Basura plástica recorriendo el mundo en contenedores


Hola amigos os voy contar una historia de esas que se leen en los periódicos pero que como nunca relacionamos las noticias por estar separadas en el tiempo suelen pasar desapercibidas y no causan revuelo.

SE DESCUBRE EL PASTEL, noticia aparecida Sábado 10 de septiembre de 2011

Basura de Valencia acaba en Brasil

La Fiscalía y la Aduana brasileña investigan el destino de seis contenedores de residuos plásticos que salieron de Valencia el pasado 23 de julio y que habían sido importados por una empresa de Farroupilha, en Rio Grande do Soul 

J. SIERRA VALENCIA
La Aduana de Brasil y los servicios sanitarios de este país han intervenido e inmovilizado en el puerto de Itajaí 60 toneladas de residuos plásticos almacenados en seis contenedores que habían sido embarcados en el puerto de Valencia el pasado 23 de julio. La Fiscalía de este país investiga ahora el destino de los residuos que supuestamente deberían ser derivados al reciclaje, aunque las autoridades brasileñas creen que los plásticos iban dirigidos a alguno de los “depósitos sanitarios”-vertederos- situados en la localidad de Farroupilha, en el estado de Rio Grande do Soul, donde tiene su sede la empresa importadora.
Una investigación iniciada como consecuencia de la pestilencia que desprendían los contenedores, ha permitido descubrir la existencia de un tráfico irregular de residuos procedentes de Europa y con destino al país sudamericano.
En el caso de los contenedores embarcados en Valencia, los residuos han seguido un largo periplo de miles de kilómetros a través de los puertos de Livorno, Vado Ligure, Lisboa, Genova, Barcelona, Rio de Janeiro, Santos, Buenos Aires y Montevideo antes de acabar en Itajaí, uno de los principales puertos de Brasil.
El material había sido importado por una empresa de Farroupilha a través de una importadora uruguaya cuyo nombre no ha trascendido. Las autoridades brasileñas no han confirmado tampoco quien es el “exportador” de los residuos. Sin embargo, miembros de la aduana brasileña subrayaron la presencia en los residuos de etiquetas identificativas de Ecoembes, el Sistema Integrado de Gestión (SIG) responsable de gestionar los envases y embalajes mediante acuerdos con las comunidades autónomas y los municipios.
Ayer fue imposible contactar con los representantes de esta empresa-su centralita cortaba todas las llamadas- que tiene un convenio firmado con la Generalitat Valenciana y que opera a través de plantas de reciclaje privadas situadas en Alzira, Castelló, Elx, y Picassent.

“Moho, babosas y moscas”
La “Receita Federal”, equivalente a la Administración de Aduanas, intervino el pasado 23 de agosto seis contenedores depositados en el puerto de Itajaí, a donde habían llegado procedentes de Valencia tras hacer escala en otros ocho puertos.
Según la Aduana del Puerto de Itajaí, el material podía tener un destino lícito si realmente estuviera destinado al reciclaje. Sin embargo, las balas de plástico PET con las que estaba identificada la carga no reunían las mínimas condiciones sanitarias. Según informaciones de prensa en Brasil, la pestilencia de los contenedores hizo que fueran separados del resto de la carga e inspeccionados más tarde.
Un informe elaborado por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) declaró que el material identificado como el plástico de desecho para reciclaje tenía “moho, babosas y moscas” y su reciclado, según estas fuentes, era “inviable”. Una vez asimilado a basura su importación es considerada ilegal en Brasil.

La basura volverá a Valencia
Ahora, la “Receita”, en colaboración con Anvisa y el Instituto Brasileiro do Meio Ambiente e dos Recursos Naturais Renováveis (Ibama), colaboran para expedientar a la empresa que compró la basura en Brasil por un presunto delito contra la salud y el medio ambiente. La sanción podría ascender a 2 millones de reales (860.000 euros).
Por otra parte, las autoridades brasileñas han confirmado las gestiones para la devolución de la carga a España, presumiblemente a Valencia, “lo más pronto posible”

SE COMIENZA A INVESTIGAR Martes 13 de septiembre de 2011

Ecoembes tilda de delito el envío de residuos a Brasil y abre una investigación 

La gestora asegura que la empresas con las que opera están obligadas por contrato a tratar el plástico en sus propias instalaciones

J. SIERRA VALENCIA Ecoembes, la empresa responsable del Sistema Integrado de Gestión (SIG) de los envases y residuos de envases en España ha abierto una investigación oficial para “esclarecer” cuanto antes y depurar responsabilidades por el envío a Brasil de seis contenedores de residuos plásticos cuya recuperación y reciclaje estaba tutelado por esta institución.
Un portavoz oficial de Ecoembes aseguró ayer que no tienen “relación alguna” con la carga de 60 toneladas de residuos plásticos, que salió desde el puerto de Valencia el pasado 23 de julio y que arribó el 23 de agosto al puerto brasileño de Itajaí tras pasar por 10 puertos distintos y recorrer 10.519 millas náuticas.
El portavoz recordó la existencia de contratos que condicionan tanto a las empresas dedicadas a la recuperación como a las que reciben los envases para su reciclaje. En este sentido, la compañía asegura que las empresas con las que Ecoembes consorcia la gestión del residuo están obligadas a reciclar el producto dentro de sus propias instalaciones por lo que la exportación o envío a otras empresas o países de residuo en bruto es un incumplimiento de contrato y una “ilegalidad”, según dijeron.
Pese a admitir “falta de información”, la compañía manifestó ayer a través de un comunicado remitido a Levante-EMV su interés por “depurar responsabilidades y emprender sus correspondientes acciones legales”.
“Ecoembes ha decidido iniciar una investigación para detectar la procedencia de material con el fin de aclarar este incidente lo antes posible”, aseguraba el comunicado.
Entre otras medidas, añadía la nota, Ecoembes se ha puesto en contacto con el Ibama (Instituto Brasileño do Meio Ambiente e dos Recursos Naturais Renovaveis”.
También la Generalitat Valenciana, con quien Ecoembes mantiene un convenio marco para la gestión de los envases, se ha interesado por la investigación en marcha.

Prácticas prohibidas
Según Ecoembes, su actividad se rige por criterios de “transparencia”. “Nuestras relaciones con los recicladores y los contratos que se mantienen con las 95 plantas de selección de envases de España, prohíben, de forma tajante, este tipo de prácticas.
Los recicladores que tienen firmados contratos con Ecoembes tienen la obligación de reciclar en sus instalaciones el material que llega de las plantas de selección o directamente desde los contenedores amarillos, “por lo que no pueden hacer transacciones con el material no tratado”, aseguraron los portavoces del SIG.
Otra cosa es el destino que se da al PET (Tereftalato de polietileno) una vez recuperado como materia prima. Aquí ya entran las leyes de mercado y puede venderse en cualquier sitio”, dijeron.
“Existe mucho interés por aclarar lo ocurrido”, aseguró el portavoz, “aunque ni siquiera estamos en condiciones de saber si los residuos se generaron en Valencia. Pudieron llegar de otra comunidad y embarcarse en ese puerto -el de Valencia-“, aseguraron
Al respecto, las imágenes que llegan de Brasil no son de gran ayuda aunque en Ecoembes esperan que la colaboración del Ibama permita identificar las etiquetas que figuran en las pacas de plástico. En una de ellas se aprecia el nombre de una empresa que opera varias instalaciones de recogida y plantas de selección de residuos en la Comunitat Valenciana.
Además del nombre de la compañía figura también la leyenda “RSU”, (Residuos Sólidos Urbanos), el tipo de producto, “PET” y el nombre de un emplazamiento concreto, pero que resulta prácticamente ilegible.
El embalaje utilizado descarta que el plástico proceda de una planta de recicladores o de los contenedores amarillos. La etiqueta “RSU” indica que se trata de un “residuo” procedente de una instalación donde la basura de los contenedores de la fracción “resto”-donde habitualmente se depositan las bolsas de residuos doméstico sin reciclar- es sometida a un proceso de selección-manual o automática- para separar los materiales aprovechables.

Detenciones en las semanas previas al descubrimiento

La irregularidades en la gestión de los residuos son también objeto de controversia en Brasil, un país con estrictas normas medioambientales pero que vive la presión de su propio desarrollo económico y una enorme disponibilidad de recursos naturales -incluidas grandes extensiones de terreno- que facilitan la construcción de depósitos de residuos. La Fiscalía de este país ha detectado irregularidades en adjudicaciones, presiones a los políticos y agresiones al medio ambiente. Nada diferente a lo que ocurre en España. Existe también una emergente industria del reciclaje. Sin embargo, en las últimas semanas se ha hablado mucho en el estado de Rio Grande do Sul del municipio de Farroupilha, una localidad de más de 60.000 habitantes donde se encuentra la empresa que “importó” los residuos de plástico embarcados en Valencia. Al descubrimiento de los seis contenedores conteniendo 60 toneladas de residuos hay que sumar la detención, dos semanas antes, de dos personas vinculadas a la gestión de un vertedero en este municipio por aceptar residuos para los que no estaba autorizado. Grupos ecologistas que operan en el estado brasileño dijeron a este diario que no hay acreditada una relación entre ambos casos.

SE IDENTIFICA A LA EMPRESA Sábado 17 de septiembre de 2011

Identifican a la empresa valenciana que envió el residuo plástico a Brasil

Ecoembes remite el informe a la conselleria de Infraestructuras y Medio Ambiente, que debe decidir ahora si existe una infracción 

J. SIERRA VALENCIA Los técnicos de Ecoembes, el Sistema Integrado de Gestión (SIG) responsable de la recuperación de los envases etiquetados con el punto verde en España, han identificado en colaboración con las autoridades brasileñas el origen de las 60 toneladas de residuos plásticos intervenidos en el puerto brasileño de Itajaí.

Oscar Martín, director de materiales y tratamientos de Ecoembes, confirmó ayer la existencia de un “responsable” aunque se negó a facilitar la identidad de la empresa. No obstante, añadió que el informe había sido remitido a la conselleria de Infraestructuras y Medio Ambiente, lo que confirma el origen valenciano de los residuos.

Al parecer, las etiquetas que llevaba el material (FCC-Campello) y los registros de los contenedores facilitados por las autoridades brasileñas han permitido seguir el viaje de los residuos en sentido inverso.
El pasado 23 de marzo, la Aduana brasileña intervenía en Itajaí 6 contenedores que contenían 60 toneladas de residuos de plástico procedentes del puerto de Valencia. Las autoridades sanitarias brasileñas aseguran que el material no es reciclable y se han comprometido a remitirlo de nuevo a Valencia.

Según Óscar Martín, a partir de ahora es la conselleria quien debe investigar si existe algún tipo de infracción y abrir, en su caso, un expediente. “A nosotros se nos ha provocado un perjuicio al vincularnos a una acción ajena por completa al SIG y por ello adoptaremos medidas” contra el exportador, que habría incumplido su compromiso de entrega a Ecoembes.
Ahora, la conselleria esta obligada a investigar si se trata de un tráfico ilegal de residuos que se ha hurtado a su control o una “exportación” de restos de plástico.

A la pregunta de si existía un mercado negro de estos residuos propiciado por la subida de precio del PET reciclado, el representante de Ecoembes se limitó a afirmar que el mercado “es soberano”, matizando que el circuito de recuperación del SIG tiene ya un precio ajustado y está obligado a desarrollarse en territorio nacional.
Por su parte, un portavoz de la conselleria de Infraestructuras y Medio Ambiente eludió pronunciarse y negó ayer que Ecoembes hubiera remitido un informe.

Dos mares, 11 puertos y 10.519 millas
Agentes de la Hacienda Federal de Itajaí, un puerto situado al sur de Brasil intervinieron el pasado 2 de septiembre 6 contenedores que contenían 60 toneladas de residuos de plástico llenos de moscas, moho y babosas procedentes del Puerto de Valencia. Antes de llegar a Brasil, los contenedores habían pasado 40 días desde su embarque en Valencia en un recorrido que les llevo por 11 puertos a través de 10.519 millas náuticas. Las autoridades brasileñas han anunciado que obligarán a devolver la maloliente carga a su lugar de origen: Valencia

Y NO SE HACE ABSOLUTAMENTE NADA Sábado 01 de octubre de 2011

El informe oficial descarta sanciones por el tráfico de residuos a Brasil

El Seprona y la Conselleria de Infraestructuras concluyen que no hay delito ni infracción administrativa

J. SIERRA VALENCIA El informe elaborado por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil y los servicios de Inspección de la Conselleria de Infraestructuras, Medio Ambiente y Territorio sobre los 6 contenedores de residuos procedentes del Puerto de Valencia descubiertos en Brasil ha concluido sin que pueda inferirse la existencia de un delito.

Ni siquiera existe una falta administrativa, según asegura el director general de Calidad Ambiental Vicente Tejedo, por lo que no cabe la intervención de la Generalitat Valenciana.
La Aduana de Brasil y los servicios sanitarios de este país intervinieron e inmovilizaron en el puerto de Itajaí 60 toneladas de residuos plásticos alojados en seis contenedores que habían sido embarcados en el puerto de Valencia el pasado 23 de julio.
Según la documentación intervenida por las autoridades brasileñas, los residuos estaban declarados como balas de plástico con destino a su transformación en placas de PET para la fabricación de nuevos envases, aunque este extremo no está acreditado.
El plástico viajó comprimido en balas con la etiqueta de Ecoembes, el Sistema Integrado de Gestión (SIG) que tiene un contrato con la Generalitat Valenciana para la gestión delegada de los envases y residuos de envases.
Según Vicente Tejedo, el plástico aparecido en Brasil tiene la condición administrativa de material reciclado, “no de residuo” y “escapa” a las competencias del departamento autonómico.
Esa es, en esencia, la conclusión a la que han llegado las autoridades valencianas en colaboración con el Seprona tras recibir información de Ecoembes sobre la procedencia de los residuos de plástico y seguir su trayectoria hasta que fueron embarcados.
“El plástico procedía de una planta de tratamiento de la Comunitat Valencianas y al parecer fue la propia Ecoembes la que no se quiso hacer cargo de ese material porque entendía que presentaba deficiencias o no alcanzaba los mínimos de calidad que exige”, explicó Vicente Tejedo.
Las balas de plástico con la etiqueta de Ecoembes que situaba su procedencia en la planta de FCC en Campello (Alicante), fueron remitidas a un transitario con el que, al parecer, según Tejedo, mantienen un contrato “comercial”.
Vicente Tejeda sostiene, de acuerdo a sus informes, que no existe nada “irregular” en estas transacciones y aventura que la intervención de la Fiscalía y las autoridades sanitarias y de medio ambiente de Brasil actuaron es porque la carga “llegó en malas condiciones”.
El episodio ha puesto de manifiesto la existencia de un tráfico de residuos de plástico via marítima hacia Brasil y otras potencias económicas emergentes.
Además del transitario responsable del envío a Brasil, la conselleria de Medio Ambiente ha inspeccionado en las últimas semanas instalaciones en las que se acumulan los residuos de plástico antes de su embarque en contenedores. Sin embargo, apuntó Tejedo, la competencia medioambiental solo obliga a comprobar que el depósito reúne unas condiciones mínimas. La conselleria ha interpuesto una sanción de 300 euros a una de estas empresas por deficiencias “leves”.

CONCLUSION:

RECICLA Y ASI ALGO DE TI VERA MUNDO

Bueno, es broma…Y ESTE TEMA ES MUY SERIO.

Entérate de a donde van a parar gran parte de los plásticos que consumimos en este podcast mio

El desagüe de los 5 giros de plástico

Un comentario en “Basura plástica recorriendo el mundo en contenedores

  1. Lo malo es que seguramente irá a parar a un vertedero del tercer mundo. Yo hace años que no reciclo. Me niego a ser un esclavo de esta gentuza: pagas el envase y se lo vuelves a dar para luego volverlo a pagar y…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s