Teosofía: Eliphas Levi, Krishnamurti y la religión del NWO II


Venimos de Teosofía: Eliphas Levi, Krishnamurti y la religión del NWO I

Cuando hace unos días les puse el estupendo video de Zona de Conspiración (ZC) que nos mostraba al Doctor Extraño, un hechicero de magia negra, pudieron ver como le decían que en Shamballa encontraría la sabiduría.

En un largo y documentado articulo de ZC podemos leer referente a la nueva era, los falsos maestros ascendidos y la teosofía:

En el prefacio de su libro (La Reaparición del Cristo y los Maestros de Sabiduría), Creme afirma que su carrera se inició en el ocultismo a través de un estudio de la obra de Wilhelm Reich y el uso de los acumuladores de orgón. Llegó a ser “consciente de, y extremadamente sensible a las corrientes de energía.” Continúa en el prefacio de La Reaparición de Cristo : “Yo también empecé a leer, he leído, entre otras, las obras teosóficas de H.P Blavatsky y Leadbeater;. Gurdjieff, Ouspensky y Nicoll, Paul Brunton, Patanjali, Alice Bailey y enseñanzas Agni Yoga; Swamis Vivekananda y Yogananda, Sri Ramana Maharishi, cuyo camino de auto-conocimiento he seguido”

La siguiente es una colección de citas de Creme de su libro, La Reaparición del Cristo y los Maestros de  Sabiduría (1980). Si lo que dice es cierto, entonces la infiltración del gobierno por parte de agentes Luciferinos ya es una realidad hoy en día. Estos agentes, se nos dice, son dirigidas por la Jerarquía de Maestros Ascendidos y están trabajando juntos para traer el Nuevo Orden Mundial delante de nuestras narices.

“A partir de estos grupos ya existentes (Nueva Era) en todos los campos de trabajo – político, religioso, social, científico, educativo y cultural – se formó un núcleo que serán entrenados directamente por el propio Maestro. Poco a poco se hará efectiva en busca de ayuda y asesoramiento de los organismos gubernamentales, y su poder efectivo para influir en las decisiones gubernamentales se incrementará. Por consiguiente, pueden sentar las bases directamente del Nuevo Orden Mundial.”

“Posiciones administrativas y gubernamentales se ofrecerán a algunos miembros del grupo interno que después podrán aplicar directamente los cambios necesarios. De esta manera una transformación gradual de la sociedad se hará .”

“La Jerarquía tiene planes ya elaborados y listos para su ejecución. Estos incluyen la reconstrucción del orden mundial financiero y económico. Un grupo de altos iniciados, economistas, empresarios y expertos financieros de gran experiencia y logros, están trabajando con la Jerarquía y han desarrollado una serie de modelos, planes alternativos relacionados entre sí, que va a resolver los problemas que son la base de la actual crisis mundial. Estos pueden y se aplicaran rápidamente cuando la necesidad se vea y acepte, que la aceptación se verá obligada a las Naciones Unidas del mundo por el peso de la opinión pública informada de ahora. Los gritos de ayuda y justicia de las naciones pobres y hambrientas serán demasiado fuertes y demasiado dramáticos para ignorarlos. La etapa entonces será fijada para que cristo de a conocer su presencia y la lidere a la humanidad a la experiencia de acuario.”

Según Benjamin Creme, Los Maestros Ascendidos viven en una dimensión que se cierne sobre el desierto de Gobi (Shamballa), y son guiados por Sanat Kumara, que el teósofo Dane Rudyar denomina “Rey Satán”. El mundo ha sido constantemente infiltrado por los teósofos, con lo que ellos creen que es la conciencia que altera la “luz” con el fin de prepararnos para la unidad necesaria para recibir a Sanat Kumara como nuestro líder mundial y verdadera identidad espiritual.

El próximo avatar esperado que permitirá superar la brecha entre el misticismo del oeste y el oriental supuestamente será Maitreya, que es uno de los mayores Kumaras, que dará paso a la amplia recepción de Sanat Kumara.

Creme dice que el aspecto de Dios al que aspiramos es el Logos de nuestro planeta, que se nos encarna como Sanat Kumara, en Shamballa. Él es nuestro “Padre …. En la próxima era mucha, mucha gente va a ver a Sanat Kumara como Dios y tomaran la tercera iniciación …. Cuando usted toma la tercera iniciación ves a Dios, como Sanat Kumara, el “Señor del mundo” , que es un ser físico real en materia etérica de Shamballa “.

Fuente: Benjamin Creme (portavoz del maestro ascendido Maitreya) en su libro Reaparición del Cristo y los Maestros de Sabiduría.


Todo este tema de los maestros ascendidos es tan solo un cuento chino que por desgracia ha calado en multiples sectores de la población. Yo les muestro aqui debajo una de sus orlas, pero hay toda una pléyade de ellas dependiendo de si la disciplina que practiquemos sea yoga, reiki, sanación, curanderismo, siete rayos, kuthumi o cualquiera de las religiones donde se cree en este tema sean oficiales como la budista o hinduista o  la creencia en el arcangel Miguel o la famosa hermandad blanca. Sea como fuere en algunas orlas faltan unos y sobran otros…

No me explico como no aparece en todos estos panfletos la señora Blavatsky, quizás sea debido a que se curo una pierna herida a base de cataplasmas de cachorro de perro. Sí, la creadora de la nueva era de paz y amor se colocaba un emplaste con cachorro triturado recién nacido…en forma de aceites se utilizo hasta el siglo XVIII como podemos leer en esta tesis doctoral sobre farmacopea paginas 279 y 280.

Fuente: Peter Washington, El Mandril de Madame Blavatsky, pág 53


Pocas han sido las menciones sobre Krishnamurti en este blog, y fueron para bien. Para quien no sepa quien fue este personaje, diríamos que fue alguien rescatado prácticamente de la calle y que gracias a la teosofía escalo hasta Instructor del Mundo. La creación de un mesías, de un maestro espiritual, de uno de los mayores gurús de la nueva era no es algo sencillo, cuesta mucho tiempo y dinero.

Hay un libro que recomiendo leer si queréis saber de verdad que se cocía (y cuece por desgracia) en la teosofía, se titula El mandril de la Blavatsky. Recomiendo leer este articulo mío y este otro donde les mostraba a Annie Besant la heredera del liderazgo de la teosofía que siguió a la señora Helena Blavatsky.

Esa alta sociedad occidental y/o norteamericana fue la que elevo el concepto de pacifismo hacia las nubes de la nueva era, curiosamente gente “supuestamente” escéptica y “agnóstica” como Aldous Huxley cuyo  abuelo T.H. Huxley acuñó la palabra «agnóstico» para definir los problemas de la religión que no pueden resolverse ni tampoco abandonarse”.

Fuente: Peter Washington, El Mandril de Madame Blavatsky, pág 303

Fuente:  N. Annan, Leslie Stephen, The Godless Victorian, University of Chicago Press, 1984, pp.232-33


Como no podia ser de otra manera la gente que realmente manda siempre tendrá en la palma de su mano a los que podrán influir sobre otros, los mass media incluidos, novelistas y actores incluidos.

Fuente: Peter Washington, El Mandril de Madame Blavatsky, pág 299


Ni que decir que la teosofía siempre fue algo tan difícil de digerir como las disparatadas historias de su creadora Helena Blavatsky, una creación que nació aparentemente de manera accidental pero con todos los ingredientes para ser un guiso del NWO.

Fuente: Peter Washington, El Mandril de Madame Blavatsky, pág 32 y pág 58


Masones, cabalistas, espiritistas, curanderos, espías y satanistas paladistas como el secretario de Mazzini…el monstruo nacía con todas las cabezas posibles y se extendió como la pólvora por todo el mundo. Teniendo entre sus filas a gente tan relevante como el inventor del béisbol el general Abner Doubleday, curiosamente un invento masónico al igual que el futbol.

Fuente: Peter Washington, El Mandril de Madame Blavatsky, pág 63


Grandes de su tiempo como la poetisa Ella Wheeler Wilcox, el colaborador de Darwin Alfred Russel Wallace y el inventor Thomas Edison fueron teósofos (la lista es interminable) y se dispusieron en forma de logias al igual que los masones.

La teosofía recibió un duro golpe cuando la Society for Psychicah Research una supuesta organización que actuaba con neutralidad científica encabezada por un grupo de intelectuales de Cambridge (en el que figuraba el presidente de la SPR, Henry Sidgwick profesor de filosofía en el Trinity de Cambridge centro esotérico de la realeza inglesa por excelencia, y Frank Podmore, uno de los fundadores de la Sociedad Fabiana) descubrió que las supuestas cartas “materializadas” (supuestamente aparecían de la nada) por la sra Blavatsky provenían del mas acá y no del mas allá. Dicha sociedad sigue existiendo en nuestros días, sin mucho éxito…aparentemente los números de la LOTO no entran en su rango de investigación pero utilizar a Saturno y al tridente como logo si les va…

Logo SPR. Fuente: Wikipedia

Logo SPR. Fuente: Wikipedia

Fuente: Peter Washington, El Mandril de Madame Blavatsky, pág 87

 No. Lo siento, ni la teosofía era un invento para buscar la verdad sobre Dios ni la sra Blavatsky es la heroica aventurera que nos vendían en este programa emitido por TVE2 y dirigido a los parroquianos cultos que estudiaban filosofía en la UNED. Curiosamente un video subido por Nueva Acrópolis…lo cual ya nos dice mucho de lo que podemos esperar.

 

Y es que esta gente parece pegarle a todos los palos del mal. Por ejemplo otro de los grandes gurús de la teosofía y creador de la hermandad blanca, el señor Charles Webster Leadbeater un sacerdote católico que decidió fundar su propia iglesia, la Iglesia Católica Liberal. Parece que el nombre ya sugería las inclinaciones pedófilas del señor Leadbeater.

Fuente: Peter Washington, El Mandril de Madame Blavatsky, pág 123,124

 Los escándalos entre la cúpula de los teosofistas eran la comidilla de la prensa amarillista…
Fuente: Peter Washington, El Mandril de Madame Blavatsky, pág 223

Y sobre el futuro maestro ascendido Maitreya, la selección tuvo que ser muy interesante…
Fuente: Peter Washington, El Mandril de Madame Blavatsky, pág 129

La hermandad blanca sigue adoctrinando a cientos de miles de personas por todo el mundo, y este video supongo sera retirado en cuanto se den cuenta de que lo he incluido aqui. Aqui podemos ver al señor (obispo) Leadbeater junto a Annie Besant una de las impulsoras del  feminismo a escala global y a Krishnamurti.

Una ya anciana Annie Besant que vivía a cuerpo de rey…aconsejando a las jovencitas de la época que lo mejor era el amor libre

…y que como en las antiguas tradiciones paganas ejercía de sacerdotisa encendiendo las piras de las ofrendas. (dicho esto de forma simbólica, je, je, je)

Estos mismo personajes están detrás por ejemplo de la refundación de los Rosacruces, el llamado Temple de la Rosa Cruz en 1912.

Como Leadbeater, Wedgwood echaba de menos los ritos anglocatólicos y la teosofía le pareció muy poco colorista. En 1912, trató de animar la cosa fundando el Temple de la Rosa Cruz, un renuevo del rosacrucismo con un complicado ritual supuestamente inspirado por el Maestro conde de Saint-Germain. (Nota de UTP. Un maestro ascendido y con una historia digna de novela)
Fuente: Peter Washington, El Mandril de Madame Blavatsky, pág 140

Sea como fuere en todo este gran engaño en que consistió la teosofía solo parece salvarse Krishnamurti. En este video podemos su primer discurso grabado y quizás el mas importante.

En la segunda toma, lee lo que él mismo dijo en su discurso de la disolución de la Orden de la Estrella, un discurso que en el futuro marcará el antes y el después de la historia de las religiones.

Fuente: http://galaxio.blogspot.com.es/2009/07/primer-video-de-krishnamurti-leyendo-el.html


 

Y es que Krishnamurti fue el único que no pidió ser como llego a ser. Desarrolló el autoconocimiento por méritos propios.
Este discurso que dejo planchados a propios y extraños y en el que no he remarcado ningún punto porque todo él, de principio a fin es interesante. Curiosamente lo he capturado de una de las webs que vende el producto Krishnamurti de la nueva era y fíjense lo poco que les parece importar ya que contenía dos faltas gramaticales básicas.

Discurso de disolución

La Orden de la Estrella de Oriente fue fundada en 1911 para proclamar el advenimiento del Instructor del Mundo y Krishnamurti fue designado máximo dirigente. El 3 de agosto de 1929, día de la apertura del Campamento Anual en Ommen, Holanda, Krishnamurti disolvió la Orden ante tres mil miembros. Este es el texto completo del discurso que pronunció en aquella ocasión.

Esta mañana vamos a hablar de la disolución de la Orden de la Estrella. Muchos se alegrarán y otros se sentirán más bien tristes. Esta no es una cuestión de regocijo ni de tristeza, sino que es algo inevitable, como voy a explicarlo. Seguramente recordarán la historia, cuando el diablo y un amigo caminaban por una calle y vieron frente a ellos cómo un hombre se detenía y recogía algo del suelo, lo miró y lo guardó en su bolsillo. El amigo le preguntó al diablo: «¿Qué recogió ese hombre?». «Recogió un trozo de la Verdad», le contestó el diablo. «Eso es entonces mal negocio para ti», dijo su amigo. «Oh, no, en absoluto», replicó el diablo, «voy a dejar que la organice».

Sostengo que la Verdad es una tierra sin caminos, y no es posible acercarse a ella por ningún sendero, por ninguna religión, por ninguna secta. Ese es mi punto de vista y me adhiero a él absoluta e incondicionalmente. La verdad, al ser ilimitada, incondicionada, inabordable por ningún camino, no puede organizarse; ni puede formarse organización alguna para conducir o forzar a la gente a seguir un sendero particular. Si desde el principio entienden eso, entonces verán cuan imposible es organizar una creencia. Una creencia es un asunto puramente individual, y no pueden ni deben organizarla. Si lo hacen, se convertirá en algo muerto, cristalizado, en un credo, en una secta, en una religión que debe imponerse a los demás. Esto es lo que todo el mundo trata de hacer. La Verdad se empequeñece y se transforma en un juguete para los débiles, para los que están sólo momentáneamente descontentos. La Verdad no puede rebajarse, es más bien el individuo quien debe hacer el esfuerzo de elevarse hacia ella. No pueden traer la cumbre de la montaña al valle; si quieren alcanzar la cumbre de la montaña, deben cruzar el valle, subir la cuesta, sin temor a los peligrosos precipicios.

De modo que esta es la primera razón, desde mi punto de vista, por la que debe disolverse la Orden de la Estrella. A pesar de esto, probablemente crearán otras Órdenes, seguirán perteneciendo a otras organizaciones que buscan la Verdad. Yo no quiero pertenecer a ninguna organización de tipo espiritual; por favor, comprendan esto. Puedo utilizar una organización que me lleve a Londres, por ejemplo, esa es un tipo de organización diferente, es simplemente mecánica, como el correo o el telégrafo. Puedo utilizar un automóvil o un buque para viajar, tan sólo son mecanismos físicos que nada tienen que ver con lo espiritual. De nuevo sostengo que ninguna organización puede conducir al hombre a la espiritualidad.

Si para este propósito se crea una organización, se convertirá en una muleta, en una debilidad, en una servidumbre que por fuerza mutila al individuo y le impide crecer, establecer su unicidad, que consiste en descubrir por sí mismo esa Verdad absoluta e incondicionada. Por tanto, esa es otra razón por la cual he decidido, como máximo responsable de la Orden de la Estrella, disolverla; nadie me ha persuadido para que tome esta decisión. Esta no es ninguna gran proeza, porque no quiero seguidores, y lo digo en serio. En el momento en que siguen a alguien, dejan de seguir a la Verdad. No me preocupa si prestan o no prestan atención a lo que digo; quiero hacer cierta cosa en el mundo y voy a hacerlo con resuelta determinación. Mí único interés es una cosa esencial: Hacer que el hombre sea libre. Deseo liberarlo de todas sus jaulas, de todos sus temores, y no crear religiones, nuevas sectas, ni establecer nuevas teorías o filosofías. Como es natural, me preguntarán por qué recorro el mundo hablando constantemente. Les diré por qué razón lo hago. No por qué desee seguidores, no por qué desee un grupo especial de discípulos selectos. [¡Cómo les gusta a los hombres ser diferentes de sus semejantes, por ridículas, absurdas o triviales que puedan ser sus distinciones!] No quiero alentar ese absurdo. No tengo discípulos ni apóstoles, ya sea en la Tierra o en el reino espiritual. Tampoco es la tentación de dinero, ni tampoco me atrae el deseo de vivir una vida cómoda. ¡Si quisiera llevar una vida cómoda no vendría a este Campamento ni viviría en un país húmedo! Estoy hablando con toda sinceridad porque quiero que esto quede claro de una vez por todas; no deseo que estas discusiones infantiles se repitan año tras año.

Un periodista que me entrevistó, consideraba un acto grandioso disolver una organización en la cual militan miles y miles de miembros. Para él, era una gran acción, porque me dijo: «¿Qué hará usted después, de qué vivirá? No tendrá seguidores, la gente dejará de escucharle». Con que sólo haya cinco personas que escuchen, que vivan con sus rostros mirando hacia la eternidad, será suficiente. ¿De qué sirve tener miles que no comprenden, que están por completo embalsamados en prejuicios, que no quieren lo nuevo, sino que prefieren traducir lo nuevo para que se ajuste a sus propias personalidades estériles y estancadas? Si hablo enérgicamente, por favor, no me malinterpreten, no es por falta de compasión. Si acuden a un cirujano para operarse, ¿es una falta de amabilidad si al operarle le causa daño? De la misma manera, si hablo con claridad no es por falta de verdadero afecto, sino todo lo contrario.

Como he dicho, sólo tengo un propósito: Hacer que el hombre sea libre, impulsarlo hacia la libertad, ayudarle a romper todas sus limitaciones, porque sólo eso le dará la felicidad eterna, le dará la realización de sí mismo libre de condicionamiento.

Porque soy libre y no tengo condicionamiento, todo, no una parte, no lo relativo, sino toda la Verdad que es eterna, deseo que aquellos que buscan comprenderme sean libres; no para que me sigan, no que hagan de mí una jaula para convertirla en una religión, en una secta. Más bien deben liberarse de todos sus miedos: del miedo de la religión, del miedo de la salvación, del miedo de la espiritualidad, del miedo del amor, del miedo de la muerte, del miedo de la vida en sí misma. Así como un artista pinta un cuadro porque se deleita al pintarlo, porque es su propia expresión, su gloria, su satisfacción, de la misma forma yo hago esto, y no porque quiera nada de nadie. Están acostumbrados a la autoridad o a la atmósfera de autoridad, y creen que les conducirá a la espiritualidad. Creen y esperan que otro, por sus extraordinarios poderes, por un milagro, podrá trasportarles al reino de la eterna libertad que es la Felicidad. Toda su perspectiva de la vida se basa en esa autoridad.

Me han escuchado durante tres años sin que haya surgido ningún cambio, salvo en unos pocos. Ahora, consideren lo que estoy diciendo, sean críticos para que puedan comprenderlo completa y fundamentalmente. Si buscan una autoridad para que les conduzca a la espiritualidad, automáticamente se obligan a construir una organización alrededor de esa autoridad. Pero por la creación misma de esa organización, la cual creen que ayudará a esa autoridad para que les guíe a la espiritualidad, quedarán atrapados en una jaula.

Estoy hablando con toda franqueza, por favor, recuerden que es así, y no desde la dureza, la crueldad o el entusiasmo de mi propósito, sino porque quiero que comprendan lo que estoy diciendo. Esa es la razón por la que están aquí, y sería una pérdida de tiempo si no explicara claramente, con decisión, mi punto de vista. Durante 18 años se han preparado para este acontecimiento, para la venida del Instructor del Mundo. Durante 18 años se han organizado, han esperado a alguien que viniera a darles una nueva dicha a sus corazones y mentes, que transformara toda su vida, que les diera una nueva comprensión; a alguien que les elevara a un nuevo nivel de la vida, que les diera un nuevo estímulo, que les hiciera libres, ¡y miren lo que está sucediendo ahora! Consideren, razonen por sí mismos y descubran de qué forma esa creencia les ha hecho diferentes, no hablamos de diferencias superficiales como llevar una insignia, lo cual es trivial y absurdo. ¿De qué forma una creencia como esa ha eliminado todas las cosas no esenciales de la vida? Esa es la única manera de valorarlo: ¿En qué forma son más libres, mejores, más peligrosos para cualquier sociedad basada en lo falso y lo no esencial? ¿De qué forma los miembros de la Organización de la Estrella son diferentes? Como decía, durante 18 años se han preparado para mi venida. No me preocupa si creen o no que soy el Instructor del Mundo, eso tiene muy poca importancia. Desde el momento en que pertenecen a la Organización de la Orden de la Estrella, han dado su apoyo, su energía, aceptando que Krishnamurti es el Instructor del Mundo, parcial o totalmente; totalmente para aquellos que realmente están buscando, y sólo parcialmente para aquellos que están satisfechos con sus propias medias verdades.

Durante 18 años se han preparado, y miren cuántas dificultades tienen para comprender, cuántas complicaciones, cuántas cosas triviales. Sus prejuicios, sus miedos, sus autoridades, sus nuevas o viejas iglesias, todas estas cosas, sostengo, son una barrera que impide la comprensión. No puedo decirlo de forma más clara. No quiero que estén de acuerdo conmigo ni que me sigan, sino que comprendan lo que digo. Esa comprensión es necesaria, porque sus creencias no les transformarán, sólo les complicarán porque no están dispuestos a afrontar las cosas como son. Lo que desean es tener sus propios dioses, nuevos dioses en lugar de los viejos, nuevas religiones en vez de las viejas, nuevas formas en vez de las viejas; todas cosas inútiles, barreras, imitaciones, muletas. En lugar de las viejas distinciones espirituales tienen nuevas distinciones espirituales, en lugar de los viejos cultos tienen nuevos cultos. Todos dependen de algún otro para su espiritualidad, para su felicidad, para su iluminación; y aunque durante 18 años se han estado preparando para mi venida, cuando digo que todas estas cosas no son necesarias, cuando digo que deben descartarlas y deben mirar dentro de sí mismo para la iluminación, para la gloria, para la purificación y la incorruptibilidad del ser, ninguno de ustedes está dispuesto a hacerlo. Puede que haya unos pocos, pero muy, muy pocos. ¿Para qué, entonces, tener una organización?

¿Por qué personas falsas, hipócritas me han seguido, siguen la encarnación de la Verdad? Recuerden, por favor, que no estoy diciendo las cosas con dureza o crueldad, sino que hemos llegado a una situación en la que deben afrontar las cosas tal como son. El año pasado dije que no transigiría; en aquel momento muy pocos me escucharon. Este año lo expongo con toda claridad. No se cuántos miles en el mundo, miembros de la Orden, han estado preparándose para mi venida durante 18 años, sin embargo, ahora no están dispuestos a escuchar incondicional y totalmente lo que digo.

Como decía antes, mi propósito es hacer que los hombres sean incondicionalmente libres, porque sostengo que la única espiritualidad es la incorruptibilidad del propio ser, que es eterno, que es la armonía entre la razón y el amor. Esa es la absoluta e incondicionada Verdad que es la Vida misma. Deseo, por tanto, que el hombre sea libre, que se regocije como el pájaro en el cielo claro; libre de toda carga, independiente, inamovible en esa libertad. Y yo, para aquellos que se han estado preparando durante 18 años, ahora les digo que deben liberarse de todas las cosas, liberarse de sus complicaciones, de sus enredos; y para esto, no necesitan ninguna organización basada en una creencia espiritual. ¿Por qué tener una organización para cinco o diez personas en el mundo que comprendan, que trabajan, que han desechado todo lo trivial? Y para los débiles, no puede haber ninguna organización que les ayude a encontrar la Verdad, porque la Verdad está en cada uno de nosotros; no está lejos ni cerca, está eternamente ahí.

Las organizaciones no pueden hacernos libres. Ningún hombre desde fuera puede hacernos libres; ningún culto organizado ni el propio sacrificio para una causa puede hacernos libres; ni formar parte de una organización o dedicarse a un trabajo puede hacerles libres. Utilizan una máquina para escribir su correspondencia, pero no la ponen en un altar para adorarla; sin embargo, esto es lo que hacen cuando las organizaciones se convierten en su principal interés.

«¿Cuántos miembros tiene?» Esta es la primera pregunta que me hacen todos los periodistas. «¿Cuántos seguidores tiene? Dependiendo del número decidiremos si lo que dice es verdadero o falso». No sé cuántos miembros hay, no estoy interesado en esto. Como dije, con que un sólo hombre se liberara, sería suficiente.

Además, tienen ustedes la idea de que tan sólo ciertas personas posee la llave del Reino de la Felicidad. Nadie la tiene; ninguna autoridad tiene esa llave. Esa llave es el propio ser de cada uno, y únicamente en el desarrollo, en la purificación y la incorruptibilidad de ese ser, está el Reino de la Eternidad.

Así pues, se darán cuenta de lo absurda que es toda la estructura que han construido buscando ayuda externa, dependiendo de otros para su propio bienestar, para su propia felicidad, para su propia fortaleza. Estas cosas sólo pueden encontrarlas dentro de sí mismos.

¿Para qué pues tener una organización?

Se han acostumbrado a que les digan cuánto han avanzado, cuál es el grado de espiritualidad que tienen; ¡qué bobada! ¿Quién, sino ustedes mismos, puede decirles si son hermosos o feos internamente? ¿Quién sino ustedes mismos puede decir si son incorruptibles? No son serios en estas cosas.

¿Para qué pues tener una organización?

Pero aquellos que realmente deseen comprender, que traten de descubrir lo que es eterno, caminarán juntos con mayor intensidad, y serán un peligro para todo lo que no sea esencial, para las irrealidades, para las sombras. Se unirán y serán como una llama porque habrán comprendido. Debemos crear un grupo así, y ese es mi propósito. Debido a esa verdadera comprensión habrá verdadera amistad. Debido a esa verdadera amistad, que al parecer no conocen, habrá verdadera cooperación de parte de cada uno. El motivo no será ninguna autoridad, ninguna salvación, ningún sacrificio por una causa, sino porque realmente han comprendido y, en consecuencia, son capaces de vivir en lo eterno. Esto es más grande que todo placer y todo sacrificio.

De modo que estas son algunas de las razones, después de haberlo considerado cuidadosamente durante dos años, que me han llevado a tomar esta decisión. No se trata de un impulso momentáneo; nadie me ha persuadido, no me dejo persuadir en cosas como estas. Durante dos años lo he pensado con calma, cuidadosamente, pacientemente, y he decidido disolver la Orden, puesto que soy el máximo responsable. Pueden formar otras organizaciones y esperar a algún otro. Esto no me concierne, como tampoco me concierne crear nuevas jaulas y nuevas decoraciones para esas jaulas. Mi único interés es hacer que los hombres sean absolutamente, incondicionalmente libres.

………………………………………………..

 

Hago mia su ultima frase. Sean libres y liberen a todos los que puedan.

Publicado a las 11 y 11 de noviembre (11) de 2016

 

3 comentarios en “Teosofía: Eliphas Levi, Krishnamurti y la religión del NWO II

  1. Disuelve la Orden, y esto le da un cierto estatus cara a la galería, pero las intenciones de los teósofos, que perpetuaron la programación del hipnótico Krishnamurti, siguen estando patentes en su “Discurso de disolución”, que considero podría resumirse tal que así: “Haz lo que quieras”.

    Assalamu alaikum

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s