Derecho y Ley – Capitulo 1º

Derecho y Ley – Capitulo 1º

Por Ruben de Montalvo

Voy a iniciar una serie de artículos que estarán asignados en la sección de Soberanía de este blogCuyo objetivo es reunificar, en diferentes capitulos, una base de conceptos y lenguaje necesario para poder comprender ciertos conceptos que se iran encontrando al reclamar su soberania.

En esta sección también encontraran documentos, y artículos que se vayan traduciendo de otros blogs extranjeros bastante interesantes en la materia. Junto con algunos de los artículos escritos, con anterioridad, por nuestro compañero Ciruelo  donde les explica claramente el FRAUDE de los Certificados de Nacimiento.

Este primer artículo se basa en el Derecho Natural, Derecho Positivo y Derecho Consuetudinario  junto con  la definición resumida de Ley Eterna, Ley Natural y Ley Positiva. Y aunque les parezca un tostón son conceptos básicos para poder seguir avanzando en nuestra soberanía. Tranquilos que no será muy extenso.

Nota: Si una vez leído este artículo no ha comprendido nada, mejor no reclame su soberanía porque posiblemente no esté conscientemente preparado para ello.



DERECHO NATURAL

El derecho natural es una doctrina ética y jurídica que postula la existencia de derechos humanos fundados o determinados en la naturaleza humana. Propugna la existencia de un conjunto de derechos universales, anteriores, SUPERIORES e independientes al derecho positivo y al derecho consuetudinario.

También se denomina derecho natural a una de las fuentes del derecho o de la justicia junto a la costumbre y el derecho positivo o escrito. No debe confundirse con el iusnaturalismo, un conjunto de pensadores o de escuelas de pensamiento que se inspiran en el derecho natural; el derecho natural se refiere a un conjunto de normas o preceptos que nacen de la misma naturaleza o conciencia humana.

En definición de Johannes Messner, «el derecho natural es orden de la existencia» (Naturrecht ist Existenzordnung). Para Messner, el derecho natural contiene principios específicos y negar esto implica entrar en contradicción con la conciencia humana.

El derecho natural no se encuentra escrito, al contrario que el derecho positivo, sino que emana de la misma especie humana, de la misma condición humana. Es inherente e igual en cada uno de sus miembros independientemente de su posición social, de su etnia y de su nacionalidad, o de toda otra consideración. Las primeras formulaciones modernas del concepto de derecho natural provienen de la Escuela de Salamanca y han sido tomadas y reformuladas por los teóricos del contrato social (Thomas Hobbes, John Locke, Jean-Jacques Rousseau) a partir de la noción nueva para la época de “Estado natural”.

En el cristianismo considera a la moral como algo universal, ya que en la Biblia, específicamente en el Nuevo Testamento, se describe que todos los hombres (incluso los gentilesgoyim) tienen una “ley escrita en sus corazones“, lo que es interpretado como una ley natural que fue dada por Dios, que es manifestada como una moralidad innata, y que constituye la raíz espiritual de la consciencia humana.

Aquí quiero recalcar en la importancia del significado de las palabras y su uso en el lenguaje, que como veremos más a delante una misma palabra no significan lo mismo dependiendo a la entidad que tengamos delante. Como ejemplo se utilizará  gentil (que ha sido mencionado con anterioridad):

En el diccionario de la real academia nos dice;

  1. Que demuestra o se comporta con amabilidad, educación y cortesía.
  2. Que tiene buena presencia.

Mientras que gentil en términos cristianos es sinónimo de pagano y dentro de la colectividad judía, gentil es el individuo o el grupo comunitario que profesa una religión diferente. (O como les gusta llamarnos “cariñosamente” animales y bestias).

En la Edad Media, Santo Tomás de Aquino partirá de la idea de Cicerón reformulando la idea de ley eterna ( ley divina): Dios ha establecido una legislación eterna para el mundo natural y el mundo humano, y eso es lo que conocemos como ley natural. Santo Tomás sostiene en primer lugar que hay un orden de los instintos propios de la especie humana y en segundo lugar que existen fines señalados a aquellos por la naturaleza misma, por ejemplo los de conservación, de nutrición, de procreación, de los instintos de vida comunitaria en la familia y en el Estado.

Cabe destacar que la sede de UNIDROIT (organización del Vaticano que AUTORIZÓ el UCC), la cual hablaremos en otros artículos, se encuentra en el centro de Roma, Italia. Más concretamente en la Villa Aldobrandini (una familia de la Nobleza Negra), entre vía Nazionale y vía Panisperna, donde se encuentra su entrada principal y que casualmente limita con la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino, Angelicum, la cual ofrece títulos de pregrado y postgrado en teología, filosofía, derecho canónico y ciencias sociales, así como certificados y diplomas en áreas relacionadas.


Dejo un video de Jorge Guerra donde expone a la familia Torlonia y Aldobrandini:


El concepto de ley positiva surge del pensamiento de Santo Tomás de Aquino que la define como “La ordenación de la razón dirigida al bien común y promulgada por el que tiene a su cargo el cuidado de la comunidad”.

Según el pensador, la ley positiva es una expresión de la ley natural que, a la vez, es una expresión de la ley eterna viniendo dado por el propio Dios,

En los tiempos modernos, la Constitución o el Código Penal son claros ejemplos de la ley positiva. Variando el fundamento de su legitimidad  porque en la época actual viene dada por el consenso democrático.

Lo que sí se mantiene vigente es el propio concepto de la ley y la esencia misma que la lleva a ser obligatoria en su ejecución.

La ley positiva tiene una serie de propiedades, que se mantienen desde el momento en el que se definió este concepto. Así, la ley positiva ha de ser útil, justa y estable. No puede estar basada en normas que no se puedan cumplir, pues ha de ser físicamente posible y moralmente aceptable. Se tiene que adaptar a las circunstancias actuales, ha de ser necesaria y, tal vez lo más importante, ha de estar dictada en beneficio del bien común de la sociedad.

La ley positiva viene a completar la ley natural, que es la que determina el concepto general del bien y el mal, pero no establece las conductas concretas. En este sentido, el legislador que establece la ley positiva ha de tratar por todos los medios que esta cumpla con los principios básicos de la ley natural. En las circunstancias que esto no ocurre se pueden producir actitudes como la objeción de conciencia que, pese a poder ser no legales, son moralmente aceptables.

 

DERECHO POSITIVO

El derecho positivo (no debe confundirse con Libertad positiva) es el conjunto de normas jurídicas escritas por el órgano estatal que ejerza la función legislativa.

El derecho positivo puede ser de aplicación vigente o no vigente, dependiendo si la norma rige para una población determinada, o la norma ya ha sido derogada por la promulgación de una posterior.

El concepto de derecho positivo está basado en el iuspositivismo, corriente filosófico-jurídica que considera que el único derecho válido es el que ha sido creado por el ser humano.

No solo se considera derecho positivo a la ley, sino además a toda norma jurídica que se encuentre escrita (decretos, acuerdos, reglamentos, etc.).

En este sentido, el derecho positivo descansa en la teoría del normativismo (elaboración del teórico del derecho Hans Kelsensiglo XX-), y que estructura al derecho según una jerarquía de normas (jerarquía normativa).

Desde el punto de vista de otras corrientes de pensamiento jurídico, que no excluyen la existencia del derecho natural o derecho divino, el derecho positivo sería aquel que emana de las personas, de la sociedad, y que debe obedecer a los anteriores para ser justo y legítimo.

En otras palabras el derecho positivo es el derecho que está escrito. A diferencia del derecho natural (inherente al ser humano) y del consuetudinario (dictado por la costumbre), el derecho positivo es impuesto colectivamente a favor de normar la convivencia de las personas, sancionado por las instituciones del Estado conforme a lo establecido en un código común —un cuerpo de leyes escritas— que, a su vez, pueden ser cambiadas por consenso. Se trata de leyes fundamentadas en un pacto jurídico y social.

Como vemos y resumiendo, en el derecho positivo nos vamos a encontrar con la dualidad pragmática en sus dos vertientes, los que alegan que el Derecho Positivo es el único derecho valido y por otra parte los que afirman que el Derecho Positivo se basa en Derecho Natural, con una ley por encima llamada Ley Natural.

 

DERECHO CONSUETUDINARIO

Derecho consuetudinario, también llamado usos o costumbres, es una fuente del derecho. Son normas jurídicas que no están escritas pero se cumplen porque en el tiempo se han hecho costumbre cumplirlas; es decir, se ha hecho uso de esa costumbre que se desprende de hechos que se han producido repetidamente, en el tiempo, en un territorio concreto. Tiene fuerza y se recurre a él cuando no existe ley (o norma jurídica escrita) aplicable a un hecho. Conceptualmente es un término opuesto al de derecho escrito.

– Cabe destacar que son pocos los letrados y autoridades que reconocen este derecho tan importante!!!

También es considerado un sistema jurídico, como lo son el derecho continental y el common law (Que también trataremos en otros artículos). Incluso en algunos países coexiste con ellos.

Un ejemplo de esto es la Constitución no escrita de Inglaterra cuyas fuentes de derecho las podemos encontrar en los grandes textos históricos como la Carta Magna (1215), la Petición de Derechos (1628), el hábeas corpus (1679), la Carta de Derechos (1689) y el Acta de Establecimiento (1701).

Requisitos

El origen del derecho consuetudinario se entierra en los mismos orígenes de lo que entendemos por sociedad. Sin embargo, la doctrina actual ha logrado identificar dos elementos imprescindibles para que una conducta califique como costumbre y tenga efectos jurídicos:

  • Uso repetitivo y generalizado. Solo puede considerarse costumbre un comportamiento realizado por todos los miembros de una comunidad. Se debe tener en cuenta que cuando hablamos de comunidad, lo hacemos en el sentido más estricto posible, aceptando la posibilidad de la existencia de comunidades pequeñas. Así mismo esta conducta debe ser una que se repite a través del tiempo, es decir, que sea parte integrante del común actuar de una comunidad. Difícilmente se puede considerar costumbre una conducta que no tiene antigüedad; una comunidad puede ponerse de acuerdo en repetir una conducta del día de hoy en adelante pero eso no la convierte en costumbre, la convierte en ley.
  • Conciencia de obligatoriedad. Todos los miembros de una comunidad, deben considerar que la conducta común a todos ellos tiene una autoridad, de tal manera que no puede obviarse dicha conducta sin que todos consideren que se ha violado un principio que regulaba la vida de la comunidad. En ese sentido, es claro que existen conductas cuyo uso es generalizado y muy repetitivo pero que no constituyen costumbre en tanto no tienen emparejado el concepto de obligatoriedad. Eso diferencia al derecho de la moral y la religión.

Solo con la confluencia de estos dos elementos es cómo podemos considerar que nos encontramos frente a una costumbre como fuente de derecho y deberes.

 

LEY ETERNA, LEY NATURAL Y LEY POSITIVA

Ahora que ya sabemos el concepto básico de tres tipos de derecho, es hora de resumir la ley Eterna, Ley Natural y Ley Positiva con el único fin de poder familiarizaros con estos términos y su significado. Términos que serán utilizados muy a menudo en los próximos artículos.

LEY ETERNA – Es la ordenación que Dios impone al mundo, al universo y a la sociedad hacia el bien.

– Aunque está fuera del alcance de la razón humana no es ni puede ser contraria a la razón.

– La ley eterna (o ley divina) es el fundamento de la ley natural.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEY NATURAL

 

 

 

Es la expresión en la naturaleza humana de la ley eterna prescrita por Dios para todos los seres creados. La razón humana es capaz de encontrar las obligaciones morales que están inscritas en nuestra naturaleza y guiarnos hacia el bien.

– Dado que la ética tomista se fundamenta en la teología, la ley natural no es sino una proyección de la ley eterna en la razón humana.

– El hombre actúa correctamente cuando sigue la ley natural que le dicta su razón.

– El primer precepto de la ley natural se funda en la noción general de “bien” como aquello que todos los seres apetecen: “Ha de hacerse el bien y evitarse el mal”. Siendo esta es la norma básica que establece el criterio de moralidad al que deben atenerse los actos humanos y a la que se reducen todos los demás preceptos relacionados con las tendencias naturales del hombre.

– Se denomina “natural” porque se trata de una ley basada en la inclinación natural que posee el hombre hacia el bien.

– Es, además, única, inmutable e indeleble, esto es, no puede abolirse ni desaparecer del corazón del hombre, valiendo universalmente para todos los seres humanos. Estas características se refieren solo a los primeros principios y preceptos de la ley natural; en cambio, los preceptos secundarios de la ley natural sí pueden variar, pues su aplicación suele depender de determinadas circunstancias concretas. En este sentido, Santo Tomás señala que el primer principio de la ley natural equivale, en la razón práctica (que se ocupa de conocer el bien), al principio de no contradicción, que constituye el fundamento de la razón teórica (cuyo objetivo es conocer el ente)

 

 

 

LEY POSITIVA

 

 

 

– Es una prolongación de la ley natural, constituye el conjunto de normas morales que le permiten vivir al hombre en sociedad.

– Puesto que se basa en la ley natural, la organización del Estado debe adecuarse a ella y, en última instancia, a la ley divina.

 

 


Legal disclaimer</

EL FRAUDE DEL NOMBRE LEGAL Y LA CONSPIRACIÓN DE LAS LETRAS MAYÚSCULAS.

Por Ciruelo
NOTA: La extensa información aqui publicada se basa en recopilación, tradución, pertenece al esfuerzo de varios hombres (y mujeres), durante mucho tiempo. En el mundo legal, nada ocurre por casualidad, y los pequeños detalles crean las grandes diferencias. El que se usen las letras mayúsculas no es por casualidad, y el nombre legal es un nombre registrado en un registro propiedad del Estado, y el dueño del registro es dueño del bien registrado, por eso el Estado tiene potestad sobre los hijos si los padres no quieren vacunarlos o no quieren enviarlos en la educación obligatoria; si fuese obligatoria no es tan importante imponer una doctrina. Si el Estado quita la postetad de los hijos por estos motivos que no son crímenes, a los padres, es que “él” preasume que es dueño de los hijos, y los padres son Tutores, luego hay los Tutores Legales. Todo tiene que ver con comercio, y los pocos que saben toda esta información, callan, para no dar ideas.
También hay que tener en cuenta que en muchos textos que la gente escribe, no sabe la definición de las palabras, y hacen falta intérpretes; para que uno sea un ser humano independiente hay que saber definiciones exactas, y que los sinónimos no existen, por ejemplo: Explicar no es lo mismo que justificar, lo mismo con legalidad, y licitud, o legal y lícito, ruego comprobarlo todo con diccionario legal, etimológico y de la lengua hasta encontrar aclaración lógica.

Cuando el dinero habla, la verdad calla. Proverbio Chino.

EL FRAUDE DEL NOMBRE LEGAL [1]

Este es tu “yo” legal: muerto y flotando en el agua. Cuando leas este artículo
dejarás de clamar por ser él. Porque no lo eres …

Vamos a intentar explicar y quizás simplificar un poquito más el tema de la trampa que ha construído el estado para esclavizar a la raza humana. Vamos a hablar de en qué se basa la trampa, como lo hicieron y la solución para tomar nosotros nuestro verdadero poder.

La trampa, es una trampa LEGAL, punto. Y legal no significa “conforme con la Ley”, puesto que existe una diferencia fundamental entre legalidad y ley. Es importante diferenciar ambas cosas, porque tendemos a utilizar palabras cuyo verdadero significado desconocemos.

Cuando hablamos de la ley, la gente automáticamente piensa en la legalidad; lo que es legal y lo que es ilegal (Nota del “blogger”: incluso -paradoja bien explícita- en el mundo de la delincuencia se califica de “legal” a quien no interfiere los propios intereses). Eso no tiene nada que ver con lo que es LEY. La Ley no procede del hombre, sino que procede del ORDEN de la creación, puesto que el hombre, los animales y las plantas no pueden intervenir, son sometidos a las leyes (ley natural) indiferentemente de que lo crean o no.

La otra ley es la que puede establecerse entre dos seres humanos a través de un acuerdo y consentimiento mutuo mediante la palabra.

Lo que queremos explicar detenidamente aquí es la trampa mediante la cual han conseguido quitarnos a todos los Seres Humanos nuestros derechos, puesto que los derechos humanos no son reconocidos en ningún juicio o juzgado. La razón es que cuando estamos diciendo ser la “persona legal“ -el nombre en mayúsculas que supuestamente nos identifica ante el juez- el ser que identificamos es un esclavo, un hijo del Estado, un ser muerto, alguien que, fundamentalmente, no existe. Un ser muerto no puede tener derechos, solo tiene tres cosas; servicios, privilegios y beneficios.

¿QUIÉN CREÓ TODA ESTA ESTRUCTURA PARA ESCLAVIZARNOS Y COMO LO HICIERON? 

El certificado de nacimiento, es, en inglés, un BOND (bono o enlace). Un bond es con lo que se comercia en el mercado, una garantía de pago impresa en papel de seguridad, “security paper” o “bond security”. Significativamente, Bond  también quiere decir en inglés pegamento, porque te mantiene vinculado o pegado … a una identidad ficticia.

El nombre legal que está en el certificado de nacimiento es propiedad de la Corona (la Iglesia de Roma), y está inscrito en el libro de los muertos. A ese nombre que designa un ser muerto se le da vida eterna mediante un artificio legal, crean una persona que no tiene vida pero tiene nombre, un nombre legal.

Vamos a clarificar también que es la persona, porque PERSONA viene del latín “per sonare” (“sonar a través de”), y designa la máscara que un actor se pone para interpretar un papel, para encarnar un personaje o “personificar”. La persona legal es ni más ni menos que una máscara, está muerta porque por sí misma no tiene voz, necesita de alguien, que un ser vivo le de voz, clame ser esa entidad muerta.

Al certificado de nacimiento se le llama un BENEFICIO (benefit en inglés), porque convierte a una persona -un nombre, inscrito por la Corona, quien detenta todos los derechos sobre él- en propiedad católica (por eso dicen que todas las calles conducen a Roma).

Abogados, policía, jueces, etc. siempre nos presionan para utilizar (a través del DNI) el nombre legal, sabiendo que no tenemos permiso, pero ellos necesitan que nosotros clamemos ser propiedad suya. Es la única manera en que ellos pueden tener jurisdicción, porque, por ejemplo, un juez nunca va a romper la ley, jamás. Pero si un Ser Humano proclama ser una propiedad que le pertenece al Vaticano entonces el juez va a decir: “…muy bien, este Ser Humano está jugando al juego porque esta clamando ser la persona legal que nos pertenece, entonces ahora podemos aplicar nuestras leyes, nuestra jurisdicción…” Y esta es la jurisdicción de los muertos.

Pero solo pueden aplicarla si es uno el que clama ser la entidad legal. Cuando dejemos de clamar eso que no nos pertenece, ellos no tendrán ningún poder, puesto que nosotros no consentimos en darles ningún poder a ellos. De hecho, el uso de este nombre legal por nuestra parte constituye un fraude, puesto que usamos de algo que no nos pertenece, sino que es propiedad del Vaticano.

Siempre explico la palabra LEGAL: en italiano es “legale” y tiene el mismo significado que legare: ligar/atar, porque la R y la L se pueden intercambiar en ese lenguaje. ¿Y qué es lo que ligan? Ligan al dueño (que es el Vaticano) con su esclavo. Repito de nuevo que ellos nunca van a romper la ley, pero cuando alguien clama ser el esclavo ya tienen el permiso legal para aplicar sus leyes falsas, porque estamos entrando en su juego. Pueden “pegar” el nombre legal a un hombre vivo, porque el nombre legal es una persona muerta y nosotros o la persona que clama se toma como seguridad los instrumentos del nombre legal.

A los ejecutores de esta “legalidad” en inglés los llamamos “magistrate” = magia, magos. Porque eso es lo que hacen en todos los tribunales, hacen magia y el juez va con la túnica negra como la sotana del Vaticano, con lo cual están haciendo su papel de curas, administrando a la Iglesia Católica y utilizando todas la simbología y las palabras con las que están haciendo magia, porque la legalidad en lo que consiste es en quitar la intención del individuo.

Por eso, por ejemplo, si yo hago referencia a algo vamos a decir: “esto se llama anillo” y cuando digo anillo todo el mundo sabe a que nos referimos ¿qué es lo que hace la “legalidad“? lo que hace es decir: “en esta acta anillo significa piedra, y en esta otra acta anillo significa coche“. Entonces nosotros vamos y empezamos a hablar de lo que sea y decimos que “el anillo bla bla bla” donde nosotros nos estamos refiriendo a una cosa concreta, pero ellos han cogido nuestra palabra y le han dado su intención, y le han dado otros significados, ese es el truco, el juego de palabras, es magia, es lo único que hacen.

Nosotros nunca entendemos ¿por qué me pasa esto? ¿por qué me están arrestando? ¿por qué me meten en la cárcel? ¿por qué, si yo no he hecho nada malo? ¿por qué me están pasando estas cosas?, por qué, en definitiva, sufrimos control o autoridad de otros cuando somos hijos de Dios enajenados de su verdadero poder.

De nuevo, es porque al decir que somos el nombre legal, estamos diciendo que somos propiedad suya, entonces ellos no rompen su ley, ellos pueden administrar su propiedad como ellos quieran. Para que nosotros tomemos nuestro poder de nuevo tenemos que dejar de utilizar aquello que no es nuestro, dejar de utilizar esta persona falsa y ser quien somos, nosotros no necesitamos representantes de ningún tipo, no necesitamos un abogado que hable por nosotros. Si yo no he cometido ningún crimen, si yo no he hecho daño a nadie, si no hay ninguna víctima, yo no tengo que saber nada a cerca de las leyes de estas instituciones de estos estados y de otra gente, porque al fin y al cabo ellos son iguales que nosotros, entonces yo no tengo que obedecer las reglas de otro igual mío, jamás, a no ser que yo así lo haya consentido, es decir que hay un contrato de por medio que me vincula por mi propio consentimiento, así que tenemos que dejar la vida de los “papeles” y vivir en la vida real.

Porque los nombres legales no existen en la vida real, yo no tengo un nombre escrito en la cara, yo soy lo que yo quiera ser. Puedo decirte mi nombre cuando a mi me dé la gana y puedo tener vente nombres distintos, de hecho mi padre y mi madre me llaman hijo, mis tíos me llaman sobrino, mis abuelos me llaman nieto, mis amigos me llaman de muchas maneras, entonces yo tengo muchos nombres.

Ante esos nombres el estado no tienen ningún poder, solo con el nombre legal y esto es lo que tenemos que dejar de utilizar, porque al fin y al cabo, cada vez que usamos esta propiedad estamos robando, somos nosotros los que estamos cometiendo el crimen, estamos tomando algo que no nos pertenece, porque eso está registrado y el certificado de nacimiento es prueba de que es propiedad de ellos, de la Corona.

Y la Corona es Católica, no es de Inglaterra, se piensa que es de la Reina pero no es así, es del Papa. Y es así desde el año 1302 con el papa Bonifacio VIII (Benedetto Gaetani), quien proclamó una bula que se llamó Unam sanctam Ecclesiam. Y en “Unam sanctam” reclamaron que “todas las almas son nuestras“, después hicieron otro reclamo y crearon la Corona en 1455, y esta Corona del mundo entero se llama “Romanus Pontifex“, después en 1481, doce años antes de que Cristóbal Colon descubriera América, crearon la propiedad.

En menos de 300 años la Corona creada por el Vaticano reclamó tres cosas: Primero que todas las almas de todos los Seres Humanos les pertenecen a ellos, Segundo todo el planeta les pertenece a ellos, y Tercero todas las propiedades les pertenece a ellos. Y esto lo están consiguiendo fácilmente porque cuando nosotros decimos ser el nombre legal, todo lo que compremos con ese nombre ¡ES PROPIEDAD SUYA! Es obvio ¿no?

Así que básicamente nos tienen engañados desde hace muchísimo tiempo, pero ya es hora de que acabe este engaño. Nos han podido engañar porque desconocíamos la verdad, pero esto ya se acabó. Ahora mismo sabemos la Verdad, sabemos lo que hicieron, sabemos quiénes somos, sabemos que nadie tiene ninguna autoridad sobre ningún otro, porque todos tenemos libre elección y todos somos iguales, entonces tenemos que tomar nuestro poder de nuevo, DEJAR DE ALIMENTAR ESTE SISTEMA, porque el sistema solo puede tener vida mientras Seres Vivos den juego, interpreten a estos seres muertos, y si esto deja de ocurrir NO HAY SISTEMA, entonces ya no hay autoridad, no hay figura autoritaria, nos gobernamos nosotros.

En el tercer reclamo, que es de 1531, en el cual reclamaron las almas en esclavitud, este clamo se llama “el que vive”, entonces el que vive es el nombre legal, no se refiere a los Seres Humanos. Cualquiera puede obtener un certificado de nacimiento, porque solamente hacen falta unos detalles y yo puedo solicitar el certificado de nacimiento de cualquier persona, porque no hay ningún hombre o mujer que estén asociados a la persona legal, entonces hemos pensado, yo he pensado toda mi vida que el nombre que me dieron mis padres con los apellidos ese solo me pertenecía a mí, entonces si yo necesito el certificado de nacimiento, solo yo puedo solicitarlo… pues ES MENTIRA, no me pertenece a mi le pertenece al Vaticano y cualquiera en este planeta puede solicitarlo porque no es propiedad mía y al Vaticano le da igual que sea yo el que de voz a la persona legal, o que sea otro el que de voz a esa persona.

LOS AMOS SOLO NECESITAN QUE ALGUIEN CLAME SER EL ESCLAVO (o que clame ser Ciudadano o Persona que son casi sinónimos).

(Fuente: http://joeknowbody.blogspot.com.es/)

Curiosidades sobre las Mayúsculas.[2]

(…)

La mayúscula de relevancia no está justificada desde el punto de vista lingüístico y la RAE recomienda «evitarla o, al menos, restringir al máximo su empleo, que en ningún caso debe convertirse en norma».

José Martínez de Sousa, autor de la obra Diccionario de ortografía de la lengua española y que suele explicarse con bastante sencillez y cierta ironía, dice de este fenómeno:

Hay, sin embargo, en la utilización de mayúsculas una tendencia que obedece a razones subjetivas. La mayúscula se justifica solamente por el deseo de expresar con ella exaltación, interés personal o colectivo, respeto, veneración, etcétera, que nada tienen que ver, en general, con razones puramente ortográficas. Muchas personas son incapaces de escribir naturaleza, destino, etcétera, con minúscula, porque les parece que no quedan suficientemente destacadas. La exaltación de lo propio por medio de la mayúscula es otro rasgo de esto que vengo exponiendo. Así, en escritos religiosos aparecerán con mayúscula Cruz, Hostia, Sagrada Forma, Misa, San, Fray; en escritos militares, los nombres de las armas y todos los cargos; y así en todo lo demás.

(…)

Ampliación de lo que son las Mayúsculas a Nivel Legal (Ejemplo de EEUU) [3]

por James Hazel
(Editado)

Lo que sigue es una carta al (Oregón) Estado de Registro de Estadísticas Vitales. Parece ser una solicitud de una directiva especial, expedido por el Registro del Estado a los diversos registradores del condado que preparan los certificados de nacimiento. No se deje engañar por las apariencias. El verdadero propósito de la carta es para uso como un foro para exponer una verdad vital acerca de cómo los hombres, las mujeres y los niños se convierten en meros legalmente cosas; Los recursos humanos y materias primas para la explotación de beneficiarse de un número relativamente reducido de beneficiarios de un monopolio del gobierno pervertido. Sea o no el Registro del Estado llena mi solicitud no es importante. No va a cambiar los hechos revelados en la carta. (Rara vez hacer preguntas a un burócrata cuando no sé las respuestas de antemano)!

Después de la carta encontrará reproducciones de las partes pertinentes de dos certificados de nacimiento diferentes: uno emitido en Ohio después del nacimiento de mi hijo, David, y el otro en Oregon emitidos después del nacimiento de mi nieto, Andrew. Ellos le ayudarán al lector a visualizar el hecho de que la “práctica curiosa mezcla de nombres reales con nombres ficticios” no es aplicable sólo a Oregon. Por todo lo que puedo determinar, es practicada por los preparadores de los certificados de nacimiento en todos los estados. Y ha estado sucediendo desde hace al menos 16 años – en todo el país. Sabiendo esto, también se dará cuenta de que la fuente del comando de una “práctica curiosa” de este tipo es a nivel nacional, o incluso el internacional, el nivel. La práctica es sistémica. [Editor; Puede recibir copias de los certificados de nacimiento de autor James Hazel.]

Otra cosa que no se hace perfectamente claro en la siguiente carta es el hecho de que los “nombres” de “personas jurídicas”, tales como corporaciones y “nombres comerciales asumidos,” se escriben en mayúsculas. Puesto que son de ficción o ficticios “cosas” que requieren nombres ficticios. No se debe confundir un nombre ficticio con un alias (alias Dictus).

Resultado de imagen de mayúsculas

“Alias” es cuando uno se conoce por dos o más nombres diferentes. El término se refiere sólo a las personas físicas, no artificiales “personas.” Una persona natural puede ser conocido por todos los nombres que él elige, por cualquier razón legal – o por ninguna razón. Por ejemplo: siempre y cuando él no utiliza nombres diferentes con la intención de cometer un fraude, “James Smith” puede legalmente también se conoce como “John Jones”. Un alias, que es un nombre de una persona física, siempre se escribe con mayúscula.

Por el contrario, “un nombre ficticio es una falsificación nombre, fingida o pretendido tomada por una persona, que difieren en alguna particular, de su verdadero nombre, con la implicación de que se tiene la intención de engañar y confundir” (Black´s Law Dictionary, quinta edición) .

Un nombre ficticio puede ser asumido por una persona física. Pero el “nombre” de una “persona” artificial es siempre un nombre ficticio, y cada abogado se reconoce que los nombres de “personas” artificiales son siempre nombres ficticios.

Los nombres reales siempre se capitalizan, es decir, la primera letra del nombre se capitaliza, y las letras subsiguientes se escriben en minúsculas. Los nombres ficticios son generalmente escritos en mayúsculas, para que puedan ser distinguidos de los nombres reales. Es común que los mecanógrafos que escriben incorrectamente nombres ficticios en el mismo “estilo” como nombres reales. A veces, el error se debe a la ignorancia del escritor, pero a menudo está motivada por una intención de engañar.

El nombre real de nuestro amigo, John Smith está escrito (lo has adivinado!) “John Smith”. “John Smith”, por otro lado, es un nombre ficticio en virtud del hecho de que no se ajusta a la regla de la gramática que requiere la capitalización de los nombres. A excepción de falta de capitalización, se escribe como el nombre de nuestro amigo, y suena la misma cuando se le habla por vía oral. Pero no es el nombre de John Smith. El “nombre” es ficticio en sí mismo, ya que no es un nombre real.

Si John Smith eran para examinar la licencia de conducir en su cartera, y la tarjeta de la Seguridad Social que tiene, su edad de diámetro interno militar, y cada tarjeta, cheque y declaración relativa a su banca, descubriría que ninguno de ellos se encuentra en su nombre. Todos ellos se refieren a nombres ficticios!

Si eso no alarma John – esperar hasta que se entera de que sus hijos y nietos: los naturales, hermosa carne, la sangre y los frutos espirituales de sus lomos – llevan nombres ficticios de las cosas; o “personas artificiales!”

James Hazel
CORREOS. Recuadro 863
Mount Angel OR 97362

LA CONSPIRACIÓN DE LAS LETRAS MAYÚSCULAS: ATANDO CABOS [4]

Pese a los dogmas establecidos por ese tramposo subgénero de la literatura de ficción que llamamos “historia”, la esclavitud nunca fue abolida. Tan solo fue enmascarada bajo complejos códigos jurídico-lingüísticos que resulta extremadamente tortuoso desentrañar. La compleja ficción legal erigida en base a la expropiación de nuestro ser genuino y su suplantación por la “persona jurídica” (corporación) que se designa con nuestro nombre escrito en letras mayúsculas -requisito ineludible para todo contrato- es la clave para entender el sometimiento del ser humano a un poder omnímodo, inextricable y despótico, generador de ficciones destinadas a encadenar el espíritu con grilletes no menos eficaces que los de metal.

Policías, jueces y políticos SABEN que somos esclavos, pero se guardan bien de reconocerlo. Nuestra esclavitud simplemente es ejercida bajo el presupuesto de que no somos seres vivos, protegidos por el Derecho Natural, sino propiedades con un determinado valor económico, mercancía cotizable que garantiza el pago de la deuda del Estado. Como tal mercancía, estamos sometidos a la Ley Marítima o Ley del Almirantazgo, que originariamente regía el tránsito de productos en alta mar. Sus convenciones son aplicadas de forma encubierta a los seres humanos, de modo que el certificado de nacimiento (un documento al que en breve dedicaré una entrada exclusiva) es en realidad la certificación en origen de una mercancía sobre la que se ha calculado el beneficio económico que va a producir a lo largo de la vida laboral del sujeto.

Somos una mera garantía de pago. Que se nos exija la satisfacción de impuestos no es, por tanto, un modo de contribuir a las necesidades comunes, sino el fin mismo de todo el sistema. Trabajamos para que nuestra riqueza sea transferida a una Élite, pero se nos permite el usufructo de aquella parte de nuestra retribución que nos mantiene vivos, productivos y arraigados en el sistema. Es decir, lo suficiente como para tener algo que perder si se nos pasase por la cabeza la menor idea de rebelión.

Puesto que no somos propietarios de la riqueza que generamos, TODA ella nos podría ser exigida por el Estado. ¿Entiendes por qué las quitas sobre los depósitos bancarios, como la efectuada recientemente en Chipre, son, desde el punto de vista del Sistema, absolutamente legítimas? El esclavo no es propietario de nada, todo lo que le rodea pertenece al patrón, y ha de serle devuelto a éste cuando lo exija.

La razón de esta demencial “cosificación” de los sujetos humanos hay que buscarla en lo acaecido en 1933, cuando, a consecuencia de la crisis del 29, E.E.U.U., Colombia y otros estados se declararon en bancarrota. Los E.E.U.U. habían cedido la emisión de moneda a una entidad privada, la Reserva Federal, de la que súbitamente se veían deudores. Como garantía de pago de la deuda contraída, las naciones, reconvertidas en Sociedades de Derecho Privado -así consta cada país en el registro de Washington-, aportaron a sus ciudadanos como aval.

Este régimen de esclavitud está sancionado por las convenciones del Derecho Romano, cuyas reglas, apenas modificadas, continúan esencialmente en vigor. La razón la veremos en breve, al identificar al titular del Sistema. Digamos, para simplificar las cosas, que el Imperio Romano ha sido replicado y continúa rigiendo los destinos del mundo. La nueva Roma es Washington, ciudad erigida sobre siete colinas por quienes firmaron la Declaración de Independencia (como testigos, puesto que esta declaración es un texto sin autor conocido).

Washington D.C. no pertenece a ninguno de los cincuenta estados que oficialmente integran los E.E.U.U.; es una entidad aparte que depende directamente del gobierno federal. Fue fundada el 16 de julio de 1790. En 1791 se oficializó su fusión con la pre-existente Georgetown. Posteriormente, en 1871, se unificaron los gobiernos de estas dos ciudades y del resto de poblaciones del distrito en una unidad, D.C., oficialmente denominada “Distrito de Columbia”.

Washington D.C. es, literalmente, un Estado independiente enclavado dentro de otro Estado. Igual que la “city” de Londres respecto al Reino Unido o el Estado Vaticano respecto a la república de Italia. ¿Casualidad? “Sólo los desinformados creen en la casualidad”. El sello de la Élite preside los tres enclaves, proclamando quiénes gobiernan allí. Y este sello es la figura egipcia del obelisco: una construcción vertical terminada en un prisma (un triángulo para el ojo humano) que los freudianos quieren ver como un símbolo fálico, pero que en realidad es más un dedo que señala al cielo proclamando “Nuestro poder proviene de lo alto”.

Washington es tanto la Roma del Nuevo Mundo como Roma -el Vaticano, más concretamente- es el Washington del Viejo Mundo: la capital de un imperio, el eje de una estructura de poder que conforma las vidas de millones de personas. Sucesivas bulas papales han establecido esa conformación de acuerdo con un interés nada espiritual: no fue el Imperio quien se convirtió a Cristo, sino la Iglesia quien se convirtió al cesaropapismo, con su cabeza visible revestida con los atributos y el título (“Pontifex”, puente entre lo divino y lo terrenal) del Emperador. Esas bulas fueron estableciendo sucesivamente que: 1) toda tierra pertenece al Vaticano (“Unam sanctam ecclesiam”, 1302), 2) todos los bienes de la tierra le pertenecen también (“Romanus Pontifex”, 1455), y finalmente, 3) todas las almas son propiedad del Vaticano (“Aeternis regis clementia”, 1481). Tan abusiva reclamación está justamente amparada por la Ley Marítima: puesto que la humanidad originaria se extinguió con el Diluvio, lo que sobrevivió, la vida emergida de las aguas -el linaje de Noé- es una mercancía de la que puede adueñarse quién la reclama. Y quien la reclamó es la Iglesia de Roma. Toda la riqueza de la tierra -material o espiritual- sigue siendo suya.

¿Comprendes ahora quien es el titular del Sistema?

Hay tres sedes para el Poder Terrenal (Londres, Washington y el Vaticano), pero el titular es quien porta la triple Corona. Y la “Corona” es la fachada que oculta esa realidad, un nombre que invita a pensar en alguna de las concretas monarquías existentes, lo cual es esencialmente un error, una cortina de humo para difuminar a quién sirven las leyes de este mundo, … de nuevo nada metafóricamente: si leemos la página web donde se definen las funciones del Procurador General de los E.E.U.U. aparece escrito que la principal es “la defensa de los bienes e ingresos de LA CORONA”. No de los ciudadanos, sino de una entidad oculta que recibe este nombre, que oculta en realidad el “triregnum” o tiara, tocado papal que preside el escudo del Vaticano; una triple corona con la que durante casi un milenio todos los Papas fueron coronados, tradición que interrumpió Pablo VI donando su tiara personal a la Basílica de la Inmaculada Concepción … de Washington (todo queda en familia). No obstante, Benedicto XVI recuperó el uso de la tiara, pues con ella fue coronado como lo eran los emperadores en Roma.

Las órdenes religiosas han venido siendo los instrumentos del Papado para afirmarse sobre toda la tierra, posesión suya -recordemos- como toda mercancía emergida de las aguas lo es, según la ley marítima, de quien la reclama.

Esta reivindicación se actualiza al ser “descubierta” América. Ante las dudas sobre si el Nuevo Mundo es tierra emergida del del Diluvio o no, Cristobal (“portador de Cristo”) Colón (“Columbi”, “paloma”, símbolo del Espíritu Santo) es enviado a aquellas tierras para RECLAMARLAS (lo paradójico es que los mitos precolombinos al final también relatan un Diluvio, lo que facilita las pretensiones de la Corona).

La apropiación de las gentes va a ser más complicada. Los habitantes de América son pensados como descendientes de Jonitus, hijo de Noé nacido después del Diluvio. Par someterlos, la Iglesia delega en una nueva Orden cuya misma denominación reconoce su carácter de “compañía” (“societas” en latín), de intereses tan terrenales como pudo tener la “Compañía de Indias” británica. Su nombre es tan paradójico como el del “Banco del Espíritu Santo” brasileño. No hace falta nombrarla, ¿verdad?.

Al ser abolida por el Papa dicha Orden en 1774, su misión es transferida a la Orden de los Illuminati, fundada en 1776 por Adam Weishaupt, un discípulo de los jesuítas. Esta nueva orden, sociedad secreta infiltrada en otras sociedades secretas, es el principal gestor del llamado Nuevo Orden Mundial, una redefinición de la esclavitud humana en términos neo-feudales, con las corporaciones comerciales como únicos sujetos de la soberanía política y la gran masa de los seres humanos reducidos a mano de obra con sus facultades progresivamente anuladas por “chemtrails”, transgénicos, fluorización del agua potable y propaganda constante sin posibilidad de análisis ni derecho a réplica.

No es un panorama apocalíptico de lo que está por venir. Es el mundo en el que estamos instalados. Empujados a ser ignorantes, pero con la información que podría liberarnos al alcance de la mano, … si somos capaces de filtrarla de entre el caos al que ha sido deliberadamente arrojada.

Nuevo lavado de cara de las letras mayusculas (cuando la libertad recibe un golpe serio)[5]

Por Bradley Loves

El próximo paso en tener tecnología que “controla” nuestras vidas ya en uso, y está siendo instalada en las nuevas tecnologías de telefonos y computadoras inteligentes. Es la tecnología que lee tus huellas dactilares o huella de pulgar!

Apple ha aparecido con un IPhone e IPad el cual usa tu propia huella de pulgar como código de identificación para “desbloquear” el dispositivio. Parece inofensivo, verdad? Casi como una cosa buena, pero que podria haber malo con esto? Bueno estoe es algo que puede hacerte parar y tomar una pequeña pausa:

Tambien está siendo “planeado” tener gente empezando a usar sus huellas de pulgares/dactilares como un pequello sello oficial para documentos legales, contratos, llamado SIGNET, o firma LEGAL asi puedes hacer pagos con tu dispositivo simplemente presionando tu pulgar en una cierta tecla, o tu puedes “COMPRAR COSAS” en linea, apretando tu pulgar en la misma tecla.

ESTO es tan peligroso para la libertad personal que sobresalta la cabeza, y mucha gente no puede ni siquiera entender el por que! esta historia realmente empieza como mi hermano y yo estabamos celebrando mi cumpleaños y hablando sobre nuevas tecnologías.
Mi hermano vive cerca de San Francisco, CA y trabaja en las industrias “TECNOLÓGICAS”, o las compañías punto-com que estan presentes en todos los lados de ese area de los Estados Unidos. El trabaja con aplicaciones y conoce programar y codificar. Aparentemente, hay varios círculos de hombres y mujeres en dicha industria que les gusta mantenerse en contacto entre ellos, y reunirse en grupos de Twitter y compartir infforación. Ellos se llaman “Techno-philes” o gente que AMA la tecnología.
Estuve hablando sobre el nombre “TODO MAYUSCULAS” y como el gobierno lo usa para atrapar a la gente sin que se den cuenta que son una FICCIÓN. El se sentó alli por unos momentos escuchando cuidadosamenete, entonces alzó sus ojos. “DE ACUERDO, ahora lo tengo, ahora tiene sentido.” el dijo:

El empezó a contarme sobre como la INDUSTRIA BANCARIA está muy interesada en esta nueva tecnología de huella dactilares, que usa la huella del pulgar como firma para pagar por cosas, para hacer compras en linea, e incluso para FIRMAR DOCUMENTOS, simplemente usando un teléfono o algún otro dispositivo.

Aquí es donde se pone interesante:

Un montón de estos programadores de San Franciso, son super genios, y super frikis! Ellos son muy independiente y no les gusta que les digan COMO crear sus programas.Muchos de ellos fueron alcanzados para escribir programas y códigos muy difíciles que “atarían” la huella de una persona, ganada por la tecnología del “print capturing” (captura de huella) de esos dispositivos inteligentes, al actual nombre de la persona.
Algunos de los programadores se encargaron de esta tarea, y finalmente tenían una aplicación trabajando que hacia justamente eso.

Los BANCOS que querian dicha tecnologia, lo enviaron inmediatamente de vuelta de una forma no muy educada, y les dijeron a los programadores y codificadores que, lo que ellos habian desarrollado era totalmente inaceptable para sus propuestas.

Cuando se les preguntó el por que, la respuesta fue simplemente que el nombre de las personas, la cual estaba siendo adjuntada a la huella del pulgar, NO ESTABA TODA EN LETRAS MAYÚSCULAS!!

Cuando varios de los programadores que habian trabajado tan duro en este asunto tuvieron la audacia de preguntar POR QUÉ el nombre de persona tenia que estar en letras mayúsculas y por que eso importaba tanto, se les dijo que se PREOCUPARAN de sus propios asuntos y simplemente hieran las cosas de la forma que se les dijo de hacer, y no preguntar ninguna pregunta.

Como te puedes imaginar, esto hizo agitarse a muchos de los frikis de la tecnología, en la zona, y empezaron a “TWITTEAR” entre ellos preguntando si alguien sabia POR QUÉ el nombre de una persona tiene que estar escrito todo en letras mayúsculas, completamente, y cual era la historia detrás.

Mi hermano me contó todo esto y entonces dijo -“Ahora entiendo por que!!”
El resto de esto se pone incluso mejor. Todos sabemos que ante CUALQUIER contrato pueda ser firmado, una SIGNET (ver diccionario ingles)/FIRMA tiene que tener siempre requerida una marca de CONSENTIMIENTO. Por consiguiente, estos avispados y sigilosos “BANQUEROS” estan realmente intentando colarsela al público aquí.
Lo que están intentando hacer aquí es sustituir la huella dactilar de un ser humano vivo por su Firma!! Esto es MUY GRANDE! y tambien una LOCURA.
Realmente tienes que profundizar mucho en la logica demente y psicopaticca de esto para ver lo que están intentando hacer.

Solo un humano vivo y respirando TIENE una huella dactilar! el NOMBRE TODO EN MAYÚSCULAS es una ficción total, creado por el gobierno, y no tiene nada que ver con un ser humano. Los dos siempre estaban separados! Eso lo sabemos ahora todos. Pero lo que esto esta CONECTADO DIRECTAMENTE el CUERPO de un ser vivo, a la ficción del TODO EN MAYUSCULAS y hacerlos casi totalmente inseparables!

Ellos han quitado ahra una barrera sustancial de lo que era real y lo que era ficción.

Y aqui la trampa! Lo mas que un ser humano usa sus huellas dactilares como su firma (para firmar papeles, cheques, y comprar cosas) lo mas que está CONSINTIENDO que su propio cuerpo físico  NO ES MAS QUE UNA FICCIÓN. Lo cual le hace un esclavo, y una pieza de propiedad (o propiedad), y nada mas.
Esta tecnología no es mas que una trampa, una gran trampa!

Una pena en las compañias de tecnologia por trabajar con los AVISPADOS BANQUEROS. Una pena en ellos!!
http://jhaines6.wordpress.com/2014/11/05/the-all-caps-name-gets-a-face-lift-while-freedom-takes-a-serious-hit-by-bradley-loves/

Si fueramos inteligentes,no permitiríamos a dichos dispositivos, o a lo mejor para ellos que entienden la trampa de esclavismo, demandar nuestro nombre en letras minúsculas, o simplemente no aceptarlos. Eso molestaría un montón a los Avispados Banqueros. No tendrían apenas ventas; no ventas, no hay beneficios!

Fuentes:

http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2016/03/el-fraude-del-nombre-legal.html [1]

http://www.jotdown.es/2015/06/ante-la-duda-minuscula/ [2]

https://educacionlibreysoberana.wordpress.com/2016/09/07/varios-conceptos-legales-persona-residente-propia-persona-y-las-letras-mayusculas-flujo-de-poder-etc/%5B3%5D

http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2014/03/la-conspiracion-de-las-letras.html [4]

ALL CAPS NAME – New Banking twist

[5]

Otra info: https://www.rae.es/sites/default/files/Ortografia_Esencial_0.pdf

http://www.eldiario.es/catalunya/educacion/Familias-Generalitat-retirado-denuncian-proteccion_0_536146962.html

http://www.desarrolloscreativos.net/escribir-todo-en-mayuscula