Fukushima y la aldea nuclear III


Detrás de los muros de la prisión

A raíz de los bombardeos atómicos estadounidenses de Hiroshima y Nagasaki, que acabaron con la vida de más de 200.000 personas en agosto de 1945, y la rendición formal de Japón un mes después, las fuerzas de ocupación al mando del general Douglas MacArthur no perdieron tiempo en olfatear presuntos criminales de guerra como parte de la justicia del vencedor, al estilo yanqui.

El primer puesto de los criminales de guerra, “Clase A”, se aplica a las personas en los máximos órganos de decisión en Japón, que se creía que habían participado en la puesta en marcha y / o la realización de la guerra contra las potencias aliadas. Entre los que estaban exigiendo abiertamente los americanos se encontraba Shoriki, el presidente del periódico Yomiuri, en la clase A estaban tambien enemigos de toda la vida de Shoriki, los de la izquierda política japonesa y, aunque parezca increíble, algunos del propio personal editorial del magnate de la prensa en el Yomiuri Shimbun.(13) Considerado durante mucho tiempo a ser algo así como un “dictador” dentro de su papel, (14) Shoriki se enfrentaba ahora a un motín grave de su tripulación en un momento muy delicado en la historia de Japón. En diciembre de 1945, fue arrestado por las fuerzas de ocupación estadounidenses y enviado a la prisión de Sugamo, famosa prisión en el centro de Tokio como un preso mas.

Las docenas de iniciales sospechosos  de cometer crímenes de guerra Clase A en la prisión crearon un virtual “quién es quién” de la mayoría de la élite de los medios políticos, militares y empresariales japoneses. Shoriki fue colocado en el pabellón 2-B de la prisión, justo enfrente de un prominente industrial que había sido jefe de la poderosa corporación Nissan.(15) Como barón de los medios, Shoriki imponía respeto, incluso detrás de las rejas. El sacerdote budista encargado de asesorar a los criminales de guerra acusados ​​en el penal recordó: “Sr. Shoriki, ex presidente del ‘periodico Yomiuri : “Yo lo conocia de dos o tres veces asistir a los banquetes dados por el Sumo Sacerdote, habiamos asistido como asesores en diversas materias. Él [Shoriki] seguía siendo tan vigoroso como siempre. . . “(16)

George Herman Ruth, uno de los ídolos del béisbol de Estados Unidos, invitados por Shoriki para jugar delante del público japonés en los años 1930, tenía poca simpatía por su antiguo patrón. “Ese vago [Shoriki] parecía una muy buena persona,” Babe Ruth, ahora retirado del béisbol, dijo al conocer la noticia del encarcelamiento de Shoriki en Tokio. “Supongo que era demasiado bueno, vamos a pensar en ello. Todos, cualquiera de esos tipos hicieron fue ceder ante nosotros, y aun así, deben haber tenido un cuchillo en su kimono [sic] “(17) Ruth incluso se quejó de que los jugadores de beisbol norteamericanos habían sido engañados durante su gira por Japón una década antes:” Shoriki no nos pago lo que se comprometió a pagar. La mayoría de nosotros gastamos más dinero en Japón que ganamos. “(18)
Como Shoriki y los otros languidecían en prisión sin saber su destino, los EE.UU., por lo menos en las primeras etapas, continuó con su plan de “reforma” de Japón, dando una alta prioridad al fortalecimiento de las instituciones democráticas y los derechos del individuo. (sic nota de UTP)

Sugamo Prison on 22 December 1948

Pero una cosa divertida sucedió en el camino a la democracia: paralelamente, el gobierno de los Estados Unidos, bajo el paraguas de la Doctrina Truman del presidente Harry Truman, avanzo en una “dirección contraria” en Japón. Desde 1947 hasta 1948 en adelante, la prioridad de EE.UU. comenzó a cambiar lejos de promover la democracia hacia la lucha contra el comunismo. Las fuerzas de ocupación del general MacArthur en Tokio ahora buscaban “fortalecer, no castigar” a los líderes japoneses de la derecha a fin de asegurar a Japón como un aliado clave en especial en contra de la influencia regional de China comunista. (19)

La Guerra Fría estaba empezando y de un dia para otro los EE.UU. habían pasado de purgar sus enemigos a la derecha política durante la guerra en Japón para purgar los de la izquierda. Organizaciones ultraderechistas japonesas e incluso la yakuza, el sindicato del crimen de Japón, se estaban convirtiendo en herramientas útiles para las autoridades de ocupación estadounidenses en la supresión del crecimiento del movimiento social del trabajo organizado y la disidencia política liberal, incluso en los medios de noticias japoneses. (20)

Y así fue que el magnate de derecha de los medios Matsutaro Shoriki salió de las puertas de la prisión de Tokio el 1 de septiembre 1947 (veintiún meses de prisión mas tarde y sin cargos de crímenes de guerra presentados contra el.(21) Shoriki y muchos de sus compañeros criminales japoneses sospechosos tras la guerra  desarrollaron un trabajo mucho más útil a los Estados Unidos que estar tras los muros de la prisión.

La televisión y los “Átomos para la Paz”

En el verano de 1951, con el fin oficial de la ocupación estadounidense de Japón a la vuelta de la esquina, Shoriki y otros presuntos criminales de guerra japoneses liberados fueron retirados finalmente de la “lista de purga” como criminales de guerra por el general MacArthur y ahora eran libres para reanudar sus vidas públicas . Shoriki recibido su perdón, el 6 de agosto, el sexto aniversario de la bomba atómica de Hiroshima. Al día siguiente, se fue a trabajar en su próximo gran proyecto: establecer la primera televisión comercial de Japón. (22)

En esta aventura, Shoriki contaba con el cálido apoyo de los miembros conservadores del Congreso de los EE.UU., que, al igual que sus homólogos de derecha en Japón, al parecer vieron los medios de comunicación no como una manera de informar o educar a las masas japonesas afectadas por la pobreza, sino más bien como un medio para alimentar esencialmente al público japonés con un flujo constante de mensajes pro-norteamericanos de progreso y desarrollo en la posguerra.

Aliado clave de Shoriki en el Congreso de EE.UU. para esto fue Karl Mundt, un senador republicano de Dakota del Sur. Desde la década de 1940, Mundt había servido como miembro activo del Comité de Actividades Antiamericanas (HUAC) que investigaba las sospechas de infiltración comunista en toda la sociedad norteamericana. Durante ese mismo período, Mundt empujó un proyecto de ley en el Congreso en 1948 que se convirtió en ley, la creación de la Voz de América onda corta , un programa de radio de propaganda.(23) Pero Mundt tenia un sueño aún más grande: el uso del creciente medio de la televisión para realizar transmisiones de la VOA en todo el mundo, incluso en Japón, como una manera de contrarrestar la creciente amenaza global “roja”. Mundt llamó a su gran plan “Visión de América.” (24)

Karl Mundt Senador de los estados Unidos por South Dakota

 

 

Fue entonces cuando Hidetoshi Shibata, un conservador popular, comentarista amigo del ambiente americano de radio en Nippon Hoso Kyokai (NHK, la emisora ​​pública de Japón) y un ex reportero de uno de los periódicos Yomiuri bajo las ordenes de Shoriki, el que finalmente conectó a Mundt y Shoriki.(25)

El 14 de agosto, sólo una semana después de serle concedido el perdón a Shoriki por ser sospechoso de crímenes de guerra hacia Estados Unidos, Mundt, en una conferencia de prensa en Washington DC acompañado de un miembro del parlamento de Japón, anuncia planes para reunir un equipo de tres “expertos” estadounidenses y volar a Japón la semana siguiente para firmar los planes para esta nueva emisora de TV japonesa.(26) Otra semana más tarde, los lados japoneses y estadounidenses se reunen en Tokio y trabajan en los detalles: se acordó que en lugar de hacer que esta nueva cadena de televisión formase parte de la cadena “Visión de América ” de Mundt en todo el mundo, sería una red de propiedad y financiación totalmente japonesa, en parte con la intención de transmitir la programación de la “Voz de América” y las  emisiones de radio dentro de Japón. (27)

Shoriki había recuperado parte de su antigua posición como el mayor accionista del periódico Yomiuri, y ahora había persuadido a los jefes de sus diarios archirrivales, el Asahi liberal y el Mainichi, para unirse a el periódico conservador Yomiuri  en la colocación de capital conjunto de alrededor de ¥ 2,000,000,000 ($ 25 millones) para el nuevo canal de televisión. Shoriki también utilizó sus conexiones de alto rango en las instituciones gubernamentales y financieras japonesas para fortalecer aún más el apoyo a la nueva emisora de TV,promocionando la red de televisión como que potencialmente podía atraer a tres millones de espectadores japoneses dentro de los cinco primeros años. (28)

Edificio con las oficinas centrales de Nippon Television Network Corporation en Tokio

En julio de 1952, apenas tres meses después de que la burocracia de ocupación de los EE.UU. había empacado sus maletas y regresado a casa, a la nueva cadena de televisión Nippon (NTV) se le concedió su licencia de emisión por los reguladores de los medios de comunicación japoneses. Shoriki se convirtió en el primer presidente de NTV (solo existia esa TV en Japón, nota UTP) en octubre de 1952, y en agosto de 1953, la estación estaba en el aire con los programas de televisión en blanco y negro. Ahora era sólo una cuestión de hacer llegar el mensaje a las masas.

Notas

13. “1000 preguntas de prueba para publicar” New York Times, 30 de octubre de 1945; véase también Sano, Kyokaiden [vol. 1], 438-44.

14. “Presidente Yomiuri defiende acciones en pelea interna,” Asahi Shimbun, 29 de noviembre de 2011,http://ajw.asahi.com/article/behind_…J201111290056b .

15. Shinsho Hanayama, El Camino de la Liberación: tres años con los criminales condenados japoneses de guerra (Nueva York: Hijos de Charles Scribner, 1950), 4; véase también Partner, ensamblado en Japón, 73-74.

16. Hanayama, El Camino de la Liberación, 5.

17. “Ex-Pal Ruth Celebraba como Jap [sic] Criminal de guerra“, Washington Post, 6 de diciembre de 1945 15.

18. Ibid.

19. Departamento de Estado de Estados Unidos, “Hitos 1945-1952: Guerra de Corea y la recuperación de Japón,” Korean War and Japan’s Recovery – 1945–1952 – Milestones – Office of the Historian .

20. David E. Kaplan y Alec Dubro, Yakuza-La Cuenta explosivo de Japón Underworld Penal (London: Futura Publications, 1987), esp. 69-71, 75-78. Libro desaparecido (nota UTP), se puede comprobar su existencia aquí.

21. Edward Uhlan y Dana L. Thomas, Shoriki: Miracle Man of Japan-A Biography (New York: Exposition Press, 1957), 181-82.

22. Simon Partner, ensamblado en Japón: Electrodoméstico y la fabricación del Consumidor japonés (Berkeley: University of California Press, 1999) pág 83.

23. Ibid., 78-79. 24. Ibid., 84. 25. Ibid., 78. 26. Ibid., 83-84.

27. Sano, Kyokaiden [vol. 2], 449, véase también Partner, ensamblado en Japón, el 84.

28. Simon Partner, ensamblado en Japón, 84 a 86.

La historia sera publicada en varios capítulos de aquí hasta el domingo 20 de abril. Saludos.

Fukushima y la aldea nuclear I

Fukushima y la aldea nuclear II

Fukushima y la aldea nuclear III

Fukushima y la aldea nuclear IV

Fukushima y la aldea nuclear V

Fukushima y la aldea nuclear VI

 

7 comentarios en “Fukushima y la aldea nuclear III

  1. Pingback: Fukushima y la aldea nuclear I | Un Técnico Preocupado

  2. Pingback: Fukushima y la aldea nuclear II | Un Técnico Preocupado

  3. Pingback: Fukushima y la aldea nuclear IV | Un Técnico Preocupado

  4. Pingback: Anónimo

  5. Pingback: Noticias de Japón, resumen semanal del 14 al 20 de Abril del 2014 | Contra el New World Order

  6. Pingback: Fukushima y la aldea nuclear VI | Un Técnico Preocupado

  7. Pingback: Fukushima y la aldea nuclear V | Un Técnico Preocupado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s