio a todos y legítimamente vivimos en paz con nosotros mismos y nuestros vecinos, compartiendo y dando de las cosas que se nos han dado para el beneficio de todos. Cobrar a su vecino, es crear deudas y hacer deudores a su vecino, que es estar en guerra con su vecino, y este tipo de acción no honra la vida que se le da como un regalo, a través de la cual le da a todos otros. Esta es la guerra que debe cesar. Esta es la guerra que debe terminar. Recuerde, le dieron Vida y no le cobraron. Por lo tanto, cualquier cosa que sea creada y manifestada a través de la energía de esa Vida debe darse, y no venderse, o incluso prestarse, porque el Heredero no debe ser un prestatario o un prestamista, sino un dador, porque ha recibido libremente, y agradecidamente da libremente para expresar su gratitud.

Entonces, continuemos con el curso principal de esta publicación y revelemos alguna información nueva para actualizar una publicación anterior en mi blog, pero primero un par de definiciones de apoyo y algunas reflexiones finales antes de llegar a eso.

LA’BEL, n. 1. Una tira estrecha de seda, papel o pergamino, que contiene un nombre o título, y se fija a cualquier cosa, denotando su contenido. Tales son las etiquetas colocadas en los recipientes de un boticario. Las etiquetas también se fijan a las escrituras o escrituras para mantener el sello adjunto. (Como el formulario 1040)
2. Cualquier documento adjunto a un testamento a modo de adición; como un codicilo.

El problema de Propiedad está conectado a la palabra “Etiqueta” en el formulario IRS 1040 (vea los ejemplos a continuación). Esto significa que la palabra “Etiqueta” en el formulario le está diciendo al usuario que este formulario tiene otro propósito. Que el propósito y la verdadera naturaleza de esta forma otorga a los banqueros jurisdicción sobre toda la tierra denominada “otra propiedad”, mencionada anteriormente en el Artículo 4, Sección 3, Cláusula 2 de la Constitución, como se indicó anteriormente. Las “otras Propiedades” están relacionadas directamente con el propósito de que esta palabra esté en esa forma. Cuando la Etiqueta o NOMBRE se adjunta / firma / escribe en el formulario 1040, se usa en contra de la colocación / firma / uso de la Etiqueta / NOMBRE, porque en realidad no pertenece al usuario, sino a otra persona. Esto permite que los banqueros tracen una conexión directa con alguien que lo usa como “habitante”, que se refiere directamente a la persona, que es una ficción y una corporación. ¿Quieres que se establezca una conexión contigo? ¡Ciertamente no! Sin embargo, al usar lo que es claramente su propiedad sin una licencia, o su permiso, se convierte en un beneficio y un privilegio. Uno que está sujeto a un impuesto de uso para el beneficio y privilegio de usarlo.

INHABITANTE , 1. Uno que tiene un acuerdo legal en una ciudad, ciudad o parroquia. Las condiciones o calificaciones que constituyen una persona un habitante de una ciudad o parroquia, a fin de someter a la ciudad o parroquia para apoyarlo, si es un mendigo, se definen por los estatutos de los diferentes gobiernos o estados.

Entonces, la tierra se equipara a Propiedad cuando está ligada a la materia sólida y es de la Tierra como se definió claramente anteriormente, sin embargo, si está vinculada a un NOMBRE o más precisamente a la ETIQUETA, que deberíamos referirnos al NOMBRE ya que, en realidad, es solo una ETIQUETA, pero se llama NOMBRE que causa confusión, la ETIQUETA se vincula al terreno y se convierte en propiedad del propietario de LABEL / NAME, que es Estados Unidos. Así es como la conclusión de que usted es el NOMBRE / ETIQUETA se consumó por primera vez, completando la primera forma IRS 1040, y luego reafirmándola por todas las sucesivas. Usted ve, nosotros somos el problema, porque lo hicimos por ignorancia, y porque todos los demás lo estaban haciendo. Pero ahora que sabe que ha sido el problema, ahora puede ser la solución.

TIERRA, n. 1. Tierra, o la materia sólida que constituye la parte fija de la superficie del globo, a diferencia del mar u otras aguas, que constituyen la parte fluida o móvil. Por lo tanto, decimos que el globo terráqueo consiste en tierra y agua. El marinero en un largo viaje anhela ver tierra.

2. Cualquier porción de la parte sólida y superficial del globo, ya sea un reino o país, o una región particular. Estados Unidos se denomina la tierra de la libertad.

3. Cualquier porción pequeña de la parte superficial de la tierra o tierra. Hablamos de la cantidad de tierra en una casa solariega. Quinientos acres de tierra es una gran granja.

4. Tierra; suelo, o la parte superficial de la tierra con respecto a su naturaleza o calidad; como buena tierra; tierra pobre; tierra húmeda o seca.

5. Bienes inmuebles. Un traidor pierde todas sus tierras y propiedades.

6. Los habitantes de un país o región; una nación o personas

Ahora, me ha llamado la atención una nueva información sobre un blog anterior que publiqué el 16 de enero de 2011, titulado: “Fíjate que el IRS les informa sobre la presunción de codicilo nulo y nulo ab inito”, en el que expuse la verdad del significado y el propósito de la palabra, “Etiqueta”, en el formulario 1040 del IRS, en el sentido de que su verdadero significado y propósito es ser utilizado como codcil (Ver blog anterior para definición) a la configuración de confianza original por y a través de la Constitución orgánica por el Antepasados. Estas cuatro palabras, “y para nuestra posteridad”, incluyen absolutamente a todos los que son descendientes de la nación en donde se estableció y expresó esa confianza.

A continuación, encontrará imágenes de los Formularios IRS 1040 para los años 2007 a 2010. En cada uno, verá la palabra, “Etiqueta”, deletreada horizontalmente, y también verá una ortografía de la palabra, “ETIQUETA”. verticalmente Sin embargo, en el Formulario 1040 2010, ¡estas ortografías no están allí! ¡De hecho, han sido eliminados! Examínelos usted mismo.



A pesar de que se eliminó la palabra “Etiqueta”, no cambia el hecho de que al completar uno de sus formularios, del cual no tiene licencia o dominio legal para hacerlo. El mero uso de su formulario puede implicar una obligación contractual, a través de la creación de un fideicomiso implícito, si no expresa su intención de NOMBRE / ETIQUETA y NÚMERO que fue creado y aún es propiedad de los banqueros internacionales para su beneficio. Esto significa que si usa sus formularios, asegúrese de tomarse el tiempo para informarse primero sobre cada aspecto del formulario, y tal vez incluso incluya una carta que explique quién es usted y su intención. Entonces, parece que pueden haber eliminado la evidencia principal que expone su fraude. Sin embargo, esto no cambia el hecho de que esta forma todavía se puede usar para implicar un codicilo simplemente debido al contrato implícito asociado con hacer uso incorrecto de la forma.

Amigos, creo que la eliminación de la palabra “Etiqueta” es una señal de que cada vez más personas se despiertan y cuestionan al Servicio de Impuestos Internos (IRS) y les hacen las preguntas que no quieren responder. YO SOY el único que conoce el significado de la palabra “Etiqueta”. Por lo tanto, la eliminación de la palabra “Etiqueta” muestra claramente un motivo para ocultar qué es lo que han hecho a través de una intención deliberada de negligencia y descontento. Ahora su único recurso para evitar ser expuestos es ocultar descaradamente lo que han hecho. No te equivoques sobre esto; esta es una reacción por miedo. Su enojo, que ha sido provocado por su incredulidad, los ha sacudido en un estado de pánico porque muchos se están dando cuenta de quiénes son en realidad y lo han sido siempre. Esto simplemente los enfurece.

La solución para esto es informarles de su conocimiento de esta verdad, y que nunca fue su voluntad e intención de renunciar al regalo de su herencia a ellos, o comprometer a la posteridad de la configuración de confianza expresada para usted a ellos tampoco. Hay más de una forma de lograr transmitirles este mensaje de una vez por todas. Considere las opciones y proponga algunas ideas, y comunicaré más de mis ideas a lo largo de esta línea de pensamiento en futuros blogs.

Hasta entonces … ten un viaje bendito y seguro.

https://onlashuk.wordpress.com/2011/04/21/label-me-this-the-jurisdictional-entry-point/

https://analisis05.wordpress.com/2017/10/28/etiqueta-me-esto-el-punto-de-entrada-jurisdiccional/

Entender la Jurisdicción y como se entra en contrato jurisdiccional.

La ley de la Tierra, Ley Natural y Derechos Artificiales.

Un Tratado o la Constitución de los Estados Unidos: ¿Cuál es la Ley Suprema de la Tierra?

Con los Estados Unidos occidentales siendo invadidos por la tiranía federal, uno de los métodos que utilizan los perpetradores para obtener control adicional es el uso de tratados. Últimamente se ha informado que un tratado es la “ley suprema de la tierra” e incluso tiene prioridad sobre la Constitución de los Estados Unidos. Pero, ¿es eso realmente cierto? ¿Quién mejor para formular esa pregunta que dos expertos en tratados de buena fe, Elain Willman y Lawrence Kogan, Esq.? Me alegré cuando ambos acordaron pasar por los estudios NorthWest Liberty News en Kalispell, Montana, para informarnos sobre la muy importante distinción entre un tratado y la Constitución de los EE. UU. Tómese el tiempo para ver el breve video a continuación, mientras Elaine y Larry profundizan en la verdad.

Artículo publicado con permiso de North West Liberty News

Derechos de Dios, Anti-Derechos creados por el hombre, y por qué “Redes de Seguridad” son inmorales – Parte 1

Es el dogma de nuestro tiempo que los defensores de los programas de “red de seguridad” del gobierno tengan el llamado terreno moral elevado. En consecuencia, los progresistas se abalanzan sobre su propia “compasión”; y muchos que pretenden ser conservadores dicen que también “creen en programas de redes de seguridad”.

Pero los programas de red de seguridad son inconstitucionales e inmorales. Son inconstitucionales porque la “caridad” no es uno de los poderes enumerados del gobierno federal. 1 Son inmorales porque se basan en un sistema inventado de anti- derechos humanos que niegan los Derechos Naturales que Dios nos dio .

  1. El origen de los derechos y el propósito del gobierno civil: la Declaración de Independencia establece los principios que se desarrollaron, más o menos perfectamente, en nuestra Constitución.

La clave es el 2º párrafo, que comienza así: “Sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas, que todos los hombres son creados iguales, que están dotados por SU CREADOR con ciertos derechos inalienables , que entre estos están la Vida, la Libertad y el búsqueda de la felicidad. QUE PARA ASEGURAR estos derechos , los gobiernos se instituyen entre los hombres, derivando sus justos poderes del consentimiento de los gobernados, – que cada vez que cualquier forma de gobierno se vuelve destructiva de estos fines , es el derecho del pueblo a alterarlo o abolirlo …” (énfasis añadido)

La Biblia explica cómo nacemos con muchos derechos inherentes, tales como ganar, mantener y heredar propiedad privada; para defendernos a nosotros mismos; para adorar a Dios; y para vivir nuestras vidas libres de intromisiones e interferencias, siempre y cuando observemos los Derechos de los Dios otorgados por otros.

Pero como sabemos, los hombres no son ángeles . Los hombres malvados tratan de quitarle a Dios los Derechos otorgados a otros mientras intentan ejercer control sobre sus semejantes.

Es por eso que necesitamos un gobierno civil para contener a los malvados. Sin un gobierno civil, estaríamos en la anarquía, siempre defendiéndonos de aquellos que buscan hacer lo que quieran con nuestras vidas, libertades, personas y propiedades. 2

Así que los derechos provienen de Dios, nuestro Creador, y el propósito del gobierno civil es asegurar los derechos que Dios nos dio.

  1. El poder político proviene del pueblo : nuestra Constitución se basaba en el principio radical de que el pueblo es la fuente original del poder político.

A lo largo de la historia, se ha visto que el poder político se origina en el Rey. Esto es poderosamente ilustrado por el Rey Juan I en la película Robin Hood con Russell Crowe y Cate Blanchet. El Rey Juan vio su Voluntad como “ley”, y la Gente como “súbditos” de su Voluntad.

Pero en este país, WE THE PEOPLE ordenó y estableció la Constitución y creó un gobierno federal. Y el gobierno federal que creamos estaba sujeto a nosotros. El Preámbulo de nuestra Constitución, “NOSOTROS, LA GENTE de los Estados Unidos”, es nuestra afirmación de que somos la fuente del poder político, y somos los creadores del gobierno federal. 3

III. Federalismo y poderes enumerados: Creamos un gobierno “federal”. Un gobierno “federal” es una alianza de Estados Soberanos e Independientes asociados en una federación con un gobierno general o nacional al que se le concede la supremacía sobre los Estados en ÁREAS ESPECÍFICAMENTE DESIGNADAS .

En el Federalist Paper No. 45 (9 ° párrafo), James Madison, padre de nuestra Constitución, explica las distintas esferas de operación de los gobiernos federal y estatal. “Los poderes delegados por la Constitución propuesta al gobierno federal son pocos y definidos. Los que deben permanecer en los gobiernos estatales son numerosos e indefinidos. Los primeros se ejercerán principalmente sobre objetos externos, como guerra, paz, negociación y comercio exterior … los poderes reservados a los diversos Estados se extenderán a todos los objetos que … conciernen a las vidas, libertades y propiedades de las personas, y el orden interno … y prosperidad del Estado “. Solo unos pocos poderes enumerados se delegan al gobierno federal. TODOS los demás poderes están reservados por los Estados.

¡Asi que! ¿Cuáles son estas áreas específicamente definidas donde delegamos a nuestra “criatura” – el gobierno federal – autoridad sobre los Estados?

Hemos enumerado en la Constitución todos los poderes que delegamos en cada rama del gobierno federal. Estos se llaman poderes “enumerados”. 4 ¡SÓLO con respecto a estos poderes enumerados, aquellos enumerados en la Constitución, que el gobierno federal tiene autoridad legal sobre el País en general! 5

¿Tiene el gobierno federal autoridad para emitir patentes y derechos de autor? ¡Sí! ¿Como sabemos? Porque el arte Yo, Sec. 8, cl. 8 delega este poder al Congreso.

¿Tiene el gobierno federal autoridad para instituir seguridad social, cupones de alimentos, Medicare y ayuda a familias con hijos dependientes? ¡NO! ¿Como sabemos? Porque estos no figuran entre los poderes enumerados delegados al Congreso. Estas áreas están reservadas solo para los Estados y las personas.

Internacionalmente , el Congreso y el Presidente tienen autoridad para conducir la guerra y la defensa nacional (Art I, Sec. 8, cl.11-16 y Art II, Sec. 2, cl 1); y el Presidente y el Senado tienen autoridad para hacer tratados que respeten el comercio, el comercio y las relaciones diplomáticas (Art. II, Sec. 2, cl 2). Los objetos legales de los tratados están RESTRINGIDOS a los poderes enumerados . En consecuencia, el Presidente y el Senado no pueden entrar legalmente en el Tratado de Comercio de Armas de la ONU porque la Constitución no permite que el gobierno federal restrinja las armas de fuego; y además, la 2da Enmienda prohíbe que el gobierno federal infrinja nuestro Derecho preexistente de portar armas. 6

A nivel interno, el Congreso tiene la autoridad para hacer leyes que respeten un sistema comercial uniforme. Específicamente, pesos y medidas uniformes, un sistema monetario basado en oro y plata donde el CONGRESO (no banqueros privados como la Reserva Federal) regula el valor del dinero, expide patentes y derechos de autor, elabora leyes de bancarrota, establece oficinas de correos y construye algunas carreteras ( Art I, Sec. 8, cl. 4-8). El deber del Presidente es implementar lo anterior (Art. II, Sec. 3). El Congreso puede hacer, y el Presidente debe hacer cumplir, leyes que respeten quién puede convertirse en un ciudadano naturalizado y los procedimientos para la naturalización (Art I, Sec 8, cl 4).

La Constitución autoriza al Congreso a promulgar leyes penales que respeten la falsificación, la traición, la aceptación de sobornos y la piratería y otros delitos graves cometidos en alta mar. El Congreso puede establecer esas pocas leyes penales que son “necesarias y apropiadas” para llevar a cabo los poderes enumerados, como declarar un delito presentar denuncias falsas en los tribunales federales de bancarrota y mentir bajo juramento ante un tribunal federal. 7

El Congreso tiene autoridad para recaudar impuestos y pedir dinero prestado y fondos apropiados (Art I, Sec. 8, cls 1,2 y Sec 9, cl 7) , pero SÓLO para fines autorizados por la Constitución. El Congreso puede recaudar impuestos para financiar a los militares, para pagar los salarios de las personas en la oficina de patentes y derechos de autor y otras oficinas autorizadas constitucionalmente, y para llevar a cabo otros poderes delegados.

¿Puede el Congreso crear legalmente y asignar fondos a los departamentos federales de educación, salud y servicios humanos, y agricultura? ¡NO! ¡Porque estas no son oficinas constitucionalmente autorizadas!

¿Puede el Congreso cobrar impuestos para implementar Obamacare? ¡NO!   ¡Porque la Constitución no delega el poder sobre la atención médica al gobierno federal! 8 Estas áreas están reservadas solo para los Estados y las personas.

Con las enmiendas 13ª , 14ª y 15ª , se corrigió el defecto en nuestra Constitución que permitía la esclavitud, y se delegó autoridad al Congreso para que las leyes hicieran cumplir estas Enmiendas. 9

Creamos tribunales federales y limitamos estrictamente su jurisdicción. Los tipos de casos que permitimos que los tribunales federales escuchen están detallados en el art. III, Sec. 2, cl. 1. 10

Esto es básicamente todo. Le dimos al gobierno federal la autoridad para hacer por el país en general. En todos los demás asuntos, los Estados, los Miembros de la Federación, son soberanos e independientes.

Por lo tanto, el “federalismo” se refiere a la forma del gobierno que creamos en nuestra Constitución: una “federación” de Estados miembros unida para fines limitados y enumerados únicamente; con todos los demás poderes retenidos por los Estados y la gente.

NOTAS FINALES para la Parte 1:

1 ¡ Lee la Constitución! “Caridad” no es un poder enumerado! James Madison dijo, en oposición a una propuesta para ayudar a los emigrantes franceses, que no podía comprometerse a señalar ese artículo en la Constitución Federal que otorgaba un derecho al Congreso de gastar, en objetos de benevolencia, el dinero de su constituyentes. Anales del Congreso, Cámara de Representantes, 3 er Congreso, 1 ° Período de Sesiones, 10 de enero de 1794, p. 170-171 .

2 Las personas en el gobierno federal ahora hacen lo que quieran con nuestras vidas, libertades, propiedad y personas [los agentes de la TSA nos hacen sentir mal, la Rama Ejecutiva controlará nuestro acceso a la atención médica, etc.]. El gobierno federal se ha vuelto destructivo de los propósitos para los cuales fue creado; y como está violando nuestra Constitución, está gobernando sin nuestro consentimiento. Por lo tanto, es ilegítimo.

3 Alexander Hamilton se refirió al gobierno federal como nuestra “criatura” en el Federalista No. 33 (5 ° párrafo); y Thomas Jefferson lo llamó nuestra “criatura” en The Kentucky Resolutions of 1798 ( Resolución 8 ) .

4 Para una discusión sobre los poderes enumerados del Congreso, vaya aquí . Para los poderes enumerados del Presidente, ve aquí . Para los poderes enumerados de los Tribunales federales, vaya aquí.

5 Obtenga una copia de bolsillo de nuestra Declaración de Independencia y la Constitución federal. Utilizando diferentes colores, resalte todas las referencias a Dios, los poderes enumerados delegados al Congreso, los poderes enumerados delegados al Presidente y los poderes enumerados delegados a los tribunales federales. Te sorprenderás. Luego, prepare otra copia destacada y envíela al presidente del Tribunal Supremo de los EE. UU., John Roberts.

6 Dios nos dio el derecho de buscar comida y usar armas para defendernos. Jesús ordenó a sus discípulos a vender sus capas y comprar una espada.

7 La mayoría de las leyes penales que el Congreso hace para el país en general: todas las leyes sobre drogas, todas las leyes que pretenden restringir la posesión de armas, si las figuras del deporte toman esteroides, etc., etc., son inconstitucionales, ya que están fuera del alcance de la ley. poderes delegados al Congreso en la Constitución.

8 Lo que es tan terrible de la opinión de John Roberts en el caso Obamacare es que Roberts en efecto dice que el Congreso puede gravar con cualquier propósito.

9 El propósito de la 14ª Enmienda era proteger a los esclavos liberados de los Códigos Negros del Sur que les negaban los derechos básicos que Dios les había dado. Pero la Enmienda 14 ha sido pervertida por los jueces en la Corte Suprema para crear un “derecho” a matar bebés por nacer, un “derecho” a participar en la sodomía homosexual, y probablemente, un “derecho” a ser creado pronto para el matrimonio homosexual. ¿Lo ves? Los jueces humanos reclaman el poder de crear “derechos”. Y observan cómo estos “derechos” fabricados judicialmente son contrarios a las Leyes de Dios.

10 Muchos de los casos que los tribunales federales deciden que están fuera de su autoridad constitucional son: No tienen autoridad para revisar las leyes estatales y estatales. Disposiciones constitucionales relativas a la oración en las escuelas, publicación de los Diez Mandamientos en lugares públicos, aborto, homosexualidad y matrimonio homosexual. . La Corte Suprema ha estado apoderándose desde hace mucho tiempo de los poderes que el art. III, Sec. 2, cl. 1, no les delega. Esos jueces deben ser acusados, juzgados, condenados, expulsados ​​de la banca y se les prohíbe tener cargos federales (Art. I, Sec. 3, última cláusula, y Federalista No. 81 , 8 ° párrafo).

Los derechos naturales dados por Dios, los anti derechos humanos y por qué las “redes de seguridad” son inmorales Parte 2

 

“Sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas, que todos los hombres son creados iguales, que están dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables, que entre ellos están la Vida, la Libertad y la búsqueda de la Felicidad. – Que para garantizar estos derechos, los gobiernos se instituyen entre los hombres, derivando sus justos poderes del consentimiento de los gobernados. “-La Declaración de la Independencia

El trabajo del gobierno federal no es garantizar TODOS nuestros Derechos naturales inalienables, solo los apropiados para un gobierno “federal”. Otros derechos otorgados por Dios están garantizados por los gobiernos estatales y locales.

¿Cómo se asegura el derecho natural a la vida? El gobierno federal debe asegurar nuestro derecho a la vida mediante la defensa militar (Art. I, Sec. 8, cl.16-16); protegiéndonos de la invasión (Art IV, Sec. 4); enjuiciando a los traidores (Art. III, Sec. 3); y por las leyes contra la piratería y otros delitos graves cometidos en alta mar (Art. I, Sec. 8, cl. 10).

Los Estados se reservaron los poderes para garantizar nuestro derecho a la vida procesando a los asesinos, proscribiendo el aborto, la eutanasia, el manejo en estado de ebriedad, la venta de sustancias nocivas a menores y la imposición de cuarentenas a enfermedades contagiosas peligrosas. Los estados también pueden optar por tener leyes de alimentos y medicamentos puros.

Los estados también una vez aseguraron nuestro derecho a la vida por medio de “leyes de apoyo” que requieren que los miembros de la familia cuiden de los suyos. Los padres debían proveer a sus hijos menores y sus hijos adultos para sus padres ancianos. Los mandatos bíblicos requieren que los miembros de la familia se preocupen por los suyos, y en un momento, las leyes estatales implementaron este Principio Divino.

 

Pero en nuestro mundo nuevo y valiente, las personas ya no están obligadas a apoyar a los familiares dependientes, muchos simplemente van a un programa gubernamental . De eso se trata la Ayuda para Familias con Hijos Dependientes, Seguridad Social, Medicare, Medicaid, Obamacare, que libera a las personas de sus responsabilidades morales hacia ellas mismas y hacia sus propias familias, y confía en el gobierno como su fuente.

Dichos programas también aumentan el tamaño y el poder del gobierno federal. Estos programas de gobierno inmorales se convierten en un “derecho” en las mentes de las personas, o en otras palabras, un “anti-derecho hecho por el hombre”. Así es como creamos el gobierno entrometido y excesivamente desarrollado de hoy, que debe violar nuestro derecho natural a la propiedad para existir.

¡La caridad no es un poder enumerado! El padre de la Constitución James Madison dijo, en oposición a una propuesta para ayudar a los emigrantes franceses que “no puedo comprometerme a señalar el artículo de la Constitución que otorgaba un derecho al Congreso de gastar, en objetos de benevolencia, el dinero de sus constituyentes “. ( Anales del Congreso, Cámara de Representantes, 3 er Congreso, 1 ° Período de Sesiones, 10 de enero de 1794, páginas 170-171).

¿Cómo se asegura el derecho natural a la propiedad? El gobierno federal debe asegurar nuestros derechos de propiedad exigiendo un sistema de dinero honesto basado en oro y plata, y estableciendo pesos y medidas uniformes y honestos (Art I, Sec. 8, cl 5). La inflación mediante papel moneda y los préstamos de reserva fraccionaria es robo; así que el dinero honesto debe basarse en metales preciosos. El dinero honesto y los pesos y medidas honestos son requeridos en la Biblia.

El gobierno federal debe asegurar nuestros derechos de propiedad castigando a los falsificadores (Art I, Sec. 8, cl 6). Además, el gobierno federal debe asegurar nuestros derechos de propiedad al establecer tribunales de bancarrota. Esto permite la disolución ordenada de las propiedades de los deudores con un tratamiento justo de los acreedores; o la reorganización de negocios con problemas financieros para el beneficio de todos (Art I, Sec 8, cl 4).

Y el gobierno federal debe asegurar nuestros derechos de propiedad mediante la emisión de patentes y derechos de autor a los inventores y escritores para que reconozcan su propiedad de sus trabajos intelectuales (Art I, Sec 8, cl 8).

Los Estados deben garantizar nuestros derechos de propiedad enjuiciando a los ladrones, penalizando la negligencia, el fraude, el incumplimiento de contrato y la calumnia. Los estados y los gobiernos locales pueden, por ejemplo, imponer prohibiciones de incendio cuando el clima seco hace que la quema al aire libre sea peligrosa para la propiedad de su vecino. Los gobiernos locales pueden hacer ordenanzas que requieren que las personas mantengan sus propiedades para no desinflar los valores de la vivienda.

¿Cómo se asegura el derecho natural a la libertad?

El gobierno federal garantiza nuestro derecho a la libertad mediante leyes contra la esclavitud ( 13ª Enmienda).

Pero principalmente, el gobierno federal garantiza nuestro derecho de Dios a la libertad al obedecer la Constitución. La razón por la cual nuestra Constitución limita y enumera tan estrictamente los poderes del gobierno federal es para garantizar nuestro derecho básico a que nos dejen solos para vivir nuestras propias vidas libres de entrometidos e intrusos, tiranos y matones.

Los Estados aseguran nuestro derecho a la libertad con leyes contra el secuestro, el encarcelamiento falso; y enjuiciando a violadores, abusadores y asaltantes.

¿Cómo se asegura el derecho natural de perseguir nuestra propia felicidad?

¡Los gobiernos federal, estatal y local aseguran este derecho al no entrometerse en nuestras vidas! Tenemos el derecho de vivir nuestras propias vidas sin interferencia siempre y cuando no privemos a otras personas de los derechos que Dios les ha dado.

¿Cómo se asegura el derecho natural a un juicio justo?

La Biblia requiere que los gobiernos civiles den juicios justos a ciudadanos y extranjeros por igual. Ver, por ejemplo, Dt. 1: 16-17, Dt. 19: 15-20 y Mt. 18:16; Ex 18: 13-26; no den falso testimonio.

¿Cómo hemos prohibido el sistema de clases hereditarias? ¡Recuerda! Todos somos iguales ante la Ley: todos estamos en pie de igualdad ante Dios y se supone que debemos estar en igualdad de condiciones en los tribunales humanos. Así que nuestros autores prohibieron la aristocracia hereditaria con su sistema de clases: Art I, Sec 9, última cláusula y Art I, Sec. 10, cl 1 prohíben que el gobierno federal y los estados otorguen títulos de nobleza.

Entonces, ¿lo ves? La única función apropiada de los gobiernos civiles es asegurar los Derechos que Dios nos dio, y así es como debía hacerse.

Y note algo más acerca de los derechos otorgados por Dios: no nos ponen en conflicto entre nosotros. Cuando todo lo que hace el gobierno civil es proteger los derechos que Dios nos ha dado, protegernos de los invasores extranjeros y los delincuentes y abusadores domésticos, las personas pueden vivir juntas en paz y en unidad sin que un grupo de personas se enfrente a otro.

Entonces este es el regalo que nos dieron nuestros fundadores en 1787 cuando redactaron nuestra Constitución. Pero durante los últimos 100 años, hemos estado dejando que este regalo se nos escape de los dedos al no mantener el sistema que creamos dentro de sus límites.

Derechos naturales y anti-derechos humanos Parte 3

¿Qué pasó para llevarnos a donde estamos hoy, al borde del colapso social, moral y financiero?

Olvidamos el Principio establecido en nuestra Declaración de que el único propósito del gobierno civil es garantizar nuestros derechos naturales otorgados por Dios protegiéndonos de aquellos que buscan quitarnos estos derechos. Fuimos seducidos y engañados al creer que el gobierno civil debería: 1) satisfacer nuestras necesidades; y 2) protegernos de los riesgos e incertidumbres de la vida.

La creencia de que el gobierno es responsable de todas nuestras necesidades es autodestructiva. Históricamente, cuando esta ideología se ha implementado, ha destruido países y Almas humanas individuales.

Un gobierno que provee algo debe tomar de los demás. ¿De qué otro modo PAGAN los gobiernos por los programas de redes de seguridad? Toman dinero de algunas personas a la fuerza y ​​se lo dan a otros a cambio de un mayor control de todos nosotros.

Cuando los programas de redes de seguridad eran nuevos, el dinero para financiar estos programas primero se tomó de quienes pagaban impuestos. Cuando ese pozo de dinero se agotó, el gobierno pidió prestado dinero adicional en NUESTRO nombre para financiar los programas de asistencia social. Ahora, el gobierno federal ha ideado nuevos métodos para crear una deuda masiva que se acumulará sobre las espaldas de nuestros nietos y bisnietos.

 

Todos estos programas de “red de seguridad”: Seguro Social, Medicare, Medicaid, cupones de alimentos, ayuda a familias con hijos dependientes, guardería gratuita, ventaja inicial, obligando a los ER del hospital a proporcionar atención médica gratuita, compensación por desempleo y cosas por el estilo, son todos basado en tomar dinero de algunas personas (nacidas y no nacidas) por la fuerza y ​​dárselo a otros. Los políticos que promueven estos programas se aseguran de que los destinatarios voten para mantenerlos en el cargo.

El estado de bienestar no se basa en la “compasión”. El estado de bienestar se basa en la envidia, la coacción, el robo y un mayor control gubernamental. ESTO es lo que nos ha metido en las gargantas: el uso indebido del control gubernamental para robar a algunas personas en beneficio de los grupos favorecidos.

El estado de bienestar con sus “redes de seguridad” niega los derechos naturales y viola las leyes constitucionales que protegen la propiedad privada, prohíbe el robo y promueve la envidia. Y cuando una cultura se basa en la envidia, la coacción y el robo como el nuestro ahora, es imposible para el pueblo vivir en paz el uno con el otro.

Nos ha seducido la creencia de que el gobierno federal debería protegernos de los riesgos y las incertidumbres de la vida. ¿Puede pensar incluso en UNA actividad humana que no esté de alguna manera, directa o indirectamente, regulada o gravada por nuestro gobierno federal?

El modelo moderno estadounidense se describe en la “Vida de Julia” : una madre soltera dependiente del gobierno federal a lo largo de su vida, que vive en un capullo creado a su alrededor por los programas de la red de seguridad del gobierno y pagado por otros. Cuando intercambiamos nuestra responsabilidad por el capullo, el precio es la libertad personal y la dignidad. La consecuencia inevitable es el colapso de la moralidad.

 La prueba para nosotros es la siguiente: ¿nos hemos vuelto tan dependientes de los folletos, y somos tan indiferentes al destino de nuestros nietos, que nos negamos a asumir la responsabilidad de guardar el precioso regalo de la libertad? ¿Seguiremos ayudando al gobierno que creamos para forjar los grilletes de nuestra propia esclavitud?

¿O nos saldremos de nuestras espaldas colectivas y trabajaremos para mantener el gobierno que creamos dentro de sus límites constitucionales? ¿Queremos vivir como hombres y mujeres libres e independientes que asuman la responsabilidad de nuestras vidas o no?

Estados Unidos se hizo grande por nuestros antepasados. Valoraron tanto la libertad que enfrentaron el peligro, el peligro y la incertidumbre. No había trabajo, ni hogar, ni “redes de seguridad”, ni nada, sino Dios, desierto, libertad y oportunidad.

A fines de la década de 1880, surgió el progresismo con sus políticas entrometidas e inconstitucionales. Los progresistas iban a “arreglar” todo y todos al “regular” todo y todos. Conseguirían “expertos” para administrar todos los programas y decirnos qué hacer.

Los progresistas iniciaron nuestro abandono del modelo de Dios para el gobierno civil , el abandono de nuestra Constitución y nuestro descenso al pozo negro de la envidia, la coacción, el robo y la dependencia.

 Hoy, estamos trabajando bajo la noción ridícula de que tenemos una gran cantidad de “derechos” a cosas que pagan otras personas: el “derecho” a una educación pública gratuita; el “derecho” a un salario “justo”; el “derecho” a un ingreso para cuando eres viejo, desempleado, enfermo, discapacitado, o lo que sea; un “derecho” a un nivel de vida “decente”, atención médica y otros servicios sociales.

¿Qué pasa con todos estos “derechos”? Lo que todos ellos tienen en común es un supuesto “derecho” a vivir a expensas de otras personas. Ellos elevan el parasitismo a un “derecho”. Nuestra Declaración dice “todos los hombres son CREADOS IGUALES”. NO dice “todos los hombres deben tener IGUALES RESULTADOS”. Se nos otorga la libertad como un regalo para que podamos tener la libertad de determinar nuestra propia resultados.

No estamos dotados por nuestro Creador del “derecho” de exigir que otras personas se vean obligadas a pagar nuestros gastos de subsistencia y darnos cosas gratis. No tenemos el “derecho” de obligar a otros a subsidiar nuestros propios fracasos, vicios, debilidades o irresponsabilidad.

Las leyes naturales de nuestro Creador mantienen la santidad de la propiedad privada. Dos de los 10 mandamientos tratan sobre la santidad de la propiedad de otras personas. No solo se nos prohíbe robar cosas de otras personas, sino que se nos prohíbe codiciar lo que pertenece a otros.

El Estado de bienestar (socialismo, comunismo, fascismo, “redistribución”, “equidad”) son conceptos inmorales porque se basan en la violación de las leyes naturales otorgadas por Dios que nos otorgan la libertad, defendiendo la santidad de la propiedad privada y condenando la envidia y el robo .

¿Qué debemos hacer? Debemos alejarnos de la mentalidad inmoral “progresiva”. Debemos volver a la Ley Natural, nuestros Principios Fundadores y nuestra Constitución. Debemos reconocer que el sistema actual no puede continuar y que nuestros “preciosos” programas de protección social han contribuido en gran medida a destruir a la Familia y al concepto de responsabilidad personal.

Hemos rechazado el “manual del propietario” de la humanidad, la Biblia , durante mucho tiempo. Nos instruye que las familias y la iglesia son las principales instituciones de asistencia social, no el gobierno. Es responsabilidad de la Familia, con la ayuda y el aliento de la Iglesia, cuidar de sí mismos y educar a sus propios hijos. Y antes de la intromisión de los progresistas en la década de 1880, los estadounidenses realmente seguían estos principios con gran eficiencia y éxito .

Entonces, debemos eliminar progresivamente los programas de red de seguridad inconstitucional de una manera ordenada. Todos los impuestos deben reducirse drásticamente para que las personas puedan tener libertad para conservar el fruto de su propio trabajo; para cuidar de sus propias familias, tener el tiempo o los recursos para educar a sus propios hijos, reservar dinero para su propia jubilación y elegir dar a los menos afortunados.

Los estadounidenses alguna vez fueron conocidos en todo el mundo como Gente notable y excepcional; caracterizados principalmente por nuestra independencia, nuestro ingenio, nuestra fuerte ética de trabajo, nuestra prosperidad, nuestra generosidad, nuestra moralidad y nuestra caridad para con los demás de manera individual. Estos atributos solo pueden prosperar en un ambiente de libertad económica. Debemos comenzar a fortalecer y unirnos dentro de nuestras familias una vez más. ¡Debemos redescubrir la responsabilidad personal!

https://freedomoutpost.com/a-treaty-or-the-us-constitution-which-is-the-supreme-law-of-the-land/

https://freedomoutpost.com/god-given-rights-man-made-anti-rights-and-why-safety-nets-are-immoral-part-1/

https://freedomoutpost.com/god-given-natural-rights-man-made-anti-rights-and-why-safety-nets-are-immoral-part-2/

https://freedomoutpost.com/natural-rights-and-man-made-anti-rights-part-3/

https://analisis05.wordpress.com/2018/03/22/la-ley-de-la-tierra-ley-natural-y-derechos-artificiales/

Common Law y Derecho Continental – Capitulo 2º

common

Por Ruben de Montalvo

Sigo con el capitulo 2º de una serie de artículos que estarán asignados en la sección de Soberanía de este blog. Cuyo objetivo es reunificar, en diferentes capitulos, una base de conceptos y lenguaje necesario para poder comprender ciertos terminos que se iran encontrando al reclamar su soberania.

En esta sección también encontraran documentos, y artículos que se vayan traduciendo de otros blogs extranjeros bastante interesantes en la materia. Junto con algunos de los artículos escritos, con anterioridad, por nuestro compañero Ciruelo  donde les explica claramente el FRAUDE de los Certificados de Nacimiento.

En este capítulo se va a tratar dar a conocer  las dos culturas jurídicas más utilizadas en el mundo. Por un lado la Common Law (Ley Común)  que se aplica en el territorio anglosajón y por otro lado el Derecho Continental (Derecho Romano Germánico) que se aplica en el territorio euroasiático, latino américa, parte de África y varias islas, siendo este el modelo más extendido en el mundo. Y para ello voy a comenzar mostrando un artículo del 2013 muy bien redactado por Luis Fernández autor del blog LITIGIO CRÍTICO. Donde nos muestra de forma resumida sus diferencias, sus antecedentes históricos, su evolución y estructura. Dado que nosotros utilizamos el continental, el autor se enfocará en explicar el modelo anglosajón, y a partir de aquí ira desgranando las diferencias entre ambos modelos.

Después expondré algunos aportes de interés.

Nota: Si una vez leído este artículo no ha comprendido nada, mejor no reclame su soberanía hasta que no esté conscientemente preparado para ello.



El siguiente mapa ha sido extraído de Wikipedia. Y no refleja los países que se guían por el derecho consuetudinario como Andorra, Guernesey y Jersey. Dejo este enlace de la Université d’Ottawa, donde se detallan los países monosistema y los países mixtos.

Sistemas legales en el mundo

Derecho continental                Common law (Derecho anglosajón)                        Fiqh (Derecho islámico)          Mixto de derecho continental y Common law

  • ¿Qué es el derecho anglosajón o Common Law?

La Common Law es el sistema jurídico heredero del que se aplicó en la Inglaterra medieval y que hoy en día se utiliza en la mayoría de territorios que recibieron la influencia colonial británica: Inglaterra, Gales, Irlanda, Australia, Nueva Zelanda, Canadá (a excepción del derecho civil de Quebec), EE.UU. (a excepción de Luisiana), Hong Kong, India, Malasia, Singapur y Sudáfrica serían los más importantes; en definitiva lo que se conoce como Commonwealth. Su principal característica a diferencia del sistema continental es que prepondera más la jurisprudencia que las leyes como fuentes del derecho.

  • ¿Cuáles son los principios básicos de derecho anglosajón?

El sistema de derecho anglosajón se basa en el análisis de las sentencias judiciales por parte de tribunales del mismo rango o superiores, además de la interpretación de las leyes que hacen los propios tribunales. De este modo la jurisprudencia es la fuente primaria del derecho. Esto también afecta al plano legislativo, pues las leyes en la Common Law pueden ser más genéricas y ambiguas que las del modelo continental, caracterizado por la taxatividad.

  • ¿Cómo se ha llegado al modelo anglosajón?

Los primeros antecedentes, donde se inicia esta dicotomía entre el Derecho Continental y el anglosajón lo situamos en el siglo XI; la conquista del ducado de Normandía (1066) por parte del Rey Guillermo le sirve para acoger el derecho de propiedad de esas tierras y decide dictar justicia mediante la Curia, que era un cuerpo de asesores que producían decisiones judiciales en nombre del Rey. A partir de estas decisiones se va creando la ley común (Common Law). No será hasta el siglo XIX que se modificará este modelo, basado esencialmente en normas de procedimiento, pero que también aportaba soluciones a los casos concretos. Pero en ningún caso era un sistema orientado a proteger los derechos individuales.

A la par que se aplicaba la Common Law, en época moderna (finales del siglo XV) nace la Equity, que era un recurso contra la autoridad ya que el Common Law no siempre aportaba las soluciones más justas. Dicho recurso se demandaba directamente a las altas instituciones reales y éstas dictaban la solución más justa y equitativa al caso concreto. La Equity formó parte de la estructura del derecho inglés, configurándose como otra vía de creación del derecho y de soluciones jurídicas (Legal Remedies). En definitiva, tanto la Common Law como la Equity son sistemas jurisprudenciales, aunque el primero se origina en los tribunales reales y el segundo en el tribunal de la cancillería (Court of Chancery).

En 1870 se produce la unificación de ambas jurisdicciones bajo el mismo tribunal; en caso de conflicto tenía prioridad la Equity. De hecho todas las jurisdicciones unifican la organización judicial del Reino Unido, de manera que los tribunales pasan a llamarse Courts of Law.

Esta evolución dista mucho del proceso medieval de recuperación del Derecho Romano en el continente. El modelo romano se basa en la codificación de las leyes escritas, siendo ésta la primera fuente de derecho, independientemente del grado de equidad que pudiesen tener. Esta lenta y conservadora recuperación culminará con “la fiebre codificadora” que surge en toda su plenitud a partir de la Revolución Francesa. Ambos modelos europeos de derecho parecían infranqueables a cada lado del Canal de la Mancha.

  • ¿Qué diferencias estructurales separan el Derecho Anglosajón y el Derecho Continental?

El sistema inglés lo podemos definir como un sistema abierto, ya que supone un método que permite resolver cualquier cuestión que se plantee. Esta técnica propia del Derecho Anglosajón no es interpretativa de las normas sino que a partir de las legal rules (soluciones legales) ya formuladas se propone descubrir la solución aplicable al caso concreto.

Otra diferencia importante que encontramos en el derecho anglosajón es la existencia de instituciones legales que por tradición y evolución configuran principios de aplicación del derecho que distan del  modelo continental; buen ejemplo es la figura del Trust, una institución que es resultante del desmembramiento de la propiedad diferente a la representación que utilizamos en el modelo continental de propiedad.

  • Ante las diferencias procesales, ¿qué se derivan de ellas?

Durante el siglo XX se ha simplificado mucho el procedimiento en el derecho anglosajón. El Day in Court (audiencia pública) lleva el procedimiento con citas orales y audición de testigos, pero no existe lo que conocemos como un expediente del asunto, pues se tiende a dar a conocer las decisiones de forma inmediata. En consecuencia, en el espíritu actual de los juristas ingleses el procedimiento tiene mucha importancia, mientras que el jurista continental pondrá más énfasis en los principios y las libertades ligadas al derecho positivo; el jurista inglés los considera vacíos de contenido bajo su modelo. El derecho inglés se concibe desde una perspectiva contenciosa, más preocupado por administrar justicia que por el propio concepto de justicia (precisamente de este modo llegará a la solución más justa). La gran ventaja de este planteamiento es su gran eficacia; para el jurista inglés es inconcebible que alguien pueda burlarse de la justicia, mientras que en modelo continental en ocasiones es necesario incluso abrir otro proceso para poder ejecutar una decisión judicial.

  • ¿Qué papel tiene la norma y cómo se entiende el concepto de justicia en ambos modelos?

La norma jurídica inglesa sólo la podemos entender en todo su contenido cuando se conocen todos los elementos del litigio, mientras que en el sistema continental se formula por la doctrina y la legislación, siendo ésta susceptible a dirigir la conducta de los ciudadanos en la generalidad de los casos. En definitiva, ambas normas no contienen el mismo grado de generalidad; en el sistema anglosajón la norma tiene un carácter excepcional,  siendo sólo asimilada cuando la confirman los tribunales. En realidad, al tratarse de una desnaturalización de la norma legislativa se deduce la imposibilidad de codificación del derecho inglés.

Llegados a este punto, nos podemos plantear la importancia del Poder Judicial en el modelo inglés, ya que éste va más lejos del que pueda tener el sistema continental, del que a partir de la codificación comporta un desplazamiento del poder judicial, en favor de la determinación del legislativo. La consecuencia es que la necesidad de independencia del poder judicial inglés ha de ser más marcada que la del modelo continental, ya que de éste dependen las libertades y el buen funcionamiento de las instituciones.

  • ¿Cuáles son las fuentes del derecho en cada modelo?

La primera fuente del derecho en el sistema anglosajón es la jurisprudencia a través de la regla del precedente (Rule of Precedent). Las decisiones de las Altas Cortes de Justicia se imponen sobre las inferiores siendo vinculantes, mientras que los precedentes del resto de tribunales no constituyen precedente obligatorio, aunque sí que tienen carácter persuasivo (lo que en nuestro sistema llamaríamos corriente jurisprudencial). Esta vinculariedad tiene la función de creadora de derecho. Para llevarla a cabo ha de contener siempre la ratio decidendi, donde debe incluir la norma legal que se quiere aplicar, los precedentes vinculantes y el razonamiento jurídico que ha seguido el juez.

En cambio en el modelo continental la jurisprudencia juega un papel secundario, ya que no es fuente del derecho; lo son las normas preestablecidas que emanan del poder legislativo. A pesar de no ser fuente del Derecho, su importancia (y nivel de vinculatoriedad) variará en cada país. En el caso español la jurisprudencia tan sólo tiene un carácter interpretativo de la ley (cuando hay dudas sobre la misma), y sólo crea jurisprudencia a partir de dos sentencias en el mismo sentido por parte del Tribunal Supremo, de los Tribunales Superiores de Justicia de las CC.AA. en materia competencial de las comunidades y el Tribunal Constitucional como intérprete de la Constitución. La única excepción la encontramos al tratar el recurso de casación, pues en este caso sí que la vinculatoriedad de la jurisprudencia es absoluta.

Dicho esto, en el modelo anglosajón la ley no existe en la forma escrita codificada como la conocemos nosotro, sino que es un conjunto de normas legislativas y jurisprudenciales que garantizan las libertades fundamentales y ponen límites al arbitraje de las autoridades. La ley emana del Parlamento mediante las Acts of Parliament, las cuales no tienen otro control que el de la opinión pública (a diferencia del modelo continental, pues las leyes han de estar sometidas a la Constitución). La teoría jurídica clásica inglesa ha considerado la ley como fuente secundaria del derecho, con la función de corregir o complementar el derecho.

Otras fuentes del derecho secundarias, y que en ambos modelos coinciden (salvando las diferencias que pueda haber en la aplicación de las mismas) serían la costumbre, la razón (principios generales del derecho) y la doctrina.

  • ¿Qué papel tiene la Constitución en el derecho inglés?

Inglaterra no tiene constitución escrita, entendida en el sentido formal tal y como la conocemos codificada del modelo continental. Sin embargo sí que podemos hablar de principios constitucionales en el modelo inglés; se derivan del conjunto de documentos escritos, estatutos, sentencias judiciales y tratados, además de otras fuentes no escritas como convenciones constitucionales parlamentarias o prerrogativas reales. Las ventajas de este modelo es su estabilidad a lo largo del tiempo; por el contrario su diversidad de fuentes la convierten en un entramado donde la inseguridad jurídica en materia constitucional es evidente y a menudo insalvable. A pesar de ello, la Supreme Court lleva a cabo funciones que las podemos calificar como constitucionales, por ejemplo la resolución de conflictos competenciales.

Por otro lado, hay que destacar que el control de constitucionalidad en el modelo inglés es difuso, es decir, cualquier tribunal puede considerar inconstitucional una ley. Sin embargo en el modelo continental el control de constitucionalidad es concentrado; tan solo el Tribunal Constitucional puede ejercer de legislador negativo, los jueces ordinarios tan sólo pueden instar a este a que revise la norma a través de una cuestión de constitucionalidad.

  • Hacia el acercamiento entre la Common Law y el modelo continental. ¿Es posible?

El proyecto de construcción europea ha evidenciado la incompatibilidad de ambos modelos, a la vez que debe intentar superar las diferencias, o al menos tratar de armonizarlas. En realidad las dificultades son más descriptivas (y de autoafirmación propia) que normativas. La adhesión de Inglaterra a la UE comporta la asimilación de un orden legal nuevo y emergente, aunque incompleto. El modo de transferirlo a los países miembros suele ser a través de las directivas; decisiones que posteriormente los respectivos parlamentos han de aprobar y aplicar (en el modelo inglés debe ser aceptada y aplicada por los tribunales).

Los estudios comparativos entre ambos modelos indican que a pesar de las enormes diferencias, las soluciones a los temas concretos a los que se llegan con cada modelo acaban siendo muy similares. Esto significa que las diferencias pueden ser salvables. El acercamiento más importante del modelo inglés se produce en el campo procesal civil (Civil Procedure Rules), a través de la reforma Woolf de 1999, en la que se introducen reglas procesales coherentes y que supera la anterior jurisprudencia, ya que dota al sistema de nuevos principios generales (igualdad de oportunidades, celeridad, proporcionalidad…).

Por otro lado en el modelo continental, y por influencia de la legislación comunitaria se inicia un proceso que lo podemos llamar de descodificación. Nos sirve de ejemplo las leyes de protección al consumidor que surge de las directivas europeas y que se incorporan en los derechos nacionales fuera de sus propios códigos (el caso alemán es el ejemplo más claro).

En materia legislativa en el modelo inglés adquiere relevancia a partir de 1992 la abolición de la regla de exclusión británica; a partir de entonces los diarios de sesiones del parlamento (Hansards) fueron admitidos como herramienta interpretativa de las leyes. A pesar de estos avances, el debate en Inglaterra sigue vigente entre políticos y juristas, pues si Inglaterra ha asumido en la práctica (vinculante) los postulados europeos en materia de derechos fundamentales, hay muchas opiniones en favor de crear una propia Constitución. Sin embargo no parece ser la solución a corto ni medio plazo, ya que la realidad política es la de un país tradicionalmente conservador y que siempre tuvo un pie en Europa y otro en EE.UU., haciendo difícil la continentalización de su modelo jurídico.

Otro paso hacia el acercamiento lo deducimos de la práctica jurídica continental: aunque la jurisprudencia no es fuente del derecho, es evidente que cada vez se utiliza más en el argumentario para la defensa de posiciones jurídicas, tanto por parte de jueces como de abogados. Cada vez es más difícil ver como un juez no respeta el precedente, rompiendo la línea doctrinal de jurisprudencia.

Sin embargo ya es más difícil poder hablar de la utilización de jurisprudencia de otros países en casos que afecten a la misma directiva europea. Por el momento las limitaciones normativas en este sentido son mayúsculas. El acercamiento por parte de los estados miembros entre los dos modelos jurídicos al amparo de la Unión Europea no da más de sí. El próximo paso que se debe dar debe venir des de arriba en un paso decidido en la unificación europea. Evidentemente las dificultades políticas son capitales, pues la Unión Europea se ha concebido des de su primer día como un núcleo de potencia económica más que política. La consecuencia es que todas las facilidades de armonización que hay en materia mercantil y de circulación de bienes y personas, se convierten en dificultades cuando se trata de ceder soberanía en materia legislativa. Por eso podemos concluir en que si bien las diferencias entre la Common Law y el derecho continental son más descriptivas que normativas, la armonización en el marco europeo de los dos modelos es asumible tan solo a largo plazo.


Gracias Luis Fernández por tus aportes, dejo el enlace de tu Blog:  http://litigiocritico.blogspot.com.es/2013/08/diferencias-entre-common-law-y-derecho.html


Como hemos podido ver y resumiendo un poco, el derecho anglosajón (Commonwealth) se basa en lo que conocemos por el nombre de Common Law (Ley Común) y es un ordenamiento jurídico basado en la tradición y en la costumbre (en el artículo anterior ya se trató el Derecho Consuetudinario), donde las sentencias judiciales tienen un peso específico a la hora de crear jurisprudencia que no tienen las sentencias de países cuyo ordenamiento jurídico se basa en el derecho romano. Los países seguidores de la tradición romana basan su jurisprudencia en la las leyes, todos los delitos y penas posibles deben estar legisladas, y si no existen en la ley escrita, se crea un vacío legal por el que pueden colarse los criminales.

El Common Law es el sistema jurídico vigente en Inglaterra y en la mayoría de los países de tradición anglosajona, pero también da nombre a toda una tradición jurídica o familia del Derecho.

En un sentido más amplio se habla de Common Law para referirse a aquel sistema legal basado, primordialmente, en las decisiones adoptadas por los tribunales, en contraste con los sistemas de Derecho Civil (Tradición Romano-Germánica), como el nuestro, donde la principal fuente de Derecho es la Ley.

Los jueces del derecho romano pueden interpretar la ley, pero nunca enmendarla y las leyes deberán estar redactadas de la forma más unívoca posible, de modo que no se pueda dar lugar a múltiples interpretaciones, aunque eso casi nunca parece posible. De ahí que un conocido refrán español: Hecha la ley, hecha la trampa.

Como el ordenamiento jurídico de la Common Law surge  del uso y las costumbres,  siendo las sentencias judiciales las que alimentan el propio sistema jurídico, es muy importante que los abogados sean capaces de encontrar sentencias previas favorables a su causa en los casos similares que se lleven entre manos. Esto hace que su ordenamiento sea mucho más dinámico y que pueda adaptarse mucho mejor a las circunstancias concretas y al devenir de los tiempos, sin necesidad de esperar a que los legisladores decidan dedicarse registrar nuevos delitos que engrosen el código penal.

Todo eso, sin embargo, carece de sentido en el ordenamiento jurídico del derecho romano. Los romanos eran gente seria a quienes les gustaba dejarlo todo bien atado, por escrito y para siempre. Cuando se trataba de la ley, los romanos querían saber a qué poder atenerse bien fuera en la Galia o en la Jacetania, ese sistema buscaba la estabilidad legal en todo su imperio. Una ley homogénea y única que perdurase en el tiempo a lo largo y ancho del Mediterráneo. Como se ha dicho anteriormente los anglosajones, en cambio, primaron la interpretación que los jueces hacían de la norma y la costumbre, y a partir de ahí crearon su ordenamiento jurídico, en lugar de dar prioridad a la ley escrita, como ocurre en el derecho romano.

Características

El Common Law (término que no conviene traducir si no es estrictamente necesario), está formado por un conjunto de normas no escritas (unwritten) y no promulgadas o sancionadas (unenacted). Se fundamenta en el Derecho de carácter eminentemente jurisprudencial.

De ahí el dicho comúnmente utilizado por los juristas anglosajones de Remedies precede rights, que podría traducirse por «la acción crea el derecho», y que hace referencia a que son las acciones o los procedimientos judiciales interpuestos antes los tribunales los que dan pie a las decisiones de los jueces que, a su vez, crean el Derecho.

Fuentes del Common Law

Pero, no solo del precedente vive el Common Law. Existen también otras fuentes creadoras de Derecho como son la ley,la costumbre y la doctrina. Éstas son las principales fuentes del Derecho anglosajón:

  1. Judicial Precedent o Case Law: similar a lo que nosotros llamamos jurisprudencia.
  2. Legislation o Statutory Law: las leyes, que pueden ser leyes parlamentarias (Act of Parliament) y disposiciones de tipo reglamentario y la legislación delegada (Delegated legislation) emanada del gobierno central o local, como las órdenes ministeriales (ministerial orders) y las ordenanzas municipales (local by-laws).
  3. Custom: la costumbre, como los usos mercantiles (law merchant)
  4. Books of authority: la doctrina.

Si nos damos cuenta existen diferencias bastante notables, pero no por ello quedan exentas de bastantes similitudes en lo que se refiere al fraude de los certificados de nacimiento en fideicomiso, bajo La Ley Marítima Mercantil o Ley del Almirantazgo, donde todo está sujeto a contrato y comercio hacia tu yo corporativo (hombre de paja – strawman en inglés).

Y esta es la parte que no nos cuentan y que pocos letrados conocen (Quizás los buenos socios de International BAR Association si lo conozcan, hablaremos de esta asociación en otro artículo).

BAR association

No se sorprendan si les digo que ese hombre de paja corporativo no es otro, que usted con su nombre en MAYÚSCULAS  donde le aplican la Capitis Deminutio Máxima (esclavo) a una ficción jurídica o persona jurídica.  Por tanto, la “persona física” vinculada a ese nombre en MAYUSCULAS es el representante legal de la ficción, el cual simboliza un personaje teatral.

Cualquier cambio o pérdida de la situación jurídica que la persona tiene frente a la libertad,  la ciudad y  la familia genera la Capitis Deminutio.

 Clases de Capitis Deminutio

  1.  Capitis Deminitio Maxima: Perdida completa de la personalidad civil. Se pierde por esta pena la libertad y todos sus derechos. Dejas de ser ciudadano,  pierdes la libertad y la situación de familia. Te convierte en un esclavo y sujeto de derecho en todos los sentidos, te pueden embargar y multar.
  2. Capitis Deminutio Media: Consistía en desmejorar la condición social y jurídica de la persona igualmente desaparecen los derechos y estados inherentes al ciudadano. Se pierde la ciudadanía pero se conserva la libertad y la situación de familia. Eres un ser con medios derechos, es decir la libertad y la familia no te la pueden quitar, pero te pueden multar y embargar. Solo eres propietario de ti mismo, no posees nada externo.
  3. Capitis Deminutio Minima: Principalmente era cuando se cambiaba de familia, es decir cuando  la persona sui juris se cambiaba a Alieni Juris, cuando la mujer casada caía ene l In Manus del esposo. Se conserva tu libertad y ciudadanía pero cambia tu situación familiar.

Debemos tener en cuenta que en la actualidad, cada ciudadano es soberano y súbdito al mismo tiempo, ya que contribuye tanto a crear la autoridad y a formar parte de ella. Dando origen a esta, mediante su propia voluntad y por otro lado siendo súbdito de esa misma autoridad, quedando obligado a obedecerla. Se podría decir que como ciudadano eres esclavo de tu propia creación.

Por tanto, la clave reside en la soberanía. Como soberano tienes derechos inalienables y no te pueden aplicar ningun tipo de Capitis Deminutio. Soberano es quien tiene el poder de decisión, de dar las leyes sin recibirlas de otro, es decir, aquel que no está sujeto a leyes escritas, pero sí a la ley divina o natural.

Inalienable proviene de un vocablo latino que hace referencia a algo que no se puede enajenar (es decir, cuyo dominio no se puede pasar o transmitir de un individuo a otro). Lo inalienable, por lo tanto, no puede venderse o cederse de manera legal.

Por eso todos nuestros vienes están registrados al nombre legal (MAYUSCULAS), siendo embargables en caso de no cumplir con las normas de comercio.

¿Recuerdan en el artículo anterior cuando les decía sobre la importancia del lenguaje y el uso de las palabras? Pues ahora es cuando se van a dar cuenta con un pequeño aporte. En un próximo artículo desgranaremos más ese lenguaje.

Significado por el diccionario    de la Real Academia. Significado por el               diccionario jurídico.
PERSONA 1. Del lat. persōnae ‘máscara de actor’, ‘personaje teatral’, ‘personalidad’, ‘persona’.

2. Individuo de la especie humana.

3. Hombre o mujer cuyo nombre se ignora o se omite.

En el ámbito del derecho, una persona es todo ente que, por sus características, está habilitado para tener derechos y asumir obligaciones. Por eso se habla de distintos tipos de personas: personas físicas (como se define a los seres humanos) y personas de existencia ideal o jurídica (grupo donde se agrupan las corporaciones, las sociedades, el Estado, las organizaciones sociales, etc.).

La persona jurídica individual se caracteriza por tener diversos signos o atributos que sirven para definir su figura jurídica. Esos signos o atributos son su nombre, su estado, su capacidad, su domicilio, su profesión y su patrimonio.

La persona jurídica física, individual o natural, es representada por ser humano que teniendo capacidad de querer y de obrar, es susceptible de adquirir derechos y de contraer obligaciones.

Organización de personas y de bienes a la que el derecho reconoce capacidad unitaria para ser sujeto de derechos y obligaciones, como las corporaciones, asociaciones, sociedades y fundaciones.

CIUDADANO 1. adj. Natural o vecino de una ciudad. U. t. c. s.

2. adj. Perteneciente o relativo a la ciudad o a los ciudadanos.

3. m. Habitante libre de las ciudades antiguas.

Un ciudadano es toda persona considerada como miembro activo de un estado titular de derechos civiles, políticos y sometido a sus leyes. ​ Es un concepto sociopolítico y legal de significado variable​ usado desde tiempos antiguos y a lo largo de la historia, aunque no siempre de la misma manera.
NACIMIENTO Acto de nacer: Salir del vientre materno, del huevo o de la semilla. DE LAS PERSONAS JURÍDICAS. La creación y existencia de las corporaciones, asociaciones, establecimientos, etc., comienza con el carácter de personas jurídicas, desde el día en que sean autorizadas por la ley o por el gobierno, con aprobación de sus estatutos, y la confirmación de los prelados en la parte religiosa de las que corresponda.

Miren esta otra definición de nacimiento;

Nacimiento

Es a través de una ficción jurídica como se fundamenta la existencia de las personas jurídicas, la representación o los derechos que se pueden reconocer al que aún no ha nacido. También es una ficción jurídica la conmoriencia y la premoriencia, así como la incorporación de derechos en los títulos de crédito, la moneda y las tarjetas de crédito, etc. Esto nos da entender que cualquier cosa puede ser una persona.

Lo mejor para entender de donde viene todo este montaje de película de vaqueros que han creado como legal, y que han escondido a la sociedad durante muchos años, es ver estos dos videos de Jorge Guerra donde nos cuenta como a través de bulas papales empiezan a dar sus primeros pasos:

Documentos que nos esclavizan al Imperio Romano Vaticano (I. Bulas)                 ¿Sabían que todos los derechos que tiene el poder establecido para promulgar leyes se basan en que El Vaticano se autoproclamó dueño del planeta tierra y de sus habitantes?

Documentos que nos esclavizan al Imperio Romano Vaticano (y II. La Ley del Mar)        La Ley del Mar es el resultado de la modernización o ampliación de las citadas Bulas.

Cabe destacar que hasta la fecha actual, está resultando más fácil reclamar nuestra soberanía individual en los países de la Common Law que en los países del Derecho Romano Germánico, pero no por ello resulta imposible. Y eso es lo que se va a tratar de conseguir aprovechando las similitudes y acercamientos existentes en las dos versiones.

Dejo el enlace al libro de J. Budziszewski, que trata el concepto y uso de la ley Natural que expuse en el artículo anterior.

Lo que no podemos ignorar

Sabiendo todo esto nos damos cuenta de porque la Ley Natural no es muy querida a día de hoy en un juicio e incluso cuestionándose como algo filosófico, porque se les acabaría el chollo de negocio comercial. Por regla general, en un juicio existe un acuerdo económico entre las dos partes…  De ahí la frase de,  “tanto dinero tienes tanto libre eres” – ficción legal corporativa.


Un saludo a tod@s, les dejo el enlace directo del capitulo anterior:                             Derecho y ley – Capitulo 1º

 

A %d blogueros les gusta esto: